OMNIPIL®

GADOR

Inhibidores de la HMG-CoA reductasa, en combinación.

Composición.

Cada cápsula con minicomprimidos de OMNIPIL® 100/20/2,5 contiene 2 minicomprimidos de Ácido acetilsalicílico, 2 minicomprimidos de Atorvastatina y 1 minicomprimido de Ramipril. Cada 2 minicomprimidos de Ácido acetilsalicílico contienen: Ácido acetilsalicílico (como Ácido acetilsalicílico granular) 100 mg. Excipientes: Almidón glicolato de sodio, Celulosa microcristalina PH 112, Dióxido de silicio coloidal, Talco, Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Cada 2 minicomprimidos de Atorvastatina contienen: Atorvastatina (como Atorvastatina cálcica trihidrato 21,7 mg) 20 mg. Excipientes: Lactosa monohidrato, Almidón parcialmente pregelatinizado, Carbonato de calcio liviano, Hidroxipropilcelulosa, Polisorbato 80, Crospovidona, Dióxido de silicio coloidal, Estearato de magnesio, Óxido de hierro amarillo (CI 77492), Óxido de hierro negro (CI 77499), Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Cada minicomprimido de Ramipril contiene: Ramipril 2,5 mg. Excipientes: Almidón parcialmente pregelatinizado, Celulosa microcristalina (Avicel PH 112), Hidroxipropilmetilcelulosa, Estearil fumarato de sodio, Óxido de hierro amarillo (CI 77492), Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Composición de la cápsula con minicomprimidos: Dióxido de titanio, Gelatina, Colorante amarillo FDyC N°6. Cada cápsula con minicomprimidos de OMNIPIL® 100/20/5 contiene 2 minicomprimidos de Ácido acetilsalicílico, 2 minicomprimidos de Atorvastatina y 1 minicomprimido de Ramipril. Cada 2 minicomprimidos de Ácido acetilsalicílico contienen: Ácido acetilsalicílico (como Ácido acetilsalicílico granular) 100 mg Excipientes: Almidón glicolato de sodio, Celulosa microcristalina PH 112, Dióxido de silicio coloidal, Talco, Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Cada 2 minicomprimidos de Atorvastatina contienen: Atorvastatina (como Atorvastatina cálcica trihidrato 21,7 mg) 20 mg. Excipientes: Lactosa monohidrato, Almidón parcialmente pregelatinizado, Carbonato de calcio liviano, Hidroxipropilcelulosa, Polisorbato 80, Crospovidona, Dióxido de silicio coloidal, Estearato de magnesio, Óxido de hierro amarillo (CI 77492), Óxido de hierro negro (CI 77499), Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Cada minicomprimido de Ramipril contiene: Ramipril 5 mg. Excipientes: Almidón parcialmente pregelatinizado, Celulosa microcristalina (Avicel PH 112), Hidroxipropilmetilcelulosa, Estearil fumarato de sodio, Óxido de hierro amarillo (CI 77492), Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Composición de la cápsula con minicomprimidos: Dióxido de titanio, Gelatina, Colorante rojo FDyC N°40, Colorante FDyC verde N°3, Colorante FDyC amarillo N°10. Cada cápsula con minicomprimidos de OMNIPIL® 100/20/10 contiene 2 minicomprimidos de Ácido acetilsalicílico, 2 minicomprimidos de Atorvastatina y 1 minicomprimido de Ramipril. Cada 2 minicomprimidos de Ácido acetilsalicílico contienen: Ácido acetilsalicílico (como Ácido acetilsalicílico granular) 100 mg. Excipientes: Almidón glicolato de sodio, Celulosa microcristalina PH 112, Dióxido de silicio coloidal, Talco, Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Cada 2 minicomprimidos de Atorvastatina contienen: Atorvastatina (como Atorvastatina cálcica trihidrato 21,7 mg) 20 mg. Excipientes: Lactosa monohidrato, Almidón parcialmente pregelatinizado, Carbonato de calcio liviano, Hidroxipropilcelulosa, Polisorbato 80, Crospovidona, Dióxido de silicio coloidal, Estearato de magnesio, Óxido de hierro amarillo (CI 77492), Óxido de hierro negro (CI 77499), Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Cada minicomprimido de Ramipril contiene: Ramipril 10 mg. Excipientes: Almidón parcialmente pregelatinizado, Celulosa microcristalina (Avicel PH 112), Hidroxipropilmetilcelulosa, Estearil fumarato de sodio, Óxido de hierro amarillo (CI 77492), Opaglos GS 2 0700 1), Opadry AMB II 88A001840 2) c.s. 1) Compuesto por: Etanol, Goma Laca, Cera carnauba, Cera blanca. 2) Compuesto por: Alcohol polivinílico, Talco, Dióxido de titanio, Glicerol monocapril caprato, Lauril sulfato de sodio. Composición de la cápsula con minicomprimidos: Dióxido de titanio, Gelatina, Colorante rojo FDyC N°3, Colorante FDyC azul N°1.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Farmacología.

