RIFOCINA®

SANOFI-AVENTIS

Antibacteriano.

Composición.

Pomada y Spray: Contiene: Rifamicina SV 1%. Excipientes c.s.

Indicaciones.

Tratamiento y profilaxis de las infecciones causadas por patógenos susceptibles.

Dosificación.

Puede combinarse con la administración sistémica de otros antibióticos. Solución uso local: Se emplea localmente para lavajes de heridas o para su inyección (previa aspiración del contenido purulento y eventual lavaje con solución fisiológica) en cavidades; también puede utilizarse para embeber gasas y para infiltración en zonas infectadas. Realizar 2 a 3 aplicaciones diarias. Una vez abierto el envase, mantiene su actividad terapéutica durante 10 días. A. Uso externo: A.1. Aplicaciones sobre heridas, úlceras, forúnculos, quemaduras, etc.: Quitar completamente el anillo metálico del frasco-ampolla y reemplazar el tapón de goma por el capuchón que se incluye en el estuche. Dejar caer la solución sobre la zona afectada, presionando con los dedos sobre el capuchón. A.2. Preparación de compresas: dejar caer las gotas de solución sobre la gasa hasta humedecerla completamente; luego aplicar sobre la herida. B. Uso intracavitario y por infiltración: Mediante una jeringa estéril debe extraerse del frasco-ampolla, en condiciones de asepsia, la cantidad deseada para luego inyectar en cavidades, realizar lavajes o infiltrar los tejidos infectados. Previamente debe realizarse la aspiración del material purulento (si hubiere) y un lavaje con solución fisiológica. Spray y pomada: uso externo; realizar entre 3 y 4 aplicaciones diarias (la dosis se puede incrementar).

Presentación.

Pomada: Envase conteniendo 20 g. Spray: Envase conteniendo 30 ml.

Nota.

Información completa para su prescripción disponible a su solicitud.

RIFOCINA®

SANOFI-AVENTIS

Antibacteriano.

Composición.

Pomada y Spray: Contiene: Rifamicina SV 1%. Excipientes c.s.

Indicaciones.

Tratamiento y profilaxis de las infecciones causadas por patógenos susceptibles.

Dosificación.

Puede combinarse con la administración sistémica de otros antibióticos. Solución uso local: Se emplea localmente para lavajes de heridas o para su inyección (previa aspiración del contenido purulento y eventual lavaje con solución fisiológica) en cavidades; también puede utilizarse para embeber gasas y para infiltración en zonas infectadas. Realizar 2 a 3 aplicaciones diarias. Una vez abierto el envase, mantiene su actividad terapéutica durante 10 días. A. Uso externo: A.1. Aplicaciones sobre heridas, úlceras, forúnculos, quemaduras, etc.: Quitar completamente el anillo metálico del frasco-ampolla y reemplazar el tapón de goma por el capuchón que se incluye en el estuche. Dejar caer la solución sobre la zona afectada, presionando con los dedos sobre el capuchón. A.2. Preparación de compresas: dejar caer las gotas de solución sobre la gasa hasta humedecerla completamente; luego aplicar sobre la herida. B. Uso intracavitario y por infiltración: Mediante una jeringa estéril debe extraerse del frasco-ampolla, en condiciones de asepsia, la cantidad deseada para luego inyectar en cavidades, realizar lavajes o infiltrar los tejidos infectados. Previamente debe realizarse la aspiración del material purulento (si hubiere) y un lavaje con solución fisiológica. Spray y pomada: uso externo; realizar entre 3 y 4 aplicaciones diarias (la dosis se puede incrementar).

Presentación.

Pomada: Envase conteniendo 20 g. Spray: Envase conteniendo 30 ml.

Nota.

Información completa para su prescripción disponible a su solicitud.

RIFOCINA®

SANOFI-AVENTIS

Antibacteriano.

Composición.

Pomada y Spray: Contiene: Rifamicina SV 1%. Excipientes c.s.

Indicaciones.

Tratamiento y profilaxis de las infecciones causadas por patógenos susceptibles.

Dosificación.

Puede combinarse con la administración sistémica de otros antibióticos. Solución uso local: Se emplea localmente para lavajes de heridas o para su inyección (previa aspiración del contenido purulento y eventual lavaje con solución fisiológica) en cavidades; también puede utilizarse para embeber gasas y para infiltración en zonas infectadas. Realizar 2 a 3 aplicaciones diarias. Una vez abierto el envase, mantiene su actividad terapéutica durante 10 días. A. Uso externo: A.1. Aplicaciones sobre heridas, úlceras, forúnculos, quemaduras, etc.: Quitar completamente el anillo metálico del frasco-ampolla y reemplazar el tapón de goma por el capuchón que se incluye en el estuche. Dejar caer la solución sobre la zona afectada, presionando con los dedos sobre el capuchón. A.2. Preparación de compresas: dejar caer las gotas de solución sobre la gasa hasta humedecerla completamente; luego aplicar sobre la herida. B. Uso intracavitario y por infiltración: Mediante una jeringa estéril debe extraerse del frasco-ampolla, en condiciones de asepsia, la cantidad deseada para luego inyectar en cavidades, realizar lavajes o infiltrar los tejidos infectados. Previamente debe realizarse la aspiración del material purulento (si hubiere) y un lavaje con solución fisiológica. Spray y pomada: uso externo; realizar entre 3 y 4 aplicaciones diarias (la dosis se puede incrementar).

Presentación.

Pomada: Envase conteniendo 20 g. Spray: Envase conteniendo 30 ml.

Nota.

Información completa para su prescripción disponible a su solicitud.