NICORVAS

TEMIS LOSTALO

Antihipertensivo.

Composición.

Cada comprimido recubierto contiene: Nicorvas 80 / Nicorvas 160, Valsartán 80 mg y 160 mg. Exc. (Povidona, Lauril Sulfato de Sodio, Crospovidona, Dióxido de Silicio Coloidal, Celulosa Microcristalina, Estearato de Magnesio, Lactosa Hidratada, Hipromelosa, Dióxido de Titanio, Polietilenglicol 6000, Óxido de Hierro Marrón) c.s.

Propiedades.

Valsartán es un antagonista de los receptores de la angiotensina II (Ang II) potente y específico con actividad por vía oral. Actúa selectivamente sobre el receptor subtipo AT1, responsable de las acciones conocidas de la angiotensina II. Grupo farmacoterapéutico: Antagonistas de Angiotensina II, monofármacos, código ATC: C09CA03.

Farmacología.

Propiedades Farmacodinámicas: Mecanismo de acción: Valsartán es un antagonista de los receptores de la angiotensina II (Ang II) potente y específico con actividad por vía oral. Actúa selectivamente sobre el receptor subtipo AT1, responsable de las acciones conocidas de la angiotensina II. Los niveles plasmáticos elevados de Ang II tras un bloqueo del receptor AT1 con Valsartán puede estimular al receptor AT2 que no está bloqueado, lo que parece compensar el efecto del receptor AT1. Valsartán no muestra ninguna actividad agonista parcial sobre el receptor AT1 y muestra una afinidad mucho mayor (aproximadamente 20.000 veces mayor) por el receptor AT1 que por el receptor AT2. Valsartán no se une ni bloquea otros receptores hormonales ni canales iónicos conocidos de importancia en la regulación cardiovascular. Valsartán no inhibe la ECA (también conocida como quininasa II) que transforma la Ang I en Ang II y degrada la bradiquinina. Dado que no hay un efecto sobre la ECA y no se potencia la bradiquinina ni la sustancia P, es poco probable que los antagonistas de la angiotensina II se asocien con la tos. En los ensayos clínicos en que se comparó Valsartán con un inhibidor de la ECA, la incidencia de tos seca fue significativamente inferior (P < 0,05) en pacientes tratados con Valsartán que en los tratados con un inhibidor de la ECA (2,6% frente a 7,9% respectivamente). En un ensayo clínico, en pacientes con antecedentes de tos seca durante el tratamiento con un inhibidor de la ECA, el 19,5% de los sujetos del ensayo que recibieron Valsartán y el 19,0% de los que recibieron un diurético tiazídico experimentaron tos, en comparación con el 68,5% de los tratados con el inhibidor de la ECA (P < 0,05). Farmacocinética: Absorción: Tras la administración oral de Valsartán en monoterapia, se alcanzan concentraciones plasmáticas máximas de Valsartán en 2-4 horas con los comprimidos y 1-2 horas con la formulación de la solución. La biodisponibilidad absoluta media es del 23% y 39% con los comprimidos y la formulación de la solución, respectivamente. La comida reduce la exposición (medida por el AUC) de Valsartán en un 40% aproximadamente y la concentración plasmática máxima (Cmáx) en un 50% aproximadamente, aunque a partir de 8 horas después de la administración, las concentraciones plasmáticas de Valsartán son similares en los grupos que recibieron la medicación en ayunas y con alimento. Sin embargo, este descenso del AUC no se acompaña de una disminución clínicamente significativa del efecto terapéutico, y por tanto Valsartán