Propiedades farmacodinámicas: Ácido acetilsalicílico: El ácido acetilsalicílico inhibe de forma irreversible la agregación plaquetaria. Este efecto en las plaquetas se debe a la acetilación de la ciclooxigenasa, que inhibe de forma irreversible la síntesis de tromboxano A2 (una prostaglandina que favorece la agregación plaquetaria y la vasoconstricción) en las plaquetas. Este efecto es permanente y habitualmente persiste durante los 8 días de vida de la plaqueta. Paradójicamente, el ácido acetilsalicílico también inhibe la síntesis de prostaciclina (una prostaglandina que inhibe la agregación plaquetaria, pero con efectos vasodilatadores) en las células endoteliales de los vasos sanguíneos. Este efecto es transitorio. En cuanto el ácido acetilsalicílico se ha eliminado de la sangre, las células endoteliales nucleadas vuelven a sintetizar prostaciclina. Como consecuencia de ello, una dosis diaria única baja de ácido acetilsalicílico ( < 100 mg/ día) inhibe la síntesis de tromboxano A2 en las plaquetas sin afectar sustancialmente la síntesis de prostaciclina. El ácido acetilsalicílico también pertenece al grupo de antiinflamatorios no esteroideos acídicos con propiedades analgésicas, antipiréticas y antiinflamatorias. Su mecanismo de acción consiste en la inhibición irreversible de las enzimas ciclooxigenasas que participan en la síntesis de prostaglandinas. En dosis altas, el ácido acetilsalicílico se utiliza para el tratamiento del dolor leve a moderado, la elevación de la temperatura corporal y para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias agudas y crónicas, como la artritis reumatoide. Atorvastatina: Atorvastatina es un inhibidor selectivo y competitivo de la HMG-CoA reductasa, la enzima limitante responsable de la conversión de 3-hidroxi- 3-metil-glutaril-coenzima A a mevalonato, un precursor de los esteroles, incluido el colesterol. Los triglicéridos y el colesterol se unen en el hígado a lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) y se liberan en el plasma para su distribución a los tejidos periféricos. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) se forman a partir de las VLDL y se catabolizan principalmente a través del receptor con elevada afinidad para las LDL (receptor LDL). Atorvastatina reduce el colesterol plasmático y las concentraciones séricas de lipoproteínas al inhibir la HMG-CoA reductasa y, por tanto, la biosíntesis de colesterol en el hígado, y aumenta el número de receptores LDL en la superficie de las células hepáticas para una mejor captación y catabolismo de las LDL. Atorvastatina disminuye la formación de LDL y el número de partículas LDL. Atorvastatina aumenta de forma profunda y sostenida la actividad de los receptores LDL, junto con un cambio beneficioso en la cantidad de partículas LDL circulantes. Atorvastatina reduce eficazmente el C-LDL en pacientes con hipercolesterolemia familiar homocigota, una población que no suele responder a los fármacos hipolipemiantes. En un estudio de dosis-respuesta, atorvastatina demostró que reduce las concentraciones de C-total (30 % - 46 %), C-LDL (41 % - 61 %), apolipoproteína B (34 % - 50 %) y triglicéridos (14 % - 33 %), a la vez que eleva de manera variable el C-HDL y apolipoproteína A1. Estos resultados se observan tanto en pacientes con hipercolesterolemia familiar heterocigota, formas de hipercolesterolemia no familiar e hiperlipidemia mixta, incluidos pacientes con diabetes mellitus no insulinodependiente. Se ha demostrado que las disminuciones de C-total, C-LDL y apolipoproteína B reducen el riesgo de acontecimientos cardiovasculares y mortalidad cardiovascular. Ramipril: Mecanismo de acción Ramiprilato, el metabolito activo del profármaco ramipril, inhibe la enzima dipeptidilcarboxipeptidasa I (sinónimos: enzima de conversión de la angiotensina; cininasa II). En plasma y tejidos, esta enzima cataliza la transformación de la angiotensina I en la sustancia vasoconstrictora activa angiotensina II y degrada la sustancia vasodilatadora activa bradiquinina. La reducción de la formación de angiotensina II y la inhibición de la degradación de bradiquinina inducen vasodilatación. Dado que la angiotensina II también estimula la liberación de aldosterona, ramiprilato reduce la secreción de aldosterona. La respuesta promedio a la monoterapia con inhibidores de la ECA fue inferior en pacientes hipertensos de raza negra (afrocaribeños) (habitualmente, una población hipertensa hiporreninémica) que en pacientes hipertensos de otras etnias. Efectos farmacodinámicos: Propiedades antihipertensivas: La administración de ramipril reduce sustancialmente la resistencia arterial periférica. En general, el flujo renal y el índice de filtración glomerular no cambian sustancialmente. La administración de ramipril a pacientes hipertensos reduce la presión arterial en bipedestación y en posición supina sin un aumento compensatorio de la frecuencia cardíaca. En la mayoría de los pacientes, el efecto antihipertensivo de una dosis única se inicia de 1 a 2 horas después de la administración oral. El efecto máximo de una dosis única se alcanza de 3 a 6 horas después de la administración oral. El efecto antihipertensivo de una dosis única suele durar unas 24 horas. El efecto antihipertensivo máximo del tratamiento continuado con ramipril suele aparecer al cabo de 3 a 4 semanas. Se ha demostrado que el efecto antihipertensivo se mantiene con un tratamiento a largo plazo hasta de 2 años. La interrupción súbita de ramipril no produce un efecto rebote de aumento excesivo ni rápido de la presión arterial. Insuficiencia cardíaca: Además del tratamiento convencional con diuréticos y glucósidos cardíacos opcionales, se ha demostrado que ramipril es eficaz en pacientes encuadrados en las clases funcionales II-IV de la New-York Heart Association. El fármaco tiene efectos beneficiosos sobre la hemodinámica cardíaca (descenso de las presiones de llenado ventriculares izquierda y derecha, reducción de la resistencia vascular periférica total, aumento del gasto cardíaco y mejora del índice cardíaco). También reduce la activación neuroendocrina. Farmacocinética: Ácido acetilsalicílico: El ácido acetilsalicílico se metaboliza en su principal metabolito activo, ácido salicílico, antes, durante y después de la absorción. Los metabolitos se eliminan básicamente por los riñones. Además del ácido salicílico, los metabolitos principales del ácido acetilsalicílico son el conjugado de glicina de ácido salicílico (ácido salicilúrico), el éter glucurónido y éster del ácido salicílico (glucurónido acilsalicílico y salicilfenólico) y ácido gentísico formado por la oxidación del ácido salicílico y su conjugado de glicina. La absorción del ácido acetilsalicílico tras la administración oral es rápida y completa, en función de la formulación galénica. De hecho, la hidrólisis del residuo acetil del ácido acetilsalicílico tiene lugar, en cierto grado, durante el paso a través de la mucosa gastrointestinal. Las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan al cabo de 10 a 20 minutos (ácido acetilsalicílico) o al cabo de 0,3 a 2 horas (salicilato total). La cinética de eliminación del ácido acetilsalicílico depende en gran medida de la dosis, ya que la capacidad de metabolizar el ácido salicílico es limitada (la semivida de eliminación oscila entre 2 y 30 horas). La semivida de eliminación del ácido acetilsalicílico es de apenas unos minutos; la semivida de eliminación del ácido salicílico es de 2 horas después de la administración de una dosis de 0,5 g de ácido acetilsalicílico, de 4 horas después de la administración de 1 g y aumenta a 20 h tras una dosis única de 5 g. La unión a las proteínas plasmáticas en el ser humano depende de la concentración; se ha descripto que los valores oscilan entre el 49 % a más del 70 % (ácido acetilsalicílico) y del 66 % al 98 % (ácido salicílico). El ácido salicílico se detecta en líquidos corporales y líquido sinovial tras la administración de ácido acetilsalicílico. El ácido salicílico atraviesa la placenta y se excreta en la leche materna. Atorvastatina: Absorción: Atorvastatina se absorbe rápidamente tras la administración oral; La concentración plasmática máxima (Cmáx) se alcanza entre 1 y 2 horas después. El grado de absorción aumenta en proporción a la dosis de atorvastatina. Tras la administración oral, la atorvastatina en comprimidos recubiertos tiene una biodisponibilidad del 95 % al 99 %, en comparación con la solución oral. La biodisponibilidad absoluta de atorvastatina es aproximadamente del 12 % y la disponibilidad sistémica de la actividad inhibidora de la HMG-CoA reductasa es aproximadamente del 30 %. La baja disponibilidad sistémica se atribuye a un aclaramiento presistémico en la mucosa gastrointestinal y/o al metabolismo hepático de primer paso. Distribución: El volumen medio de distribución de atorvastatina es aproximadamente de 381 l. Atorvastatina se une a proteínas plasmáticas en una proporción ≥ 98 %. Biotransformación: Atorvastatina es metabolizada por el citocromo P450 3A4 del citrocromo P450 a derivados ortohidroxilados y parahidroxilados y diversos productos de betaoxidación. Además de por otras vías, estos productos continúan metabolizándose por glucuronidación. In vitro, la inhibición de la HMG-CoA reductasa por los metabolitos ortohidroxilados y parahidroxilados es equivalente a la de atorvastatina. Aproximadamente el 70 % de la actividad inhibidora circulante para la HMG-CoA reductasa se atribuye a los metabolitos activos. Eliminación: Atorvastatina se elimina principalmente en la bilis tras sufrir metabolismo hepático y/o extrahepático. Sin embargo, el fármaco no parece estar sometido a una recirculación enterohepática significativa. La semivida de eliminación plasmática media de atorvastatina en seres humanos es aproximadamente de 14 horas. La semivida de la actividad inhibidora para la HMG-CoA reductasa es aproximadamente de 20 a 30 horas, debido a la contribución de los metabolitos activos. Ramipril: Absorción: Tras la administración oral, ramipril se absorbe rápidamente en el tubo digestivo: las concentraciones plasmáticas máximas del fármaco se alcanzan en 1 hora. En función de la recuperación urinaria, el grado de absorción es como mínimo del 56 %, sin influir significativamente la presencia de alimentos en el tubo digestivo. La biodisponibilidad del metabolito activo ramiprilato tras la administración oral de 2,5 y 5 mg de ramipril es del 45 %. Las concentraciones plasmáticas máximas de ramiprilato, el único metabolito activo de ramipril, se obtienen al cabo de 2 a 4 horas de la ingestión de ramipril. Las concentraciones plasmáticas de ramiprilato en el estado de equilibrio, tras la administración única diaria de las dosis habituales de ramipril se alcanzan alrededor del cuarto día de tratamiento. Distribución: La unión de ramipril a proteínas séricas es aproximadamente del 73 % y la de ramiprilato, aproximadamente del 56 %. Metabolismo: Ramipril se metaboliza casi completamente a ramiprilato, al éster dicetopiperazina, el ácido dicetopiperazínico y los glucurónidos de ramipril y ramiprilato. Eliminación: La excreción de metabolitos es básicamente renal. Las concentraciones plasmáticas de ramiprilato disminuyen de una forma polifásica. Dada su potente unión saturable a la ECA y a la lenta disociación de la enzima, ramiprilato presenta una fase de eliminación terminal prolongada en concentraciones plasmáticas muy bajas. Tras la administración única diaria repetida de ramipril, la semivida eficaz de las concentraciones de ramiprilato fue de 13-17 horas para dosis de 5-10 mg y superior para las dosis más bajas (1,25-2,5 mg). Esta diferencia está relacionada con la capacidad saturable de la enzima para unirse a ramiprilato. Una única dosis oral de ramipril produjo un nivel indetectable de ramipril y su metabolito en la leche materna. No obstante, se desconoce el efecto de dosis repetidas. Pacientes con insuficiencia renal: La excreción renal de ramiprilato se redujo en pacientes con disfunción renal y el aclaramiento renal de ramiprilato es proporcional al aclaramiento de creatinina, lo que resulta en elevaciones de las concentraciones plasmáticas de ramiprilato, que disminuyen más lentamente que en las personas con función renal normal. Pacientes con insuficiencia hepática: En pacientes con disfunción hepática, se retrasó el metabolismo de ramipril a ramiprilato por una disminución de la actividad de las esterasas hepáticas; las concentraciones plasmáticas de ramipril en estos pacientes aumentaron. Sin embargo, las concentraciones máximas de ramiprilato en dichos pacientes no difieren de las observadas en las personas con función hepática normal. Datos preclínicos sobre seguridad: Ácido acetilsalicílico El perfil de seguridad preclínica del ácido acetilsalicílico está bien documentado. En estudios con animales, no se ha demostrado que los salicilatos causen lesiones orgánicas, excepto en el riñón a dosis altas. El ácido acetilsalicílico se ha analizado ampliamente in vitro e in vivo para detectar posibles efectos mutágenos. En su totalidad, los resultados no indican ninguna sospecha de efecto mutágeno. Lo mismo es válido para los estudios en los que se investiga la posibilidad de efectos carcinógenos. En estudios con animales, se han descripto en varias especies los efectos teratógenos de los salicilatos. Se han descripto alteraciones de la implantación, efectos fetotóxicos y embriotóxicos y deterioro de la capacidad de aprendizaje en la descendencia con exposición prenatal. Atorvastatina: En un ensayo in vivo y en una batería de 4 pruebas in vitro, atorvastatina no tuvo efectos mutágenos ni clastogénicos. Atorvastatina no demostró efecto carcinógeno en ratas, pero en altas dosis (de 6 a 11 veces la AUC0-24h alcanzada en seres humanos a las dosis máximas recomendadas) en ratones se observaron adenomas hepatocelulares en los machos y carcinomas hepatocelulares en las hembras. Se dispone de pruebas procedentes de estudios experimentales con animales de que los inhibidores de la HMG-CoA reductasa pueden afectar al desarrollo del embrión o el feto. En ratas, conejos y perros, atorvastatina no afectó a la fertilidad ni tuvo efectos teratógenos; sin embargo, a dosis tóxicas para la madre se observó toxicidad fetal en ratas y conejos. El desarrollo de la progenie en ratas se retrasó y se redujo la supervivencia posnatal con la exposición de las madres a dosis altas de atorvastatina. En ratas, se ha demostrado la transferencia placentaria. Las concentraciones plasmáticas de atorvastatina en ratas son similares a las de la leche. No se sabe si atorvastatina o sus metabolitos se excretan en la leche materna humana. Ramipril: Se ha observado que la administración oral de ramipril carece de toxicidad aguda en roedores y perros. Se han realizado estudios de administración oral crónica en ratas, perros y monos. En las tres especies se han constatado alteraciones de los electrólitos plasmáticos y del hemograma. Como expresión de la actividad farmacodinámica del ramipril, se ha observado un aumento pronunciado del aparato yuxtaglomerular en perros y monos con dosis diarias de 250 mg/kg/día. Ratas, perros y monos toleraron bien las dosis de 2, 2,5 y 8 mg/kg/día, respectivamente, sin efectos perjudiciales. Los estudios sobre toxicología reproductiva en ratas, conejos y monos no demostraron ninguna propiedad teratógena. En ratas, no afectó a la fertilidad de hembras o machos. La administración de ramipril a ratas hembra durante el periodo fetal y la lactancia indujo lesiones renales irreversibles (dilatación de la pelvis renal) en la descendencia con dosis diarias iguales o superiores a 50 mg/kg de peso corporal. Los extensos análisis de mutagenicidad realizados con varios ensayos no han demostrado que ramipril tenga características genotóxicas o mutágenas.

