Indacaterol

Acción terapéutica.

Broncodilatador, estimulante b2-adrenérgico, agonista b2.

Propiedades.

Mecanismo de acción: es un agonista adrenérgico b2 de acción prolongada. Los efectos farmacológicos son atribuibles a la estimulación de la adenilato-ciclasa intracelular, la enzima que cataliza la conversión del trifosfato de adenosina (ATP) en 3',5'-monofosfato de adenosina (AMP) cíclico (monofosfato cíclico). Al aumentar la concentración de AMP cíclico el músculo liso bronquial se relaja. Cuando se inhala, el indacaterol actúa localmente en los pulmones como broncodilatador. Farmacocinética: la mediana del tiempo transcurrido hasta alcanzar la concentración sérica máxima de indacaterol es de 15 minutos aproximadamente tras la inhalación de dosis únicas o repetidas. La exposición sistémica al indacaterol aumenta al incrementar la dosis (de 150 mg a 600 mg) de manera proporcional a ésta. La biodisponibilidad absoluta del indacaterol tras una dosis inhalada es, en promedio, del 43%. La exposición sistémica es consecuencia de una absorción mixta, pulmonar e intestinal. Las concentraciones séricas de indacaterol aumentan con la administración repetida de una dosis al día. El estado de equilibrio se alcanza al cabo de 12 a 14 días. El indacaterol tiene una distribución muy amplia. La unión in vitro a proteínas séricas y plasmáticas humanas está comprendida entre el 94,1 y el 95,3% y entre el 95,1 y el 96,2%, respectivamente. El indacaterol inalterado es el principal componente en el suero, y representa aproximadamente una tercera parte de toda el ABC de 24 horas relacionada con el fármaco. El metabolito más abundante en el suero es un derivado hidroxilado. Otros metabolitos importantes son un O-glucurónido fenólico del indacaterol y el indacaterol hidroxilado. Los estudios in vitro indicaron que la UGT1A1 es el único isoformo de la UGT que metaboliza el indacaterol al O-glucurónido fenólico. Se hallaron metabolitos oxidativos en incubaciones con CYP1A1, CYP2D6, y CYP3A4 recombinantes. Se concluyó que CYP3A4 es la principal isoenzima responsable de la hidroxilación del indacaterol.

Indicaciones.

Tratamiento broncodilatador de mantenimiento de la obstrucción de las vías respiratorias en pacientes adultos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Dosificación.

Adultos: la posología recomendada para indacaterol consiste en la inhalación una vez al día del contenido de una cápsula de 150 mg utilizando el inhalador. La dosis sólo debe aumentarse por prescripción facultativa. La dosis máxima es de 300 mg una vez al día. No es necesario ajustar la dosis en pacientes geriátricos, pacientes con insuficiencia hepática leve o moderada, o pacientes con insuficiencia renal. Modo de administración: las cápsulas de indacaterol sólo deben administrarse por vía inhalatoria bucal y utilizando exclusivamente el inhalador. Las cápsulas de indacaterol no deben ingerirse.

Reacciones adversas.

Rinofaringitis, infección de las vías respiratorias altas, sinusitis, diabetes mellitus e hiperglucemia, cefalea, parestesia, isquemia coronaria, fibrilación auricular, tos, dolor faringolaríngeo, rinorrea, congestión del tracto respiratorio, espasmos musculares, mialgias, artromialgias, edema periférico, dolor torácico no cardíaco, vértigo, parestesia, xerostomía, temblor y anemia.

Precauciones y advertencias.