puede administrarse con o sin comida. Distribución: El volumen de distribución de Valsartán en estado estacionario tras su administración intravenosa es de unos 17 litros, lo cual indica que Valsartán no se distribuye mucho a los tejidos. Valsartán presenta una elevada fijación a las proteínas séricas (94-97%), principalmente a la albúmina sérica. Biotransformación: Valsartán no se biotransforma en forma significativa, puesto que solo se recupera aproximadamente el 20% de la dosis en forma de metabolitos. Se ha identificado un metabolito hidroxi en plasma a concentraciones bajas (menos del 10% del AUC de Valsartán). Este metabolito es farmacológicamente inactivo. Excreción: La cinética de eliminación de Valsartán es multiexponencial (t½ < a 1 h y t½ b aproximadamente 9 h). Valsartán se elimina principalmente por excreción biliar en las heces (aproximadamente el 83% de la dosis) y por vía renal en la orina (aproximadamente el 13% de la dosis), en su mayor parte como compuesto inalterado. Tras su administración intravenosa, el clearance plasmático es de 2 l/h aproximadamente, y su clearance renal es de 0,62 l/h (aproximadamente el 30% del clearance total). La semivida de Valsartán es de 6 horas. En pacientes con insuficiencia cardíaca: El tiempo medio hasta la concentración máxima y la semivida de eliminación de Valsartán en pacientes con insuficiencia cardíaca son similares a los observados en voluntarios sanos. Los valores de AUC y Cmáx de Valsartán son casi proporcionales al aumento de la dosis a lo largo del intervalo de dosificación clínica (40 a 160 mg dos veces al día). El factor de acumulación medio es de aproximadamente 1,7. El clearance aparente de Valsartán tras su administración oral es de aproximadamente 4,5 l/h. La edad no afecta el clearance aparente en los pacientes con insuficiencia cardíaca. Pacientes de edad avanzada: Algunas personas de edad avanzada muestran una exposición sistémica a Valsartán algo más elevada que los sujetos jóvenes; sin embargo, esta diferencia no ha mostrado tener ninguna importancia clínica. Insuficiencia renal: Como cabe esperar de un fármaco cuyo clearance renal representa únicamente el 30% del clearance plasmático total, no se observa correlación entre la función renal y la exposición sistémica a Valsartán. Por consiguiente, no se precisa ningún ajuste posológico en los pacientes con insuficiencia renal (clearance de creatinina > 10 ml/min). Actualmente no existe experiencia acerca del uso seguro en pacientes con un clearance de creatinina < 10 ml/min ni en pacientes sometidos a diálisis, por lo que valsartán debe utilizarse con precaución en dichos pacientes. Valsartán presenta una elevada unión a proteínas plasmáticas y no es probable que se elimine mediante diálisis. Insuficiencia hepática: Aproximadamente el 70% de la dosis absorbida se elimina en la bilis, principalmente de forma inalterada. Valsartán no sufre una biotransformación significativa. En pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada se observó una duplicación de la exposición (AUC) en comparación con los sujetos sanos. No obstante, no se observó correlación entre la concentración plasmática de Valsartán y el grado de alteración de la función hepática. Valsartán no ha sido estudiado en pacientes con disfunción hepática grave.