Indicaciones.

OMNIPIL® está indicado en la prevención secundaria de accidentes cardiovasculares, como tratamiento de sustitución en pacientes adultos controlados de forma adecuada con los monocomponentes administrados concomitantemente en dosis terapéuticas equivalentes, es decir, pacientes que han respondido en forma adecuada a las monodrogas administradas concomitantemente en dosis terapéuticas equivalentes.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Dosificación.

Adultos: Los pacientes actualmente controlados con dosis terapéuticas equivalentes de ácido acetilsalicílico, atorvastatina y ramipril pueden cambiar directamente a cápsulas de OMNIPIL®. Se iniciará el tratamiento bajo supervisión médica. Para la prevención cardiovascular, la dosis de mantenimiento de ramipril es de 10 mg una vez al día. Población pediátrica: OMNIPIL® está contraindicado en niños y adolescentes menores de 18 años. Poblaciones especiales: Pacientes con insuficiencia renal: La dosis diaria en pacientes con insuficiencia renal debe basarse en el aclaramiento de creatinina: Si el aclaramiento de creatinina es ≥ 60 ml/min, la dosis máxima diaria de ramipril es de 10 mg; Si el aclaramiento de creatinina está entre 30-60 ml/min, la dosis máxima diaria de ramipril es de 5 mg; En pacientes sometidos a hemodiálisis o con insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina < 30 ml/min), OMNIPIL® está contraindicado. Pacientes con insuficiencia hepática: La dosis máxima diaria de ramipril en estos pacientes es de 2,5 mg. En pacientes con insuficiencia hepática grave, OMNIPIL® está contraindicado. Se recomienda realizar pruebas de función hepática antes de iniciar el tratamiento con atorvastatina y posteriormente de forma periódica. Se deben realizar pruebas de función hepática a los pacientes que desarrollen cualquier síntoma o signo que sugiera lesión hepática. Los pacientes que presenten un aumento en los niveles de transaminasas se deben controlar hasta que esta anomalía(s) quede(n) resuelta(s). En caso de un aumento persistente de las transaminasas 3 veces el valor máximo de normalidad, se recomienda una reducción de la dosis o la retirada de OMNIPIL®. OMNIPIL® debe utilizarse con precaución en pacientes que consuman cantidades importantes de alcohol y/o con antecedentes de enfermedad hepática. Se recomienda el monitoreo de la función hepática en los pacientes que toman OMNIPIL®. Pacientes de edad avanzada: En pacientes de edad avanzada y frágiles, el tratamiento debe iniciarse con precaución por un mayor riesgo de efectos secundarios. Forma de administración: OMNIPIL® cápsulas se administra por vía oral. OMNIPIL® debe administrarse por vía oral como cápsula única diaria, preferiblemente por la noche, después de la cena. OMNIPIL® debe tragarse con líquido. No debe abrirse, masticarse ni aplastarse. Evitar consumir jugo de pomelo mientras se tome OMNIPIL®.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad a los principios activos o a alguno de los excipientes, a otros salicilatos, a los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), a cualquier otro inhibidor de la ECA (enzima convertidora de angiotensina) o a la tartrazina. Hipersensibilidad a la soja o a los cacahuetes. En caso de antecedentes de crisis asmática u otra reacción alérgica al ácido salicílico y otros analgésicos/antiinflamatorios no esteroideos. Úlcera péptica recurrente activa o antecedentes y/o hemorragia gástrica/intestinal, u otras clases de hemorragia como hemorragias cerebrovasculares. Hemofilia y otros trastornos de la coagulación. Insuficiencia hepática y renal graves. Pacientes en hemodiálisis Insuficiencia cardíaca grave. Tratamiento concomitante con metotrexato en dosis semanales iguales o superiores a 15 mg. Uso concomitante de OMNIPIL® con medicamentos con aliskirén está contraindicado en pacientes con diabetes mellitus o insuficiencia renal (TFG < 60 ml/min/1,73 m²). Pacientes con pólipos nasales asociados al asma inducido o exacerbado por el ácido acetilsalicílico. Hepatopatía activa o elevaciones persistentes no explicadas de las transaminasas séricas que excedan en 3 veces el límite superior normal. Durante el embarazo y la lactancia y en mujeres en edad fértil que no utilicen métodos anticonceptivos fiables. Debido al riesgo de rabdomiólisis, tratamiento concomitante con tipranavir o ritonavir. Debido al riesgo de rabdomiólisis, tratamiento concomitante con ciclosporina. Antecedentes de angioedema (hereditario, idiopático o por angioedema previo con inhibidores de la ECA o antagonistas de los receptores de la angiotensina II [ARAII]). Tratamientos extracorpóreos que impliquen el contacto de la sangre con superficies de carga negativa. Estenosis bilateral significativa de la arteria renal o estenosis de la arteria renal en un solo riñón funcionante. No debe administrarse ramipril a pacientes hipotensos o hemodinámicamente inestables. Niños y adolescentes menores de 18 años. En niños menores de 16 años con fiebre, gripe o varicela, existe riesgo de síndrome de Reye. Pacientes tratados con los antivirales contra la hepatitis C glecaprevir/ pibrentasvir.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Reacciones adversas.

