ROXOLAN

NOVA ARGENTIA

Hipolipemiante.

Composición.

ROXOLAN 5: cada comprimido recubierto contiene: rosuvastatina (como rosuvastatina cálcica) 5 mg. Excipientes: celulosa microcristalina, almidón pregelatinizado, dióxido de silicio coloidal, croscarmelosa sódica, estearato de magnesio, hidroxipropilmetilcelulosa, dióxido de titanio, triacetina, polietilenglicol 6000. ROXOLAN 10: cada comprimido recubierto contiene: rosuvastatina (como rosuvastatina cálcica) 10mg. Excipientes: celulosa microcristalina, almidón pregelatinizado, dióxido de silicio coloidal, croscarmelosa sódica, estearato de magnesio, hidroxipropilmetilcelulosa, dióxido de titanio, triacetina, óxido de hierro rojo, polietilenglicol 6000. ROXOLAN 20: cada comprimido recubierto contiene: rosuvastatina (como rosuvastatina cálcica) 20mg. Excipientes: celulosa microcristalina, almidón pregelatinizado, dióxido de silicio coloidal, croscarmelosa sódica, estearato de magnesio, hidroxipropilmetilcelulosa, dióxido de titanio, triacetina, polietilenglicol 6000. ROXOLAN 40: cada comprimido recubierto contiene: rosuvastatina (como rosuvastatina cálcica) 40mg. Excipientes: celulosa microcristalina, almidón pregelatinizado, dióxido de silicio coloidal, croscarmelosa sódica, estearato de magnesio, hidroxipropilmetilcelulosa, dióxido de titanio, triacetina, polietilenglicol 6000, óxido de hierro rojo.

Farmacología.

La rosuvastatina es un hipolipemiante perteneciente al grupo de las estatinas o inhibidores de la HMG-CoA reductasa. Es un inhibidor competitivo y selectivo de esta enzima que cataliza la conversión de la HMG-CoA a mevalonato. Esta conversión es un paso temprano y limitante de la biosíntesis de colesterol. La rosuvastatina aumenta la cantidad de receptores LDL hepáticos en la superficie celular, aumentando la captación y el catabolismo de las LDL e inhibiendo la síntesis hepática de VLDL, reduciendo la cantidad total de ambas partículas. Debido a estos efectos, la rosuvastatina disminuye las concentraciones plasmáticas de colesterol-LDL, colesterol total, triglicéridos y apolipoproteína B y aumenta el colesterol-HDL y la apolipoproteína A-I. Además disminuye el colesterol no-HDL, el colesterol VLDL y los triglicéridos-VLDL y disminuye las relaciones C-LDL/C-HDL, colesterol total/C-HDL, colesterol no-HDL/C-HDL y ApoB/ApoA-I. Farmacocinética: luego de la administración oral de rosuvastatina la concentración plasmática máxima se observa aproximadamente a las 5 horas, siendo su biodisponibilidad absoluta de alrededor del 20%. La rosuvastatina circula unida a las proteínas plasmáticas en un 90%. La vida media de eliminación plasmática es de alrededor de 19 horas. Presenta un metabolismo hepático limitado (alrededor del 10%) siendo un sustrato pobre del citocromo P450, principalmente de la isoenzima CYP2C9 y en menor proporción de las 2C19, 3A4 y 2D6. Los derivados principales son los metabolitos lactona (inactivo) y N-desmetil (actividad 50%). La rosuvastatina sin modificar es responsable de más del 90% de la actividad farmacológica. Se elimina sin cambios principalmente en las heces (90%) y sólo un 5% en la orina. No se ha observado alteración de la eliminación de la rosuvastatina y su metabolito N-desmetil en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. En individuos con insuficiencia renal severa (clearance de creatinina < 30ml/minuto) la concentración plasmática de rosuvastatina es tres veces mayor y la del metabolito N-desmetil nueve veces mayor que en los sujetos normales. Se ha informado que en los pacientes en hemodiálisis la concentración plasmática en el estado estable es un 50% mayor que en los sujetos normales. Existen antecedentes de mayor exposición sistémica a la rosuvastatina en pacientes con insuficiencia hepática con puntaje Child-Pugh de 8 y 9. Se ha informado una mayor exposición sistémica a la rosuvastatina en pacientes asiáticos.

Indicaciones.