Indicaciones.

Hipertensión: Tratamiento de la hipertensión arterial esencial en adultos mayores de 18 años de edad. Tratamiento de pacientes adultos clínicamente estables con insuficiencia cardíaca sintomática o disfunción sistólica ventricular izquierda asintomática después de un infarto de miocardio reciente (12 horas - 10 días). Insuficiencia cardíaca: Tratamiento de la insuficiencia cardíaca sintomática en pacientes adultos cuando no se puedan utilizar inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA).

Dosificación.

NICORVAS puede ser administrado con o sin alimentos. Hipertensión: La dosis de inicio recomendada es de 80 mg una vez al día. El efecto antihipertensivo está sustancialmente presente en 2 semanas, y se alcanzan efectos máximos en 4 semanas. En algunos pacientes cuya presión arterial no se controle adecuadamente, la dosis puede incrementarse a 160 mg y a un máximo de 320 mg. NICORVAS puede administrarse también con otros agentes antihipertensivos. La adición de un diurético como hidroclorotiazida, disminuirá aún más la presión arterial en estos pacientes. Infarto de miocardio reciente: En pacientes clínicamente estables, el tratamiento puede iniciarse a las 12 horas de un infarto de miocardio. Tras una dosis inicial de 20 mg dos veces al día, NICORVAS debe ajustarse a 40 mg, 80 mg y 160 mg dos veces al día en las semanas siguientes. La dosis máxima de elección es 160 mg dos veces al día. En general, se recomienda que los pacientes alcancen un nivel de dosificación de 80 mg dos veces al día hacia las dos semanas después del inicio del tratamiento y que la dosis máxima de elección, 160 mg dos veces al día, se alcance hacia los tres meses, en base a la tolerancia del paciente. Se debe considerar una reducción de la dosis si se produce hipotensión sintomática o alteración de la función renal. NICORVAS puede utilizarse en pacientes tratados con otras terapias para el post-infarto de miocardio, p.ej.: trombolíticos, ácido acetilsalicílico, betabloqueantes, estatinas y diuréticos. No se recomienda la combinación con inhibidores de la ECA. La evaluación de los pacientes después de un infarto de miocardio debe incluir siempre una valoración de la función renal. Insuficiencia cardíaca: La dosis de inicio recomendada de NICORVAS es de 40 mg dos veces al día. El ajuste de la dosis hasta 80 mg y 160 mg dos veces al día se realizará a intervalos de dos semanas como mínimo dependiendo de la tolerancia del paciente. Se debe considerar reducir la dosis de los diuréticos que se administren de forma concomitante. La dosis diaria máxima administrada en los ensayos clínicos es de 320 mg en dosis divididas. NICORVAS puede administrarse junto con otros tratamientos para la insuficiencia cardíaca. No obstante, no se recomienda la triple combinación de un inhibidor de la ECA, un betabloqueante y Valsartán. La evaluación de los pacientes con insuficiencia cardíaca debe incluir siempre una valoración de la función renal. Información adicional sobre poblaciones especiales: Pacientes de edad avanzada: No se necesita ajuste de la dosis en pacientes de edad avanzada. Insuficiencia renal: No se necesita ningún ajuste de la dosis en pacientes adultos con un clearance de creatinina > 10 ml/min. Insuficiencia hepática: Valsartán está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática grave, cirrosis biliar y en pacientes con colestasis. En pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada sin colestasis, la dosis de Valsartán no debe superar los 80 mg. Población pediátrica: Hipertensión en pediatría: Niños y adolescentes de 6 a 18 años de edad: La dosis inicial es 40 mg una vez al día para niños que pesan menos de 35 kg y 80 mg una vez al día para los que pesan 35 kg o más. La dosis debe ajustarse en función de la respuesta obtenida sobre la presión arterial. En relación a las dosis máximas estudiadas en los ensayos clínicos, ver la tabla que se muestra a continuación. Dosis superiores a las enumeradas en la tabla no se han estudiado y por tanto no pueden recomendarse. Dosis máxima estudiada en los ensayos clínicos: Peso ≥18 kg a < 35 kg: 80mg; Peso ≥35 kg a < 80 kg: 160mg; Peso ≥80 kg a ≤160 kg: 320 mg. Niños menores de 6 años de edad: No se ha establecido el perfil de seguridad y eficacia de Valsartán en niños de 1 a 6 años de edad. Uso en pacientes pediátricos de 6 a 18 años con insuficiencia renal: No se ha estudiado el uso en pacientes pediátricos con un clearance de creatinina < 30 ml/min ni en pacientes pediátricos sometidos a diálisis, por ello Valsartán no está recomendado en estos pacientes. No se requiere un ajuste de dosis en pacientes pediátricos con un clearance de creatinina > 30 ml/min. Debe controlarse estrechamente la función renal y los niveles de potasio en suero. Uso en pacientes pediátricos de 6 a 18 años con insuficiencia hepática: Al igual que en los adultos, Valsartán está contraindicado en pacientes pediátricos con insuficiencia hepática grave, cirrosis biliar y en pacientes con colestasis. En pacientes pediátricos con insuficiencia hepática de leve a moderada, se dispone de una limitada experiencia clínica con Valsartán. En estos pacientes, la dosis de Valsartán no debe exceder de 80 mg. Insuficiencia cardíaca e infarto de miocardio reciente en pediatría: Valsartán no está recomendado para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca o el infarto de miocardio reciente en niños y adolescentes menores de 18 años debido a la ausencia de datos sobre seguridad y eficacia. Método de administración: NICORVAS puede tomarse independientemente de las comidas y debe administrarse con agua.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes. Insuficiencia hepática grave, cirrosis biliar y colestasis. Segundo y tercer trimestre del embarazo.

Reacciones adversas.