Resumen del perfil de seguridad OMNIPIL®: La reacción adversa más común asociada al tratamiento con ácido acetilsalicílico, son las molestias gastrointestinales. Las úlceras y las hemorragias son poco frecuentes (menos de 1 caso por 100). Las perforaciones del tracto gastrointestinal son muy raras (menos de 1 caso por 10.000). Las reacciones adversas conocidas con la terapia con ramipril incluyen tos seca persistente y reacciones debido a la hipertensión. Las reacciones adversas asociadas a la terapia con ramipril poco frecuentes (menos de 1 caso por 100) incluyen angioedema, insuficiencia renal y hepática. Se ha comunicado neutropenia y agranulocitosis raramente (menos de 1 caso por 1.000). La mialgia (dolor muscular, espasmos musculares, hinchazón de las articulaciones) es una reacción adversa común con el tratamiento con estatinas. La miopatía y la rabdomiólisis son raras (menos de 1 caso por 1.000). La monitorización de CK debe ser considerada como parte de la evaluación de los pacientes con niveles de CK significativamente elevados al momento basal ( > 5 x LNS). En la base de datos de ensayos clínicos controlados con placebo sobre atorvastatina, de los 16.066 pacientes tratados (8.755 con atorvastatina frente a 7.311 con placebo) el 5,2 % de los que recibieron atorvastatina abandonaron el tratamiento debido a reacciones adversas, en comparación con el 4,0 % de los tratados con placebo. Al igual que con otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, se han comunicado elevaciones de las transaminasas séricas en pacientes que reciben atorvastatina. Dichos cambios suelen ser transitorios y de carácter leve, y no requieren la interrupción del tratamiento. En el 0,8 % de los pacientes que recibían atorvastatina se produjeron elevaciones clínicamente importantes ( > 3 veces el LSN) de las transaminasas séricas. Tales elevaciones estaban relacionadas con la dosis y fueron reversibles en todos los pacientes. En el 2,5 % de los pacientes que recibían atorvastatina se produjo un incremento de la creatina cinasa (CK) superiores a 3 veces el LSN, similar a lo observado con otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa en los ensayos clínicos. El 0,4 % de los pacientes tratados con atorvastatina sufrieron un incremento superior a 10 veces el LSN. Con algunas estatinas se han comunicado los siguientes acontecimientos adversos: Disfunción sexual. Depresión. Se han comunicado casos excepcionales de neumopatía intersticial, especialmente con el tratamiento a largo plazo. Diabetes mellitus: La frecuencia dependerá de la presencia o ausencia de factores de riesgo. Resumen de reacciones adversas. Muy frecuentes (≥ 1/10); frecuentes (≥ 1/100 < 1/10); poco frecuentes (≥ 1/1000 < 1/100); raras (≥ 1/10.000 < 1/1000); muy raras (≥ 1/10.000) frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles). Clasificación por órganos y sistemas de MedDRA. Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Eosinofilia. Ramipril: Poco frecuente. Disminución del recuento de leucocitos incluidas neutropenia o agranulocitosis), disminución del recuento de eritrocitos, disminución de la hemoglobina, disminución del recuento plaquetario (trombocitopenia). Ramipril: Rara. Se han notificado hemorragias graves que en algunos casos pueden ser potencialmente mortales, por ejemplo hemorragia cerebral, especialmente en pacientes con hipertensión arterial no controlada y/o tratamiento concomitante con anticoagulantes. Ácido acetilsalicílico: Rara: Se observan hemorragias como epistaxis, hemorragia gingival, hemorragia cutánea o hemorragia genitourinaria, con una posible prolongación del tiempo de coagulación. Este efecto puede durar de 4 a 8 días tras la ingestión. Ácido acetilsalicílico: Rara. Trombocitopenia. Atorvastatina: Rara. Mielosupresión, pancitopenia, anemia hemolítica. Ramirpil: No conocida. Trastornos gastrointestinales: Molestias gastrointestinales como pirosis, náuseas, vómitos, gastralgia y diarrea. Ácido acetilsalicílico: Muy frecuentes. Hemorragia gastrointestinal menor (microhemorragia). Ácido acetilsalicílico: Muy frecuentes. Dispepsia, náuseas, diarrea. Ramipril: Frecuente. Atorvastatina: Frecuente. Trastornos digestivos, malestar abdominal. Ramipril: Frecuente. Inflamación gastrointestinal. Ramipril: Frecuente. Ácido acetilsalicílico: Poco frecuente. Estreñimiento. Ramipril: Poco frecuente. Atorvastatina: Frecuente. Flatulencia. Atorvastatina: Frecuente. Úlceras gastrointestinales. Ácido acetilsalicílico: Poco frecuente. Hemorragia gastrointestinal. Ácido acetilsalicílico: Poco frecuente. Anemia ferropénica por hemorragias gastrointestinales ocultas tras un uso a largo plazo. Ácido acetilsalicílico: Poco frecuente Dolor abdominal superior e inferior, eructos, pancreatitis. Atorvastatina: Poco frecuente. Pancreatitis (se han descrito casos muy excepcionales de muerte con inhibidores de la ECA), aumento de las enzimas pancreáticas, angioedema del intestino delgado, dolor abdominal superior (incluida gastritis), sequedad de boca. Ramipril: Poco frecuente. Glositis. Ramipril: Rara. Perforación de una úlcera gastrointestinal. Informe inmediatamente a su médico si observa heces negras o sangre en vómitos (signos de hemorragia gástrica grave). Ácido acetilsalicílico: Muy rara. Estomatitis aftosa. Ramipril: No conocida. Trastornos respiratorios torácicos y mediastínicos: Broncoespasmo paroxístico, disnea grave, rinitis, congestión nasal. Ácido acetilsalicílico: Frecuente. Dolor faringolaríngeo, epistaxis. Atorvastatina: Frecuente. Tos irritativa no productiva. Ramipril: Frecuente. Bronquitis, sinusitis, disnea, broncoespasmo (incluido empeoramiento del asma), congestión nasal. Ramipril: Poco frecuente. Infecciones e infestaciones: Nasofaringitis. Atorvastatina: Frecuente. Trastornos del sistema nervioso. Cefalea. Ramipril: Frecuente. Atorvastatina: Frecuente. Mareos. Ramipril: Frecuente. Atorvastatina: Poco frecuente. Vértigo, ageusia. Ramipril: Poco frecuente. Parestesia, disgeusia. Ramipril: Poco frecuente. Atorvastatina: Poco frecuente. Hipoestesia, amnesia. Atorvastatina: Poco frecuente. Neuropatía periférica. Atorvastatina: Rara. Temblor, trastorno del equilibrio. Ramipril: Rara. Isquemia cerebral (incluidos accidente cerebrovascular isquémico y accidente isquémico transitorio), deterioro de las habilidades psicomotoras, sensación de quemazón, parosmia. Ramipril: No conocida. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Exantema, en especial maculopapular. Ramipril: Frecuente. Reacciones cutáneas. Ácido acetilsalicílico: Poco frecuente. Urticaria, prurito, alopecia. Atorvastatina: Poco frecuente. Angioedema; en muy raras ocasiones, la obstrucción de las vías respiratorias por angioedema puede producir la muerte; prurito, hiperhidrosis. Ramipril: Poco frecuente. Edema angioneurótico, dermatitis ampollosa incluido eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica. Atorvastatina: Rara. Dermatitis exfoliativa, urticaria, onicólisis. Ramipril: Rara. Reacción de fotosensibilidad. Ramipril: Muy rara. Eritema multiforme. Ramipril: No conocida. Ácido acetilsalicílico: Muy rara. Pénfigo, empeoramiento de la psoriasis, dermatitis psoriasiforme, exanterna o enantema penfigoide o liquenoide, alopecia. Ramipril: No conocida. Trastornos del sistema inmunológico: Reacciones alérgicas. Atorvastatina: Frecuente. Reacciones alérgicas de la piel, las vías respiratorias, el tubo digestivo y el sistema cardiovascular, sobre todo en pacientes asmáticos (con los siguientes posibles síntomas: reducción de la presión arterial, disnea, rinitis, congestión nasal, choque anafiláctico, edema de Quincke). Ácido acetilsalicílico: Rara. Anafilaxia. Atorvastatina: Muy rara. Reacciones anafilácticas o anafilactoides, aumento de anticuerpos antinucleares. Ramipril: No conocida. Trastornos hepatobiliares: Hepatitis. Atorvastatina: Poco frecuente. Elevación de las enzimas hepáticas y/o de la bilirrubina conjugada. Ramipril: Poco frecuente. Colestasis. Atorvastatina: Rara. Ictericia colestásica, daño hepatocelular. Ramipril: Rara. Insuficiencia hepática. Atorvastatina: Muy rara. Elevación de los valores en las pruebas de función hepática. Ácido acetilsalicílico: Muy rara. Insuficiencia hepática aguda, hepatitis citolítica o colestásica (en muy raras ocasiones con desenlace mortal). Ramipril: No conocida Trastornos renales y urinarios: Insuficiencia renal (incluida insuficiencia renal aguda), aumento de la diuresis, empeoramiento de una proteinuria previa, aumento de la urea sanguínea, aumento de la creatinina sanguínea. Ramipril: Poco frecuente. Insuficiencia renal. Ácido acetilsalicílico: Muy rara. Trastornos del metabolismo y la nutrición: Hiperglucemia. Atorvastatina: Frecuente. Hiperpotasemia. Ramipril: Frecuente. Hipoglucemia. Atorvastatina: Poco frecuente. Ácido acetilsalicílico: Muy rara. Incremento ponderal. Atorvastatina: Poco frecuente. Anorexia. Ramipril: Poco frecuente. Atorvastatina: Poco frecuente. Hiporexia. Ramipril: Poco frecuente. En dosis bajas, el ácido acetilsalicílico reduce la excreción de ácido úrico. En los pacientes predispuestos puede provocar crisis de gota. Ácido acetilsalicílico: Muy rara. Hiponatremia. Ramipril: No conocida. Trastornos psiquiátricos: Pesadillas, insomnio. Atorvastatina: Poco frecuente. Depresión, ansiedad, nerviosismo, inquietud, trastornos del sueño, incluida la somnolencia. Ramipril: Poco frecuente. Estado confusional. Ramipril: Rara. Trastornos de la atención. Ramipril: No conocida. Trastornos oculares: Visión borrosa. Ramipril: Poco frecuente. Atorvastatina: Poco frecuente. Trastornos visuales. Ramipril: Poco frecuente. Atorvastatina: Rara. Conjuntivitis. Ramipril: Rara. Trastornos del oído y del laberinto: Acúfenos. Ramipril: Rara. Atorvastatina: Poco frecuente. Hipoacusia. Ramipril: Rara. Pérdida de audición. Atorvastatina: Muy rara. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo Mialgia, espasmos musculares. Ramipril: Frecuente. Atorvastatina: Frecuente. Dolores en las extremidades, inflamación articular, dolor de espalda. Atorvastatina: Frecuente. Artralgia. Ramipril: Poco frecuente. Atorvastatina: Frecuente. Dolor cervical, fatiga muscular. Atorvastatina: Poco frecuente. Miopatía, miosítis, rabdomiólisis, tendinopatía a veces complicada por rotura. Atorvastatina: Rara. Miopatía necrotizante inmunomediada. Atorvastatina: No conocida Trastornos del aparato reproductor y de la mama: Disfunción eréctil transitoria, disminución de la libido. Ramipril: Poco Frecuente. Ginecomastia. Ramipril: No conocida. Atorvastatina: Muy rara. Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: Dolor torácico, fatiga. Ramipril: Frecuente. Atorvastatina: Poco frecuente -Pirexia. Ramipril: Poco frecuente. Atorvastatina: Poco frecuente. Malestar, edema periférico. Atorvastatina: Poco frecuente. Astenia. Ramipril: Rara. Atorvastatina: Poco frecuente. Exploraciones complementarias: Anomalías en las pruebas de función hepática, aumento de la creatina cinasa en sangre. Atorvastatina: Frecuente. Presencia de leucocitos en la orina. Atorvastatina: Poco frecuente Trastornos Cardiacos: Isquemia miocárdica (incluidos angina de pecho o infarto de miocardio), taquicardia, arritmia, palpitaciones y edema periférico. Ramipril: Poco frecuente. Hipotensión ortostática, síncope. Ramipril: Frecuente. Rubefacción. Ramipril: Poco frecuente. Estenosis vascular, hipoperfusión, vasculitis. Ramipril: Rara. Fenómeno de Raynaud. Ramipril: No conocida. Notificación de Sospecha de Reacciones Adversas: Es importante notificar la sospecha de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del Sistema Nacional de Farmacovigilancia al siguiente link: http://sistemas. anmat.gov.ar/aplicaciones_net/fvg_eventos_adversos_nuevo/ index.htlm y/o al Departamento de Farmacovigilancia de GADOR S.A. vía email a farmacovigilancia@gador.com o telefónicamente al 0800- 220-2273.

Advertencias.