El tratamiento con hipolipemiantes está destinado a los pacientes que presentan riesgo aumentado de padecer eventos clínicos relacionados con la arteriosclerosis, en función de la colesterolemia, la presencia de enfermedad coronaria u otros factores de riesgo. Los medicamentos hipolipemiantes deben ser usados como complemento de una dieta restringida en grasas saturadas y colesterol, cuando la respuesta a la dieta u otras medidas no farmacológicas (ejercicio, reducción de peso, etc.) ha resultado insuficiente. ROXOLAN está indicado como un complemento de la dieta en el tratamiento de la hipercolesterolemia primaria (tipo IIa, incluyendo la hipercolesterolemia familiar heterozigota) y de las dislipidemias mixtas (tipo IIb). ROXOLAN también está indicado en pacientes con hipercolesterolemia familiar homocigota, como complemento de la dieta y de otros tratamientos hipolipemiantes (por ej. aféresis de LDL) o si dichos tratamientos no se encuentran disponibles. Antes de iniciar el tratamiento deben excluirse las hipercolesterolemias secundarias (por ej.: diabetes mellitus no controlada, hipotiroidismo, síndrome nefrótico, disproteinemias, enfermedad hepática obstructiva, otros tratamientos con drogas, alcoholismo) y debe realizarse la determinación de colesterol total, colesterol-LDL, colesterol-HDL y triglicéridos. La determinación de los lípidos debería realizarse a intervalos no menores de 4 semanas y la dosis debe ajustarse de acuerdo con la respuesta del paciente al tratamiento.

Dosificación.

Los pacientes deben cumplir un régimen dietético para disminuir el colesterol antes de comenzar el tratamiento con ROXOLAN y continuarlo mientras dure el tratamiento. La dosis debe ser adecuada a cada caso en particular teniendo en cuenta los objetivos del tratamiento y la respuesta del paciente. El rango de dosis de ROXOLAN es de 5 a 40mg por día. La dosis inicial recomendada es de 10mg una vez al día. La mayoría de los pacientes son controlados con esta dosis. Sin embargo, se recomienda iniciar el tratamiento con 5mg una vez al día en pacientes asiáticos, pacientes que no requieran un tratamiento muy agresivo, que tengan factores predisponentes para la miopatía, que se encuentren en tratamiento con ciclosporina o que presenten insuficiencia renal. Los pacientes con hipercolesterolemia severa pueden requerir dosis inicial de 20mg una vez al día. Luego del comienzo del tratamiento y en la fase de titulación de la dosis se recomienda controlar los lípidos cada 2 o 4 semanas y ajustar la dosis según resulte necesario. La dosis de 40mg por día quedará reservada para los pacientes con hipercolesterolemia severa y riesgo cardiovascular elevado (en particular aquellos con hipercolesterolemia familiar) que no responden adecuadamente a la dosis de 20mg/día. ROXOLAN puede administrarse en cualquier momento del día, con las comidas o lejos de ellas. Pacientes ancianos: no requieren ajuste de la dosis. Pacientes con insuficiencia renal: debido a que la rosuvastatina presenta una eliminación renal escasa, no es necesario ajustar la dosis de ROXOLAN en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. ROXOLAN está contraindicado en la insuficiencia renal severa. Pacientes con insuficiencia hepática: no es necesario el ajuste de la dosis en pacientes con puntaje Child-Pugh menor o igual a 7. En pacientes con puntaje mayor se recomienda administrar con precaución y controlar la función renal. ROXOLAN está contraindicado en pacientes con enfermedad hepática activa.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad reconocida a la rosuvastatina o a cualquiera de los componentes de este medicamento. Enfermedad hepática activa, incluyendo la elevación persistente de las enzimas hepáticas de origen desconocido o cualquier aumento que exceda 3 veces el límite superior normal. Insuficiencia renal severa (clearance de creatinina < 30ml/minuto). Miopatía. Tratamiento concomitante con ciclosporina. Embarazo: ROXOLAN está contraindicado durante el embarazo. La administración de ROXOLAN a mujeres en edad fértil se realizará sólo cuando sea altamente improbable el embarazo y luego de informar debidamente sobre los riesgos potenciales para el feto. Si la paciente quedara embarazada, el tratamiento debe ser interrumpido de inmediato. Lactancia: ROXOLAN está contraindicado durante la lactancia. Debido a que una pequeña cantidad de las drogas de esta clase se excreta en la leche y a la posibilidad de reacciones adversas en el lactante, las mujeres bajo tratamiento con ROXOLAN no deben amamantar a sus niños.

Reacciones adversas.