En ensayos clínicos controlados en pacientes adultos con hipertensión, la incidencia total de reacciones adversas (RAs) fue comparable a la del placebo y acorde con la farmacología de Valsartán. La incidencia de RAs no pareció estar relacionada con la dosis ni con la duración del tratamiento y tampoco mostró asociación alguna con el sexo, la edad o la raza. Las RAs notificadas en los ensayos clínicos, experiencia post-comercialización y datos de laboratorio se enumeran a continuación, clasificadas por órganos y sistemas. Las reacciones adversas se han clasificado en función de la frecuencia, con las más frecuentes primero, según la siguiente convención: muy frecuentes (≥ 1/10); frecuentes (≥ 1/100 a < 1/10); poco frecuentes (≥ 1/1.000 a < 1/100); raras (≥ 1/10.000 a < 1/1.000), muy raras ( < 1/10.000), incluyendo casos aislados. Las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada intervalo de frecuencia. Para todas las RAs notificadas en la experiencia post-comercialización y en los datos de laboratorio, no es posible aplicar ninguna frecuencia, y por tanto, se mencionan con una "frecuencia no conocida". Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Frecuencia no conocida: Trombocitopenia. Trastornos del sistema inmunológico: Frecuencia no conocida: Hipersensibilidad incluyendo enfermedad del suero. Trastornos del metabolismo y de la nutrición: Poco frecuentes: Hiperpotasemia. Trastornos del sistema nervioso: Frecuentes: Mareos, mareo postural. Poco frecuentes: Síncope, Cefalea. Trastornos del oído y del laberinto: Poco frecuentes: Vértigo. Trastornos cardíacos: Poco frecuentes: Insuficiencia cardíaca Trastornos vasculares: Frecuentes: Hipotensión, hipotensión ortostática. Frecuencia no conocida: Vasculitis. Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: Poco frecuentes: Tos. Trastornos gastrointestinales: Poco frecuentes: Náuseas, diarrea. Trastornos hepatobiliares: Frecuencia no conocida: Elevación de los valores de la función hepática. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Poco frecuentes: Angioedema. Frecuencia no conocida: Erupción cutánea, prurito. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Frecuencia no conocida: Mialgia. Trastornos renales y urinarios: Frecuentes: Insuficiencia y deterioro renal. Poco frecuentes: Insuficiencia renal aguda, elevación de la creatinina sérica. Frecuencia no conocida: Aumento del nitrógeno ureico en sangre Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: Poco frecuentes: Astenia, fatiga.

Precauciones.

