Verteporfina

Acción terapéutica.

Tratamiento fotodinámico de la regeneración macular asociada con la edad.

Propiedades.

Es un agente compuesto por dos radioisómeros que se activan con la luz (láser) en presencia de oxígeno y que se emplea como terapia fotodinámica en la degeneración macular. A raíz de la activación lumínica, verteporfina genera radicales libres que provocan daño sobre el endotelio vascular y oclusión vascular. Este daño libera factores vasoactivos procoagulantes a través de la lipo-oxigenasa (leucotrienos) y la ciclo-oxigenasa (tromboxano) seguido de vasoconstricción, coagulación fibrinal y agregación plaquetaria preferentemente en la neovasculatura coroidal. Se aplica por infusión intravenosa, se metaboliza a nivel hepático, su vida media es de 5-6 horas y se elimina por hígado, prácticamente no modificado ya que no es afectado por sistema microsomal P-450.

Indicaciones.

Neovascularización coroidal subfocal debida a degeneración macular. Miopía patológica, histoplasmosis ocular.

Dosificación.

Se trata de una tratamiento mixto en 2 etapas iniciado con la aplicación de verteporfina seguido de la luz láser. Se administra por perfusión intravenosa diluido en dextrosa al 5% (30ml en 10 minutos) 6mg/m2 a un ritmo de 3ml/minuto. En la segunda etapa del tratamiento se aplica la luz láser 50j/cm2 con una intensidad de 600mW/cm2 en 83 segundos a los 10-15 minutos de iniciado el goteo intravenoso con el fármaco. El médico oftalmólogo deberá controlar al paciente cada 3 meses y si la lesión coroidal vascular perdura en la angiografía con fluoresceína, se puede repetir un nuevo ciclo de aplicación.

Precauciones y advertencias.

Se deberá evitar la exposición a la luz (solar o artificial) de la piel y los ojos durante 5 días. Si se detectara una disminución de la visión severa (4 líneas o más) en el primer mes postratamiento no deberán ser retratados hasta que la agudeza recupere los valores precirugía. La extravasación de la solución aplicada puede generar dolor local, inflamación, edema y decoloración cutánea en la zona de la perfusión. Este inconveniente se puede combatir con compresas frías, antiinflamatorios orales, y sobre todo evitando el contacto con la luz ya que podría provocar una quemadura local. Debido a que el tratamiento puede producir ocasionalmente disminución de la visión y defectos en el campo visual, se aconseja en esos pacientes evitar el manejo de vehículos o maquinarias.

Interacciones.

Bloqueantes cálcicos, polimixina B y terapias radiantes pueden aumentar la captación del fármaco por el endotelio vascular. Fármacos fotosensibilizantes como sulfas, tetraciclinas, tiazidas, griseofulvina, hipoglucemiantes sulfonilureicos, fenotiazinas pueden potenciar el efecto fotosensibilizante y las reacciones cutáneas. Antiagregantes plaquetarios, anticoagulantes pueden disminuir la eficacia del fármaco, lo mismo que los betacarotenos, el etanol, el manitol.

Contraindicaciones.

Pacientes con porfiria, hipersensibilidad al fármaco.

Medicamentos que contienen Verteporfina