OMNIPIL® debe utilizarse solo como tratamiento de sustitución en pacientes controlados de forma adecuada con los monocomponentes administrados concomitantemente en dosis terapéuticas equivalentes. Advertencias para poblaciones especiales: Se requiere una vigilancia médica especialmente estrecha en caso de: Hipersensibilidad a otros analgésicos/antiinflamatorios/antipiréticos/ antirreumáticos u otros alérgenos. Otras alergias conocidas (p. ej., reacciones cutáneas, prurito, urticaria), asma bronquial, rinitis alérgica, inflamación de las mucosas nasales (hiperplasia adenoidea) y otras enfermedades respiratorias crónicas

. Pacientes con antecedentes de úlceras gástricas o intestinales o hemorragia gastrointestinal. Pacientes con insuficiencia hepática y/o renal. Pacientes con especial riesgo de hipotensión: En pacientes con intensa activación del sistema renina-aldosterona-angiotensina, insuficiencia cardíaca transitoria o persistente tras IM, pacientes con riesgo de isquemia cardíaca o cerebral, en caso de hipotensión, es necesaria la supervisión médica con monitorización de la presión arterial para reducir el riesgo de un descenso pronunciado agudo de la presión arterial y un deterioro de la función renal debido a la inhibición de la ECA. Deterioro de la circulación cardiovascular (vasculopatía renal, insuficiencia cardíaca congestiva, disminución del volumen, cirugía mayor, septicemia o hemorragias graves). Pacientes con déficit de la enzima glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. Pacientes con riesgo de niveles elevados de ácido úrico. - Pacientes que consumen cantidades considerables de alcohol y/o con antecedentes de enfermedades hepáticas. Diagnóstico de embarazo: el tratamiento se interrumpirá inmediatamente y, si es oportuno, se iniciará un tratamiento alternativo. Los inhibidores de la ECA aumentan la tasa de angioedema en pacientes de raza negra, en comparación con los de otras etnias. Ramipril, como otros inhibidores de la ECA, puede ser menos eficaz para disminuir la presión arterial en pacientes de raza negra, probablemente por la mayor prevalencia de hipertensión arterial con nivel bajo de renina en la población negra hipertensa. Es necesaria monitorización durante el tratamiento en caso de: Tratamiento concomitante con antiinflamatorios no esteroideos (AINE), corticosteroides, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), antiagregantes plaquetarios y anticoagulantes. Tratamiento concomitante con ibuprofeno. Pacientes que desarrollan algún signo o síntoma indicativo de daño hepático. Cirugía: El tratamiento con OMNIPIL® se interrumpirá provisionalmente unos días antes de una intervención quirúrgica mayor programada y cuando sobrevenga cualquier afección quirúrgica o médica mayor. En el caso de intervenciones menores, como extracciones dentales, OMNIPIL® puede prolongar el tiempo de sangría. Se recomienda un seguimiento estrecho de los pacientes con insuficiencia renal. Existe un riesgo de insuficiencia renal, especialmente en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva o tras un trasplante renal. En los pacientes con riesgo de hiperpotasemia, es decir, con insuficiencia renal, de edad avanzada ( > 70 años), con diabetes mellitus no controlada o afecciones como deshidratación, descompensación cardíaca aguda y acidosis metabólica, o los que utilizan concomitantemente sales de potasio, diuréticos ahorradores de potasio y otros principios activos que aumentan la potasemia, se recomienda la vigilancia regular de los niveles séricos de potasio. Advertencias sobre efectos adversos específicos: Efectos hepáticos: Se recomienda realizar pruebas de función hepática antes de iniciar el tratamiento con atorvastatina y posteriormente de forma periódica. Se deben realizar pruebas de función hepática a los pacientes que desarrollen cualquier síntoma o signo que sugiera lesión hepática. Los pacientes que presenten un aumento en los niveles de transaminasas se deben controlar hasta que esta anomalía(s) quede(n) resuelta(s). En caso de un aumento persistente de las transaminasas 3 veces el valor máximo de normalidad, se recomienda una reducción de la dosis o la retirada de OMNIPIL®. OMNIPIL® debe utilizarse con precaución en pacientes que consuman cantidades importantes de alcohol y/o con antecedentes de enfermedad hepática. Prevención del ictus mediante una reducción intensiva de los niveles de colesterol (SPARCL): En un análisis post-hoc de los subtipos de ictus en pacientes sin enfermedad coronaria (EC) que habían padecido recientemente un ictus o un accidente isquémico transitorio (AIT), se observó que había una mayor incidencia de ictus hemorrágico en aquellos pacientes en tratamiento con atorvastatina 80 mg en comparación con placebo. Este incremento del riesgo se observó especialmente en pacientes con ictus hemorrágico previo o infarto lacunar en el momento de la inclusión en el estudio. Para pacientes con ictus hemorrágico previo o infarto lacunar, el balance beneficio riesgo de atorvastatina 80 mg es incierto, y se habrá de considerar cuidadosamente el potencial riesgo de ictus hemorrágico antes de iniciar el tratamiento. Efectos sobre el músculo esquelético: Atorvastatina, al igual que los demás inhibidores de la HMG-CoA reductasa, puede en raras ocasiones afectar a la musculatura esquelética y provocar mialgia, miositis y miopatía, que pueden progresar a rabdomiólisis, una enfermedad potencialmente mortal caracterizada por niveles muy altos ( > 10 veces el LSN) de creatina cinasa (CK), mioglobinemia y mioglobinuria, que puede conducir a insuficiencia renal. Antes de comenzar el tratamiento Atorvastatina se debe prescribir con precaución en aquellos pacientes con factores que pueden predisponer a la aparición de rabdomiólisis. Antes de comenzar el tratamiento con estatinas, se deben determinar los niveles de CK en las siguientes situaciones: Insuficiencia renal. Hipotiroidismo. Antecedentes personales o familiares de enfermedades musculares hereditarias. Antecedentes de toxicidad muscular por una estatina o un fibrato. Antecedentes de enfermedad hepática y/o cuando se consuman cantidades substanciales de alcohol. En ancianos (mayores de 70 años), la necesidad de estas determinaciones se debería valorar dependiendo de la existencia de otros factores predisponentes para el desarrollo de rabdomiólisis. Situaciones en las que se puede producir un aumento en los niveles plasmáticos, como interacciones y en poblaciones especiales, incluyendo subpoblaciones genéticas. En todas las circunstancias enumeradas anteriormente, debe valorarse el riesgo del tratamiento frente a su posible beneficio y, se recomienda la vigilancia clínica del paciente. Si los niveles de CK son significativamente elevados en el estado basal ( > 5 veces el LSN) no debe iniciarse el tratamiento. Determinación de la creatina quinasa: Los niveles de creatina quinasa (CK) no se deben determinar después de realizar un ejercicio físico intenso o en presencia de una causa alternativa que pueda explicar un incremento de la CK, ya que esto dificulta la interpretación del resultado. Si inicialmente los valores de CK están significativamente elevados ( > 5 veces el valor máximo de normalidad), la determinación deberá repetirse de 5 a 7 días más tarde para confirmar estos resultados. Durante el tratamiento: Se pedirá a los pacientes que informen inmediatamente si aparece dolor muscular, calambres o debilidad, en especial si van acompañados de malestar o fiebre. Si estos síntomas se producen mientras un paciente recibe tratamiento con atorvastatina, se determinarán los valores de CK. Si dichos valores son significativamente altos ( > 5 x LSN) se interrumpirá el tratamiento. Si los síntomas musculares son intensos y causan malestar diario, incluso si los valores de CK no llegan a 5 x LNS, se considerará la interrupción del tratamiento. Si los síntomas remiten y la CK recupera los valores normales, puede considerarse administrar de nuevo atorvastatina o cambiar a otra estatina distinta, siempre con un estrecho seguimiento del paciente. El tratamiento con OMNIPIL® debe interrumpirse si se produce una elevación clínicamente significativa de los niveles de CK ( > 10 x LSN) o en caso de que se diagnostique o se sospeche rabdomiólisis. Se han notificado, en muy raras ocasiones, casos de miopatía necrotizante inmunomediada (MNIM) durante o después del tratamiento con algunas estatinas. Clínicamente, la MNIM se caracteriza por debilidad muscular proximal persistente y elevación de la creatina kinasa sérica, que persisten a pesar de la suspensión del tratamiento con la estatina. Fertilidad, embarazo y lactancia: Mujeres en edad fértil: Las mujeres en edad fértil deben utilizar las medidas anticonceptivas adecuadas durante el tratamiento. Embarazo: OMNIPIL® está contraindicado durante el embarazo. No se recomienda el uso de inhibidores de la ECA durante el primer trimestre de embarazo. El uso de los inhibidores de la ECA está contraindicado durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo. Las pruebas epidemiológicas relacionadas con el riesgo de teratogenicidad tras la exposición a inhibidores de la ECA durante el primer trimestre del embarazo no han sido concluyentes; sin embargo no se puede excluir un pequeño aumento del riesgo. A menos que el tratamiento continuado con inhibidores de la ECA se considere esencial, las pacientes que planeen quedarse embarazadas deben recibir otros antihipertensivos con un perfil de seguridad establecido durante el embarazo. Cuando se diagnostica un embarazo, el tratamiento con inhibidores de la ECA debe interrumpirse inmediatamente y, si es adecuado, comenzar un tratamiento alternativo. Se sabe que la exposición a inhibidores de la ECA/antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA II) durante el segundo y tercer trimestre provoca fetotoxicidad humana (disfunción renal, oligohidramnios, retraso de la osificación del cráneo) y toxicidad neonatal (insuficiencia renal, hipotensión, hiperpotasemia), vigilancia de