Asma: no debe utilizarse en el asma porque no se dispone de datos sobre resultados a largo plazo de su uso en pacientes asmáticos. Broncospasmo paradójico: como ocurre con otros tratamientos inhalatorios, la administración de indacaterol puede causar un broncospasmo paradójico potencialmente mortal. En caso de producirse, deberá interrumpirse de inmediato su administración. Empeoramiento de la enfermedad: indacaterol no está indicado para el tratamiento inicial de episodios agudos de broncospasmo, es decir, como tratamiento de rescate. Si la EPOC empeora durante el tratamiento con indacaterol es preciso volver a estudiar al paciente y reconsiderar el tratamiento de la enfermedad. No es adecuado aumentar la dosis diaria de indacaterol por encima de la dosis máxima. Efectos sistémicos: aunque no suelen observarse efectos clínicamente significativos sobre el aparato cardiovascular después de administrar indacaterol en las dosis recomendadas, como ocurre con otros agonistas adrenérgicos b2, el indacaterol debe utilizarse con cautela en pacientes con trastornos cardiovasculares (enfermedad de la arteria coronaria, infarto agudo de miocardio, arritmias cardíacas, hipertensión), con trastornos convulsivos o tirotoxicosis, o excesivamente sensibles a los agonistas adrenérgicos b2. Indacaterol no debe coadministrarse con otros agonistas adrenérgicos b2 de acción prolongada ni con medicamentos que contienen dichos agonistas. Efectos cardiovasculares: al igual que otros agonistas adrenérgicos b2, el indacaterol puede tener efectos cardiovasculares clínicamente significativos en algunos pacientes, objetivables por el aumento de la frecuencia del pulso, la tensión arterial o los síntomas. Si aparecen estos efectos, puede que haya que suspender el tratamiento. Se ha observado, asimismo, que los agonistas adrenérgicos inducen alteraciones del ECG, como aplanamiento de la onda T y depresión del segmento ST, si bien se desconoce la trascendencia clínica de estas observaciones. En los ensayos clínicos en los que indacaterol se administró a las dosis terapéuticas recomendadas no se han observado efectos clínicamente importantes en la prolongación del intervalo QTc. Hipopotasemia: en algunos pacientes, los agonistas adrenérgicos b2 pueden inducir una hipopotasemia importante, capaz de provocar efectos adversos cardiovasculares. El descenso del potasio sérico suele ser transitorio y no requiere administrar suplementos. En pacientes con EPOC grave, la hipoxia y el tratamiento concomitante pueden intensificar la hipopotasemia, lo que puede aumentar la propensión a las arritmias cardíacas. Hiperglucemia: la inhalación de dosis elevadas de agonistas adrenérgicos b2 puede acrecentar la concentración plasmática de glucosa. Al iniciar un tratamiento con indacaterol, dicha concentración debe vigilarse más estrechamente en los pacientes diabéticos. No se dispone de datos sobre sujetos con insuficiencia hepática grave. No debe utilizarse indacaterol en pacientes menores de 18 años. Embarazo: no se dispone de datos clínicos sobre exposición de pacientes con EPOC embarazadas. En estudios en animales se ha observado toxicidad para la reproducción asociada a una mayor incidencia de una variación esquelética en conejos. No se conoce el posible riesgo para el ser humano. Dado que no se han realizado estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, sólo debe utilizarse el indacaterol durante el embarazo si el beneficio previsto justifica el posible riesgo para el feto. Parto: como otros agonistas adrenérgicos b2, indacaterol puede inhibir el trabajo de parto debido a su efecto relajante sobre el músculo liso uterino. Lactancia: no se sabe si el indacaterol se excreta en la leche materna humana. Se ha detectado el fármaco en la leche de ratas lactantes. Dado que muchos fármacos se excretan en la leche materna humana, como ocurre con otros agonistas adrenérgicos b2 inhalados, sólo debe plantearse el uso de indacaterol en mujeres que estén amamantando si el beneficio previsto para éstas es mayor que cualquier posible riesgo para los lactantes. Fecundidad: los estudios sobre función reproductiva y otros datos obtenidos en animales no pusieron de manifiesto ningún problema real o potencial de fecundidad ni en machos ni en hembras.

Interacciones.

Fármacos que prolongan el intervalo QTc: al igual que otros agonistas adrenérgicos b2, indacaterol debe administrarse con precaución en pacientes que estén recibiendo inhibidores de la monoaminooxidasa, antidepresivos tricíclicos o cualquier otro medicamento que prolongue el intervalo QT, ya que los efectos de estos fármacos sobre dicho intervalo pueden potenciarse. Los medicamentos que prolongan el intervalo QT pueden elevar el riesgo de arritmia ventricular. Simpaticomiméticos: la administración concurrente de otros simpaticomiméticos puede potenciar los efectos adversos de indacaterol. Hipopotasemia: la coadministración de derivados metilxantínicos, corticoides o diuréticos no ahorradores de potasio puede intensificar el posible efecto hipopotasemiante de los agonistas adrenérgicos b2. Betabloqueantes: los betabloqueantes pueden debilitar o antagonizar el efecto de los agonistas adrenérgicos b2. Por ello, no debe administrarse indacaterol junto con betabloqueantes (incluidos los colirios), a menos que su uso esté claramente justificado. Cuando sean necesarios, se optará preferentemente por betabloqueantes cardioselectivos, aunque deben administrarse con precaución. Interacciones farmacológicas asociadas al metabolismo y a transportadores: la inhibición de los principales responsables de la depuración del indacaterol, CYP3A4 y P-gp no afecta la seguridad de las dosis terapéuticas de indacaterol.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al principio activo, a la lactosa o a alguno de los otros excipientes.