ROXOLAN es generalmente bien tolerado. En ocasiones ( > 1%) puede observarse: cefalea, vértigo, constipación, dolor abdominal, diarrea, flatulencia, astenia, náuseas y dispepsia. Raramente ( < 1 %) se han informado casos de miopatía. Como sucede con otras estatinas, la incidencia de reacciones adversas suele estar relacionada con la dosis. Proteinuria: en la mayoría de los casos es de origen tubular. Se ha observado aumento de las proteínas en la orina de cero o trazas hasta ++ en < 1% de los pacientes en tratamiento con 10 a 20mg/día y en 3% de los pacientes tratados con 40mg/día. En la mayoría de los casos la proteinuria disminuye y desaparece espontáneamente durante la continuación de la terapia y no ha sido indicadora de enfermedad renal aguda o progresiva. Mialgia / miopatía: como sucede con otras estatinas, se han informado casos de mialgia sin complicaciones y miopatía. Se han informado raros casos de rabdomiólisis que estuvieron ocasionalmente relacionados con alteración de la función renal con rosuvastatina en dosis de 80mg/día. Todos los casos mejoraron con la interrupción del tratamiento. También se ha informado un aumento de la CPK, generalmente leve, asintomático, transitorio y relacionado con la dosis, en una pequeña cantidad de pacientes. El tratamiento debe ser interrumpido momentáneamente si los niveles de CPK son elevados ( > 5 veces el límite superior normal). Efectos hepáticos: como sucede con otras estatinas, se ha informado un aumento de las transaminasas, generalmente leve, asintomático y transitorio, en una pequeña cantidad de pacientes.

Precauciones.

En los pacientes con hipercolesterolemia secundaria o hipotiroidismo o síndrome nefrótico debe efectuarse el tratamiento de la enfermedad de base, antes de iniciar el tratamiento con ROXOLAN. Como la rosuvastatina puede producir aumento de las transaminasas y de la CPK, esto debe ser considerado en el diagnóstico diferencial del dolor torácico en pacientes en tratamiento con ROXOLAN. Los pacientes deben informar que se encuentran tomando ROXOLAN a otros médicos que les indiquen otras medicaciones. Embarazo y lactancia: la rosuvastatina está contraindicada en el embarazo y la lactancia (ver Contraindicaciones). Uso pediátrico: existen antecedentes limitados de uso de la rosuvastatina en niños mayores de 8 años con hipercolesterolemia familiar homozigota, pero no se ha establecido su seguridad y eficacia en niños en forma sistemática. El uso de ROXOLAN no está recomendado en niños. Interacciones medicamentosas: anticoagulantes orales: como sucede con otras estatinas, el comienzo del tratamiento o el aumento de la dosis de rosuvastatina en pacientes tratados con anticoagulantes orales (por ej. warfarina) puede resultar en un aumento del tiempo de protrombina. Por el contrario la discontinuación o la disminución de la dosis puede inducir una disminución de dichos valores. En estas situaciones se recomienda el control del tiempo de protrombina. Ciclosporina: se ha informado un aumento significativo (7 veces) del AUC de la rosuvastatina durante el tratamiento concomitante con ciclosporina. No se observó alteración de la concentración plasmática de la ciclosporina. Gemfibrozil: como sucede con otras estatinas, se ha informado un aumento de dos veces la concentración máxima y el AUC de la rosuvastatina durante el uso concomitante con gemfibrozil. Antiácidos: se ha informado una disminución del 50% de la concentración plasmática de rosuvastatina al administrarla simultáneamente con una suspensión de hidróxido de aluminio y magnesio. Esta alteración se resolvió con la administración del antiácido 2 horas después de la rosuvastatina. Eritromicina: se informó que la administración simultánea de eritromicina produjo una disminución del 30% de la concentración máxima y del 20% del AUC de la rosuvastatina, probablemente por aumento de la motilidad intestinal causada por la eritromicina. Anticonceptivos / Hormonas de reemplazo: la rosuvastatina aumenta el AUC del etinilestradiol y el norgestrel (26 y 34%, respectivamente), este hecho debe ser considerado cuando se administren dosis anticonceptivas. No existen estudios farmacocinéticos con la administración hormonal postmenopáusica de reemplazo, aunque puede esperarse un resultado similar. Sin embargo, se ha informado experiencia clínica del uso concomitante con buena tolerancia. Citocromo P450: se ha demostrado que la rosuvastatina no es inhibidora ni inductora de las isoenzimas del citocromo P450 y que es un sustrato pobre de dichas isoenzimas. Por tal motivo, son improbables las interacciones resultantes del metabolismo mediado por el citocromo P450. Otras drogas: se ha informado la ausencia de interacción específica con la digoxina y el fenofibrato.

Advertencias.