la función renal y el cráneo mediante ecografía. Se debe vigilar cuidadosamente a los recién nacidos cuyas madres hayan tomado inhibidores de la ECA, para detectar posible hipotensión, oliguria e hiperpotasemia. Durante el primer y el segundo trimestre del embarazo, solo se debe tomar el ácido acetilsalicílico en casos estrictamente necesarios. La inhibición de la síntesis de las prostaglandinas puede tener efectos negativos sobre el embarazo y/o el desarrollo del embrión/feto. Los datos de estudios epidemiológicos demuestran un aumento del riesgo de muerte fetal, anomalías cardíacas y gastrosquisis tras la administración de inhibidores de la síntesis de las prostaglandinas al principio del embarazo. Presumiblemente, el riesgo aumenta en relación con la dosis y la duración del tratamiento. La experiencia previa con dosis diarias de 50-150 mg de ácido acetilsalicílico administrado a mujeres embarazadas en el segundo y tercer trimestre no ha demostrado inhibición del parto, aumento de la diátesis hemorrágica u oclusión prematura del conducto arterioso. No hay datos suficientes para respaldar o descartar la asociación del ácido acetilsalicílico con un aumento del riesgo de aborto. Además, tampoco hay datos que demuestren la asociación del ácido acetilsalicílico con malformaciones, aunque no puede descartarse un aumento del riesgo de gastrosquisis. En un metaanálisis que incluyó 6 estudios de cohortes, 1 estudio aleatorizado y controlado y 15 estudios de casos y controles (Kozer et al., 2002) sobre la relación entre malformaciones y el tratamiento con ácido acetilsalicílico durante el primer trimestre del embarazo, no se observó un aumento significativo del riesgo de malformaciones (índice de probabilidad = 1,33; IC del 95 %: 0,94 - 1,89). En el estudio de cohortes más importante se incluyó aproximadamente a 15.000 mujeres embarazadas que habían tomado ácido acetilsalicílico durante el primer trimestre del embarazo. Los estudios con animales demostraron toxicidad reproductiva respecto los principios activos ácido acetilsalicílico, atorvastatina y ramipril. Si mujeres que estén planeando quedarse embarazadas o que se encuentren en el primer o segundo trimestre del embarazo toman ácido acetilsalicílico, la duración del tratamiento debe ser lo más corta posible. Durante el tercer trimestre del embarazo, con el uso de inhibidores de la síntesis de prostaglandinas, el feto puede verse expuesto a: Toxicidad cardiopulmonar (cierre prematuro del conducto arterioso e hipertensión pulmonar). Insuficiencia renal, que puede llevar a fallo renal y oligohidramnios. La madre y el feto, al final del embarazo, pueden verse expuestos a: Posible prolongación de la hemorragia, un efecto antiagregante que puede producirse incluso a dosis bajas. Inhibición de las contracciones uterinas que conducirían a un retraso o prolongación del parto. No se ha establecido la seguridad de atorvastatina en mujeres embarazadas. No se han realizado ensayos clínicos controlados con atorvastatina en mujeres embarazadas. Se han descrito raros casos de anomalías congénitas tras la exposición intrauterina a inhibidores de la HMG-CoA reductasa. Los estudios con animales han demostrado toxicidad para la reproducción. El tratamiento de la madre con atorvastatina puede reducir los niveles fetales de mevalonato, un precursor de la biosíntesis de colesterol. La aterosclerosis es una enfermedad crónica y, por lo general, la retirada de los hipolipidemiantes durante el embarazo debe tener poco efecto sobre el riesgo a largo plazo asociado a la hipercolesterolemia primaria. Tratamiento concomitante con otros medicamentos: El riesgo de rabdomiólisis aumenta cuando se administra de forma concomitante atorvastatina con ciertos medicamentos que pueden incrementar su concentración plasmática, como inhibidores potentes de la CYP3A4 o proteínas transportadoras (por ejemplo, ciclosporina, telitromicina, claritromicina, delavirdina, estiripentol, ketoconazol, voriconazol, itraconazol, posaconazol e inhibidores de la proteasa del VIH incluyendo ritonavir, lopinavir, atazanavir, indinavir, darunavir, tipranavir/ritonavir, etc). El riesgo de miopatía, también puede verse incrementado, por el uso concomitante de gemfibrozilo y otros derivados del ácido fíbrico, antivirales para el tratamiento de la hepatitis C (VHC) (boceprevir, telaprevir, elbasvir/grazoprevir), eritromicina, niacina o ezetimibe. Se deben considerar, cuando sea posible, terapias alternativas (que no interaccionen), en lugar de estos medicamentos. En los casos en los que la administración conjunta de estos medicamentos con atorvastatina sea necesaria, debe valorarse con cuidado el beneficio y el riesgo. Durante el tratamiento con medicamentos que aumenten las concentraciones plasmáticas de atorvastatina, se recomienda una dosis máxima de atorvastatina más baja. Además, en el caso de potentes inhibidores de la CYP3A4, debe considerarse una dosis inicial de atorvastatina más baja y se recomienda el seguimiento clínico de estos pacientes. OMNIPIL® no debe administrarse junto con las formulaciones sistémicas de ácido fusídico o dentro de los 7 días de la interrupción del tratamiento. En pacientes en los que se considera esencial el uso de ácido fusídico sistémico, el tratamiento con estatinas debe interrumpirse durante toda la duración del tratamiento con ácido fusídico. Se han notificado casos de rabdomiólisis (incluyendo algunos casos mortales) en pacientes que recibieron ácido fusídico y estatinas en combinación: Se debe advertir al paciente que acuda inmediatamente al médico si experimenta algún síntoma de debilidad muscular, dolor o sensibilidad. El tratamiento con estatinas podrá ser reintroducido siete días después de la última dosis de ácido fusídico. En circunstancias excepcionales, cuando sea necesaria la utilización de ácido fusídco sistémico de acción prolongada, por ejemplo, para el tratamiento de infecciones graves, la administración conjunta de OMNIPIL® y ácido fusídico debe considerarse caso por caso y bajo estrecha supervisión médica. Neumopatía intersticial: Se han comunicado casos excepcionales de neumopatía intersticial con algunas estatinas, especialmente con el tratamiento a largo plazo. Los síntomas que presenta pueden incluir disnea, tos no productiva y empeoramiento general (fatiga, pérdida de peso y fiebre). Si se sospecha que un paciente ha desarrollado neumopatía intersticial, debe interrumpirse el tratamiento con la estatina. Diabetes Mellitus: Algunas evidencias sugieren que las estatinas como medicamentos que elevan los niveles de glucosa en algunos pacientes, con alto riesgo de sufrir diabetes, pueden producir una hiperglucemia que requiera el tratamiento de diabetes. Sin embargo este riesgo es compensado por la reducción de riesgo vascular de las estatinas y por tanto no debe ser una razón para interrumpir el tratamiento con estatinas. Los pacientes con riesgo de sufrir diabetes (niveles de glucosa en ayunas de 5,6 a 6,9 mmol/l, IMC > 30 kg/m², triglicéridos elevados, hipertensión arterial) deben someterse a un control tanto clínico como bioquímico, de acuerdo con las directrices nacionales. Angioedema: Se ha notificado angioedema en pacientes tratados con inhibidores de la ECA, incluido ramipril. En caso de angioedema, debe interrumpirse la administración de OMNIPIL®. Debe iniciarse inmediatamente un tratamiento de urgencia. Se mantendrá en observación a los pacientes al menos 12 a 24 horas y se dará el alta tras la completa resolución de los síntomas. Se ha notificado angioedema intestinal en pacientes tratados con inhibidores de la ECA, incluido ramipril. Estos pacientes presentaron dolor abdominal (con o sin náuseas y vómitos). Bloqueo dual del sistema renina-angiotensina-aldosterona (SRAA): Existe evidencia de que el uso concomitante de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, antagonistas de los receptores de angiotensina II o aliskirén aumenta el riesgo de hipotensión, hiperpotasemia y disminución de la función renal (incluyendo insuficiencia renal aguda). En consecuencia, no se recomienda el bloqueo dual del SRAA mediante la utilización combinada de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, antagonistas de los receptores de angiotensina II o aliskiren (ver secciones). Si se considera imprescindible la terapia de bloqueo dual, ésta sólo se debe llevar a cabo bajo la supervisión de un especialista y sujeta a una estrecha y frecuente monitorización de la función renal, los niveles de electrolitos y la presión arterial. No se deben utilizar de forma concomitante los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y los antagonistas de los receptores de angiotensina II en pacientes con nefropatía diabética. Reacciones anafilácticas durante la desensibilización: La probabilidad y gravedad de las reacciones anafilácticas y anafilactoides a venenos de insectos y otros alérgenos aumenta con la inhibición de la ECA. Antes de la desensibilización cabe considerar la interrupción provisional de OMNIPIL®. Neutropenia/agranulocitosis: Se han observado en muy raras ocasiones neutropenia/agranulocitosis, trombocitopenia y anemia, y también se ha descrito mielosupresión. Se recomienda la vigilancia de la cifra de leucocitos. Se aconseja un seguimiento más frecuente en la fase inicial del tratamiento y en pacientes con insuficiencia renal, colagenopatías (p. ej., lupus eritematoso o esclerodermia) y los tratados con otras especialidades farmacéuticas que puedan alterar el hemograma. Tos: Se ha descrito tos con el uso de inhibidores de la ECA. Típicamente es una tos seca y persistente que desaparece tras interrumpir el tratamiento. La tos provocada por los inhibidores de la ECA debe considerarse como parte del diagnóstico diferencial de la tos. OMNIPIL® contiene lactosa. Los pacientes con intolerancia hereditaria a galactosa, insuficiencia de lactasa de Lapp (insuficiencia observada en ciertas poblaciones de Laponia) o malaabsorción de glucosa o galactosa no deben tomar este medicamento. (Ver tabla 1)

Precauciones de uso Sales de potasio, heparina, diuréticos ahorradores de potasio y otros principios activos que aumenten la potasemia (como antagonistas de la angiotensina II, trimetoprima, tacrolimús): Puede producirse hiperpotasemia y, por consiguiente, es necesario vigilar estrechamente la potasemia. Antihipertensivos (p. ej., diuréticos) y otras sustancias que pueden disminuir la presión arterial (p. ej., nitratos, antidepresivos tricíclicos, anestésicos, ingestión aguda de alcohol, baclofeno, alfuzosina, doxazosina, prazosina, tamsulosina, terazosina): Se debe anticipar un aumento del riesgo de hipotensión. Los datos de los estudios clínicos han demostrado que el bloqueo dual del sistema renina-angiotensina-aldosterona (SRAA) mediante el uso combinado de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, antagonistas de los receptores de angiotensina II o aliskirén se asocia con una mayor frecuencia de acontecimientos adversos tales como hipotensión, hiperpotasemia y disminución de la función renal (incluyendo insuficiencia renal aguda) en comparación con el uso de un solo agente con efecto sobre el SRAA. Simpaticomiméticos vasopresores y otras sustancias (p. ej., isoproterenol, dobutamina, dopamina, epinefrina) que pueden reducir el efecto antihipertensivo de ramipril: Se recomienda el control de la presión arterial. Alopurinol, inmunosupresores, corticosteroides, procainamida, citostáticos y otras sustancias que puedan alterar el hemograma: Aumento de la probabilidad de reacciones hematológicas. Sales de litio: Los inhibidores de la ECA pueden reducir la excreción de litio, por lo que puede aumentar la toxicidad de este elemento. Debe vigilarse la litemia. Antidiabéticos, incluida la insulina: Pueden producirse reacciones hipoglucémicas. Se recomienda el control de la glucemia. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción: Ácido acetilsalicílico: interacciones farmacodinámicas y farmacocinéticas: Efecto sobre ácido acetilsalicílico de la coadministración de otros Fármacos: Otros inhibidores de la agregación plaquetaria: Los inhibidores de la agregación plaquetaria como ticlopidina y clopidogrel pueden prolongar el tiempo de coagulación. Otros analgésicos/antiinflamatorios no esteroideos y antirreumáticos: Estos fármacos aumentan el riesgo de hemorragia y úlceras gastrointestinales. Glucocorticosteroides sistémicos (excepto la hidrocortisona como tratamiento sustitutivo en la enfermedad de Addison): Los glucocorticosteroideos sistémicos aumentan el riesgo de hemorragias y úlceras gastrointestinales. Diuréticos: Los AINE pueden provocar insuficiencia renal aguda, sobre todo en pacientes deshidratados. En caso de uso simultáneo de OMNIPIL® y diuréticos, se recomienda vigilar la adecuada hidratación de los pacientes. Alcohol: El alcohol aumenta el riesgo de hemorragias y úlceras gastrointestinales. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS): Los ISRS aumentan el riesgo de hemorragia, especialmente gastrointestinal, por sus efectos sinérgicos. Uricosúricos: El tratamiento concomitante con OMNIPIL® reduce el efecto de los uricosúricos y aumenta las concentraciones plasmáticas de ácido acetilsalicílico al reducir su excreción. Efecto sobre otros fármacos de la coadministración de ácido acetilsalicílico: Tratamiento con anticoagulantes y trombolíticos: El ácido acetilsalicílico puede aumentar el riesgo de hemorragia si se toma antes o al mismo tiempo que un tratamiento anticoagulante y trombolítico. Por consiguiente, se vigilará a los pacientes en tratamiento anticoagulante y trombolítico para detectar signos de hemorragia interna y externa. Digoxina: Los AINE aumentan las concentraciones plasmáticas de digoxina. Se recomienda la vigilancia de los niveles plasmáticos de digoxina durante el tratamiento concomitante o la interrupción de OMNIPIL®. Antidiabéticos, incluida la insulina: La administración concomitante de OMNIPIL® y antidiabéticos, incluida la insulina, aumenta el efecto hipoglucemiante de estos fármacos. Se recomienda el control de la glucemia. Metotrexato: Los salicilatos pueden desplazar al metotrexato de su unión a las proteínas del plasma y reducir su aclaramiento renal, lo que induce concentraciones plasmáticas tóxicas de metotrexato. Está contraindicado el tratamiento concomitante con metotrexato en dosis semanales iguales o superiores a 15 mg. Para dosis de metotrexato inferiores a 15 mg semanales, debe hacerse un seguimiento de la función renal y el hemograma, especialmente al inicio del tratamiento. Ácido valproico: Los salicilatos pueden desplazar al ácido valproico de las proteínas plasmáticas, lo que aumenta las concentraciones plasmáticas de ácido valproico. Ibuprofeno: No hay pruebas concluyentes respecto al potencial de interacción cuando el ácido acetilsalicílico se combina con ibuprofeno a largo plazo, aunque algunos datos experimentales han demostrado una reducción del efecto sobre la agregación plaquetaria. Antiácidos: Los antiácidos pueden aumentar la eliminación renal de salicilatos por alcalinización de la orina. Inhibidores de la ECA: Aunque se ha descrito que el ácido acetilsalicílico puede disminuir el efecto beneficioso de los inhibidores de la ECA reduciendo la síntesis de las prostaglandinas vasodilatadoras, varios estudios han demostrado una interacción negativa de los inhibidores de la ECA con dosis altas de ácido acetilsalicílico (es decir, ≥ 325 mg), pero no con dosis bajas de ácido acetilsalicílico (es decir, ≤ 100 mg). Ciclosporina: Los AINE pueden aumentar la nefrotoxicidad de la ciclosporina debido a efectos mediados por las prostaglandinas renales. Se recomienda un seguimiento estrecho de la función renal, especialmente en pacientes de edad avanzada. Vancomicina: El ácido acetilsalicílico puede aumentar el riesgo de ototoxicidad de la vancomicina. Interferón a: El ácido acetilsalicílico puede reducir el efecto del interferón a. Litio: Los AINE reducen la eliminación de litio, de manera que los niveles plasmáticos de este elemento pueden alcanzar valores tóxicos. No se recomienda el uso concomitante de litio y AINE. Si es necesaria tal combinación, deben vigilarse estrechamente las concentraciones plasmáticas de litio durante el inicio, el ajuste y la retirada del tratamiento. Barbitúricos: El ácido acetilsalicílico aumenta los niveles plasmáticos de barbitúricos. Zidovudina: El ácido acetilsalicílico puede aumentar los niveles plasmáticos de zidovudina, por inhibición competitiva de la glucuronidación o inhibiendo directamente el metabolismo microsomal hepático. Fenitoína: El ácido acetilsalicílico puede aumentar los niveles plasmáticos de fenitoína. Pruebas analíticas: El ácido acetilsalicílico puede alterar los resultados de los análisis siguientes. Sangre: Aumento (biológico) de transaminasas (ALT y AST), fosfatasa alcalina, amoniaco, bilirrubina, colesterol, creatina cinasa, digoxina, tiroxina libre, lactato deshidrogenasa (LDH), tiroxina unida a globulinas, triglicéridos, ácido úrico y ácido valproico; aumento (interferencia analítica) de glucosa, paracetamol y proteínas totales; disminución (biológica) de tiroxina libre, glucosa, fenitoína, TSH, TSH-RH, tiroxina, triglicéridos, triyodotironina, ácido úrico y aclaramiento de creatinina; disminución (interferencia analítica) de transaminasas (ALT), albúmina, fosfatasa alcalina, colesterol, creatina cinasa, lactato deshidrogenasa (LDH) y proteínas totales. Orina: Disminución (biológica) de estriol; disminución (interferencia analítica) de ácido 5-hidroxiindolacético, ácido 4-hidroxi-3-metoximandélico, estrógenos totales y glucosa. Atorvastatina: interacciones farmacodinámicas y farmacocinéticas: Efecto sobre atorvastatina de la coadministración de otros fármacos: Atorvastatina se metaboliza por el citocromo P450 3A4 (CYP3A4) y es un sustrato de los transportadores hepáticos, el polipéptido transportador de aniones orgánicos 1B1 (OATP1B1) y 1B3 (OATP1B3). Los metabolitos de atorvastatina son sustratos del OATP1B1. Además, atorvastatina esta identificada como un sustrato de la proteína de resistencia a múltiples fármacos 1 (MDR1) y la proteína de resistencia al cáncer de mama (BCRP), que puede limitar la absorción intestinal y el aclaramiento biliar de atorvastatina. La administración concomitante de fármacos inhibidores de la CYP3A4 o las proteínas transportadoras puede elevar las concentraciones plasmáticas de atorvastatina y el riesgo de miopatía. El riesgo también puede aumentar con la administración concomitante de atorvastatina y otros fármacos con potencial para inducir miopatía, como los derivados del ácido fíbrico, ácido fusídico y ezetimibe. Inhibidores de la CYP3A4: Los inhibidores potentes de la CYP3A4 han demostrado su capacidad para elevar5 sustancialmente las concentraciones de atorvastatina (véase la TABLA 2 y la información específica a continuación). Debe evitarse en la medida de lo posible la coadministración de inhibidores potentes de la CYP3A4 (p. ej., ciclosporina, telitromicina, claritromicina, delavirdina, estiripentol, ketoconazol, voriconazol, itraconazol, posaconazol, algunos antivirales utilizados para el tratamiento del VHC (por ejemplo, elbasvir/grazoprevir) e inhibidores de las proteasas del VIH como ritonavir, lopinavir, atazanavir, indinavir, darunavir, etc.). En los casos que no pueda evitarse la administración concomitante de estos medicamentos con atorvastatina se debe considerar el uso de dosis inicial y máxima inferiores de atorvastatina y se recomienda el adecuado seguimiento clínico del paciente (ver TABLA 2). Los inhibidores moderados de la CYP3A4 (p. ej., eritromicina, diltiazem, verapamilo y fluconazol) pueden aumentar las concentraciones de atorvastatina (véase la TABLA 2). Se ha observado un aumento del riesgo de miopatía con el uso de eritromicina junto con estatinas. Aún no han concluido los estudios de interacción para evaluar los efectos de amiodarona o verapamilo con atorvastatina Se sabe que tanto amiodarona como verapamilo inhiben la actividad de la CYP3A4 y coadministrados con atorvastatina pueden aumentar la exposición a atorvastatina. Por tanto, debe considerarse una dosis máxima de atorvastatina más baja y se recomienda un adecuado seguimiento clínico del paciente cuando se administre de forma concomitante con inhibidores moderados de la CYP3A4. Se recomienda un adecuado seguimiento clínico tras el inicio de la dosis del inhibidor o después de un ajuste de la misma. Inductores de la CYP3A4: La administración concomitante de atorvastatina con inductores de la citocromo P450 3A4 (p. ej., efavirenz, rifampicina, hipérico) puede inducir reducciones variables de las concentraciones plasmáticas de atorvastatina. Debido al doble mecanismo de interacción de rifampicina (inducción de la CP450 3A4 e inhibición del transportador OATP1B1 que favorece la captación por los hepatocitos) se recomienda la coadministración simultánea de atorvastatina y rifampicina, ya que la administración retardada de atorvastatina tras la administración de rifampicina se ha asociado a una reducción significativa de las concentraciones plasmáticas de atorvastatina. El efecto de rifampicina sobre las concentraciones de atorvastatina en los hepatocitos es, sin embargo, desconocida y, si no puede evitarse su administración concomitante, debe realizarse un cuidadoso seguimiento de los pacientes para controlar la eficacia del tratamiento. Inhibidores de los transportadores: Los inhibidores de las proteínas transportadoras (p. ej., ciclosporina) pueden aumentar la exposición sistémica a atorvastatina (véase la TABLA 2). Se desconoce el efecto de la inhibición de los transportadores para la captación hepática sobre las concentraciones de atorvastatina en los hepatocitos. Si no puede evitarse su administración concomitante, se recomienda la reducción de la dosis y el seguimiento clínico para controlar la eficacia del tratamiento (véase la TABLA 2). Gemfibrozilo/derivados del ácido fíbrico: El uso de fibratos en monoterapia se asocia en ocasiones a acontecimientos de carácter muscular, como rabdomiólisis. El riesgo de tales acontecimientos puede aumentar por el uso concomitante de derivados del ácido fíbrico y atorvastatina. Si no puede evitarse su administración concomitante, debe realizarse un adecuado seguimiento de los pacientes. Ezetimibe: El uso de ezetimibe en monoterapia se asocia en ocasiones a acontecimientos de carácter muscular, incluyendo rabdomiólisis. El riesgo de tales acontecimientos puede, por tanto, aumentar por el uso concomitante de ezetimibe y atorvastatina Se recomienda un adecuado seguimiento clínico de estos pacientes. Colestipol: Cuando se administró colestipol junto con atorvastatina, las concentraciones plasmáticas de atorvastatina y sus metabolitos activos se redujeron (aproximadamente un 25 %). Sin embargo, el efecto sobre los lípidos fue mayor cuando atorvastatina y colestipol se coadministraron que cuando se administró cualquiera de estos medicamentos en monoterapia. Ácido fusídico El riesgo de miopatía incluyendo rabdomiólisis puede aumentar tras la administración concomitante de ácido fusídico sistémico con estatinas. El mecanismo de esta interacción (tanto farmacodinámica como farmacocinética o ambas) aún no se conoce. Se han notificado casos de rabdomiólisis (incluyendo algunos casos mortales) en los pacientes que reciben esta combinación. Si el tratamiento con ácido fusídico sistémico es necesario, el uso de atorvastatina se debe suspender durante la duración del tratamiento con ácido fusídico. Colchicina: Aunque no se han realizado estudios de interacción entre atorvastatina y colchicina, se han comunicado casos de miopatía cuando se administra atorvastatina con colchicina. Se recomienda precaución cuando se prescriba atorvastatina con colchicina. Efecto sobre otros fármacos de la coadministración de atorvastatina: Digoxina: Cuando se coadministraron 10 mg de atorvastatina con distintas dosis de digoxina, las concentraciones de digoxina en el estado estacionario aumentaron ligeramente. Deberá monitorizarse adecuadamente a los pacientes que toman digoxina. Anticonceptivos orales: La coadministración de atorvastatina y anticonceptivos orales eleva las concentraciones plasmáticas de noretisterona y etinilestradiol. Warfarina: En los estudios clínicos con pacientes que recibían tratamiento crónico con warfarina, la coadministración de 80 mg diarios de atorvastatina con warfarina redujo ligeramente (aproximadamente 1,7 segundos) el tiempo de protrombina durante los primeros 4 días de administración; los valores se normalizaron a los 15 días del tratamiento con atorvastatina. Aunque solo se han comunicado muy raros casos de interacciones con anticoagulante clínicamente significativas, en los pacientes que toman anticoagulantes cumarínicos se debe determinar el tiempo de protrombina tanto antes de iniciar el tratamiento con atorvastatina como frecuentemente durante el mismo, a fin de garantizar que no se altere significativamente este parámetro. Tras confirmar la estabilidad del tiempo de protrombina, sus valores pueden controlarse a los intervalos habitualmente recomendados para pacientes tratados con anticoagulantes cumarínicos. Si se interrumpe la administración de OMNIPIL®, debe repetirse el mismo procedimiento. El tratamiento con atorvastatina no se ha asociado a hemorragias ni cambios en el tiempo de protrombina en pacientes que no toman anticoagulantes. - (Ver tabla 2)