Miopatía: la rosuvastatina y otras estatinas pueden causar mialgia sin complicaciones y miopatía. Con rosuvastatina en dosis de 80mg/día se han informado raros casos de rabdomiólisis que estuvieron ocasionalmente relacionados con alteración de la función renal. Todos los casos mejoraron con la interrupción del tratamiento. La determinación de creatinfosfoquinasa (CPK) sérica brinda información sobre la presencia de miopatía. Sin embargo, la determinación no debe efectuarse luego de la realización de ejercicios violentos o en presencia de otras posibles causas de elevación que puedan confundir la interpretación de los resultados. Ante un aumento significativo (mayor de 5 veces el límite superior normal) debe confirmarse el hallazgo con una nueva determinación dentro de los 5 a 7 días. Si se confirma el resultado no se debe iniciar el tratamiento. ROXOLAN debe administrarse con precaución a pacientes que presenten factores predisponentes para la rabdomiólisis como: alteración de la función renal, hipotiroidismo, antecedentes personales o familiares de trastornos musculares hereditarios, antecedentes de toxicidad muscular con otras estatinas o fibratos, alcoholismo, edad mayor de 70 años. Debe informarse a los pacientes que inicien el tratamiento o a los que se les aumente la dosis de rosuvastatina, sobre el riesgo de miopatía y sobre la conveniencia de comunicar al médico cualquier dolor, aumento de la sensibilidad, calambre o debilidad muscular sin causa aparente, particularmente si se asocia con malestar o fiebre. ROXOLAN debe ser discontinuado inmediatamente si se diagnostica (CPK > 5 veces el límite superior normal) o sospecha miopatía o si los síntomas musculares son severos. Luego de la resolución de los síntomas y la normalización de la CPK, debe considerarse la conveniencia de reiniciar el tratamiento con la dosis mínima de rosuvastatina u otra estatina y control clínico estricto. No se recomienda el control de rutina de la CPK en pacientes asintomáticos. Se ha observado un riesgo aumentado de miopatía al administrar otras estatinas concomitantemente con fibratos (incluyendo el gemfibrozil), ciclosporina, ácido nicotínico, antimicóticos azólicos (itraconazol, ketoconazol), inhibidores de la proteasa y antibióticos macrólidos (eritromicina, claritromicina). No se recomienda la asociación de ROXOLAN con gemfibrozil y debe evaluarse cuidadosamente toda otra asociación con fibratos o ácido nicotínico teniendo en cuenta los riesgos potenciales. ROXOLAN no debe administrarse a pacientes con cuadros agudos o serios que sugieran miopatía o con condiciones que predispongan al desarrollo de insuficiencia renal secundaria a rabdomiólisis (por ej. sepsis, hipotensión, cirugía mayor, traumatismos, convulsiones, trastornos metabólicos, endócrinos o electrolíticos severos). Efectos renales: se ha observado proteinuria de origen tubular en pacientes tratados con dosis altas (principalmente 40mg) de rosuvastatina, que no fue indicadora de enfermedad renal aguda o progresiva. Se recomienda el control periódico de la función renal en pacientes tratados con dosis elevadas de rosuvastatina. Disfunción hepática: como sucede con todas las estatinas, ROXOLAN debe ser administrado con precaución en pacientes que consumen cantidades importantes de alcohol y/o tienen antecedentes de enfermedad hepática. Se recomienda estudiar la función hepática antes del comienzo del tratamiento y luego a los 3 meses de iniciado. Ante un aumento de las transaminasas de más de tres veces el límite superior normal, se repetirá rápidamente la determinación para confirmarlo y se interrumpirá el tratamiento o se disminuirá la dosis y se efectuarán controles a intervalos más cortos hasta que los valores vuelvan a la normalidad. Si el aumento de las transaminasas persiste y es igual o mayor al triple del valor máximo normal, se recomienda interrumpir el tratamiento. Las enfermedades hepáticas activas o el aumento de las transaminasas de origen desconocido son contraindicaciones para usar ROXOLAN.

Conservación.

Conservar en lugar seco a temperatura inferior a 30°C.

Sobredosificación.

No existe tratamiento específico para la sobredosis de rosuvastatina. Se recomienda control de la función hepática y de la CPK y tratamiento sintomático y de soporte. La rosuvastatina no es hemodializable. Ante la eventualidad de una sobredosis, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez: (011) 4962-6666/2247, Hospital A. Posadas: (011) 4654-6648.

Presentación.

ROXOLAN 5 (rosuvastatina) Comprimidos recubiertos 5mg: envases con 30 comprimidos recubiertos. ROXOLAN 10 (rosuvastatina) Comprimidos recubiertos 10mg: envases con 30 comprimidos recubiertos. ROXOLAN 20 (rosuvastatina) Comprimidos recubiertos 20mg: envases con 30 comprimidos recubiertos. ROXOLAN 40 (rosuvastatina) Comprimidos recubiertos 40mg: envases con 30 comprimidos recubiertos.

Principios Activos de Roxolan

Laboratorio que produce Roxolan