Ramipril: interacciones farmacodinámicas y farmacocinéticas: Combinaciones contraindicadas: Los tratamientos extracorpóreos que impliquen el contacto de la sangre con superficies de carga negativa, como diálisis o hemofiltración con ciertas membranas de alto flujo (p. ej., membranas de poliacrilonitrilo) y aféresis de lipoproteínas de baja densidad con sulfato de dextrano, por el aumento de riesgo de reacciones anafilactoides graves. Si se requiere dicho tratamiento, debe considerarse el uso de un tipo diferente de membrana de diálisis o una clase distinta de antihipertensivos. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: Ni el ácido acetilsalicílico ni atorvastatina tienen efecto o tienen un efecto insignificante sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Debido al componente ramipril, algunos efectos adversos (p. ej., síntomas de descenso de la presión arterial como mareos) pueden disminuir la capacidad de concentración y reacción del paciente y, por consiguiente, constituir un riesgo en situaciones en las que estas capacidades son importantes (p. ej., conducir un vehículo o manejar maquinaria). Esto puede suceder sobre todo cuando se cambia de otros medicamentos a este, o se aumenta la dosis. Por tanto, cuando se toma OMNIPIL® no es aconsejable conducir ni manejar maquinaria durante varias horas.

Conservación.

Conservar en su envase original a temperatura ambiente entre 15°C y 30°C.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Sobredosificación.

Ácido acetilsalicílico: En sobredosis crónicas de ácido acetilsalicílico, predominan los síntomas del sistema nervioso central como somnolencia, mareos, confusión o náuseas (salicilismo). Por otro lado, la intoxicación aguda por ácido acetilsalicílico implica una alteración grave del equilibrio ácido- básico. Incluso en dosis terapéuticas, el aumento de la frecuencia respiratoria provoca alcalosis respiratoria, que se compensa con un aumento de la excreción renal de hidrogenocarbonato para mantener el pH normal de la sangre. Con dosis tóxicas, la compensación ya no es suficiente y el pH sanguíneo disminuye, al igual que la concentración de hidrogenocarbonato. La pCO2 del plasma puede ser normal. El trastorno parece una acidosis metabólica, aunque es una combinación de acidosis respiratoria y metabólica. Las causas son: dificultad de la respiración por dosis tóxicas, acumulación de ácido, en parte por el descenso de la eliminación renal (ácido sulfúrico y fosfórico, además de ácido salicílico, ácido láctico, ácido acetoacético y otros), por alteración grave del metabolismo de los carbohidratos. Además, se observa un desequilibrio electrolítico y pérdidas importantes de potasio. Síntomas de intoxicación aguda: Además de desequilibrios ácido-básicos, desequilibrios electrolíticos (p. ej., pérdida de potasio), hipoglucemia, exantema y hemorragias gastrointestinales, también se observan síntomas como hiperventilación, acúfenos, náuseas, vómitos, alteración de la visión y la audición, cefaleas, mareos y desorientación. La intoxicación grave (superior a 400 mg/ml) puede provocar delirio, temblor, dificultad respiratoria, sudoración, deshidratación, hipertermia y coma. En las intoxicaciones letales, la muerte suele deberse a insuficiencia respiratoria. Tratamiento de la intoxicación: El espectro de opciones terapéuticas para la intoxicación por ácido acetilsalicílico se determina por la intensidad, el estadio y los síntomas clínicos de la intoxicación. Corresponden a los procedimientos estándar para reducir la absorción de la sustancia, equilibrar la hidratación y los electrólitos y vigilar la afectación de la regulación térmica y la función respiratoria. El tratamiento se centra en las maniobras que aceleran la eliminación y normalizan el equilibrio electrolítico y el equilibrio ácido-básico. Además de infusiones de bicarbonato sódico y cloruro de potasio, también se administran diuréticos. El pH de la orina debe ser básico para que aumente el grado de ionización del ácido acetilsalicílico y, como consecuencia, disminuya la resorción tubular. Se recomienda vigilar la bioquímica sanguínea (valor del pH, pCO2, bicarbonato, potasio, etc.). Los casos graves pueden necesitar hemodiálisis. Si se sospecha una sobredosis, se mantendrá al paciente en observación durante 24 horas, ya que la ap

arición de los síntomas y los niveles plasmáticos de salicilatos puede tardar varias horas Atorvastatina: No se dispone de un tratamiento específico para la sobredosis de atorvastatina. En caso de sobredosis, se deben tratar los síntomas del paciente y aplicar las medidas de soporte que sean necesarias. Deben realizarse pruebas de función hepática y vigilar los niveles séricos de CK. Dado que atorvastatina se une ampliamente a proteínas plasmáticas, la hemodiálisis no aumentará significativamente el aclaramiento de atorvastatina. Ramipril: Los síntomas asociados a la sobredosis de inhibidores de la ECA pueden ser vasodilatación periférica excesiva (con marcada hipotensión y shock), bradicardia, alteraciones electrolíticas e insuficiencia renal. Se seguirá estrechamente al paciente; el tratamiento será sintomático y de soporte. Las medidas indicadas son la desintoxicación primaria (lavado gástrico, administración de adsorbentes) y medidas para restaurar la estabilidad hemodinámica, como la administración de agonistas alfa-1 adrenérgicos o angiotensina II (angiotensinamida). Ramiprilato, el metabolito activo de ramipril, se elimina mal de la circulación general con la hemodiálisis. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez: (011) 4962-6666/2247. Hospital Alejandro Posadas: (011) 4654-6648/4658-7777. Optativamente otros centros de Intoxicaciones.

Presentación.

OMNIPIL® 100/20/2,5; 100/20/5 Y 100/20/10 se presentan en envases conteniendo 30 cápsulas con minicomprimidos.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Revisión.

01/2020. G00186800-00.

Laboratorio que produce Omnipil