Hiperpotasemia: No se recomienda el uso concomitante de suplementos de potasio, diuréticos ahorradores de potasio, sustitutos de la sal que contengan potasio u otros agentes que puedan aumentar los niveles de potasio (heparina, etc.). Debe realizarse oportunamente la monitorización de los niveles de potasio. Insuficiencia renal: Actualmente no existe experiencia sobre la seguridad de uso de Valsartán en pacientes con un clearance de creatinina < 10 ml/min ni en pacientes sometidos a diálisis, por lo que Valsartán debe utilizarse con precaución en estos pacientes. No es necesario ajustar la dosis en los pacientes adultos con un clearance de creatinina > 10 ml/min. Insuficiencia hepática: En pacientes con insuficiencia hepática de leve a moderada sin colestasis, Valsartán debe utilizarse con precaución. Pacientes con depleción de sodio y/o volumen: Los pacientes con una depleción grave de sodio y/o volumen, como los que reciben dosis elevadas de diuréticos, pueden experimentar, en casos raros, una hipotensión sintomática después de comenzar el tratamiento con Valsartán. La depleción de sodio y/o volumen deberá corregirse antes del tratamiento con Valsartán, por ejemplo reduciendo la dosis del diurético. Estenosis de la arteria renal: No se ha establecido la seguridad de Valsartán en pacientes con estenosis bilateral de la arteria renal o estenosis en pacientes con un único riñón. La administración a corto plazo de Valsartán a doce pacientes con hipertensión renovascular secundaria a estenosis unilateral de la arteria renal no indujo cambios significativos en la hemodinámica renal, la creatinina sérica ni el nitrógeno ureico en sangre (BUN). Sin embargo, dado que otros agentes que alteran el sistema renina-angiotensina pueden incrementar la urea en sangre y la creatinina sérica en los pacientes con estenosis unilateral de la arteria renal, se recomienda monitorizar la función renal cuando se trata a estos pacientes con Valsartán. Transplante renal: Actualmente no existe experiencia sobre la seguridad de uso de Valsartán en pacientes que hayan sufrido recientemente un transplante renal. Hiperaldosteronismo primario: Los pacientes con hiperaldosteronismo primario no deben ser tratados con Valsartán ya que su sistema renina-angiotensina no está activado. Estenosis valvular aórtica y mitral, miocardiopatía hipertrófica obstructiva: Como con todos los vasodilatadores, se recomienda especial precaución en pacientes con estenosis aórtica o mitral, o con miocardiopatía hipertrófica obstructiva (MCHO). Embarazo: No se debe iniciar ningún tratamiento con un Antagonista de los Receptores de la Angiotensina II (ARAII) durante el embarazo. Excepto que se considere esencial continuar el tratamiento con los ARAII, las pacientes que estén planificando un embarazo deberán cambiar a un tratamiento antihipertensivo alternativo que tenga un perfil de seguridad conocido para su uso durante el embarazo. Cuando se diagnostique un embarazo, deberá interrumpirse inmediatamente el tratamiento con los ARAII y, si procede, iniciar un tratamiento alternativo. Infarto de miocardio reciente: La combinación de Captopril y Valsartán no ha demostrado ningún beneficio clínico adicional; en cambio se observó un aumento del riesgo de acontecimientos adversos en comparación con el tratamiento con los respectivos principios activos en monoterapia. Por lo tanto, no se recomienda la combinación de Valsartán con un inhibidor de la ECA. Se deberá tener cuidado cuando se inicie el tratamiento en pacientes después de un infarto de miocardio. La evaluación de los pacientes después de un infarto de miocardio deberá incluir siempre una valoración de la función renal. El uso de NICORVAS en pacientes después de un infarto de miocardio suele dar lugar a una cierta reducción de la presión arterial. No obstante, si se sigue la pauta posológica, normalmente no es necesario interrumpir el tratamiento por una hipotensión sintomática continuada. Insuficiencia cardíaca: En pacientes con insuficiencia cardíaca, la triple combinación de un inhibidor de la ECA, un betabloqueante y Valsartán no ha demostrado ningún beneficio clínico. Esta combinación parece aumentar el riesgo de acontecimientos adversos y por lo tanto no se recomienda. Se deberá tener cuidado cuando se inicie el tratamiento en pacientes con insuficiencia cardíaca. La evaluación de los pacientes con insuficiencia cardíaca deberá incluir siempre una valoración de la función renal. El uso de NICORVAS en pacientes con insuficiencia cardíaca suele dar lugar a una cierta reducción de la presión arterial. No obstante, si se sigue la pauta posológica, normalmente no es necesario interrumpir el tratamiento por una hipotensión sintomática continuada. En pacientes cuya función renal puede depender de la actividad del sistema renina-angiotensina (p.ej.: pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva grave), el tratamiento con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina se ha asociado con oliguria y/o azoemia progresiva y en casos raros con insuficiencia renal aguda y/o muerte. Como con otros antagonistas de la angiotensina II, no puede excluirse que el uso de Valsartán pueda asociarse con una alteración de la función renal. Población pediátrica: Insuficiencia renal: No se ha estudiado el uso en pacientes pediátricos con un clearance de creatinina < 30 ml/min ni en pacientes pediátricos sometidos a diálisis, por ello Valsartán no está recomendado en estos pacientes. No es necesario ajustar la dosis en los pacientes pediátricos con un clearance de creatinina > 30 ml/min. Durante el tratamiento con Valsartán debe controlarse estrechamente la función renal y los niveles de potasio en suero. Esto particularmente aplica cuando Valsartán se administra en presencia de otras condiciones (fiebre, deshidratación) que pueden deteriorar la función renal. Insuficiencia hepática: Al igual que en los adultos, NICORVAS está contraindicado en pacientes pediátricos con insuficiencia hepática grave, cirrosis biliar y en pacientes con colestasis. En pacientes pediátricos con insuficiencia hepática de leve a moderada, se dispone de una limitada experiencia clínica con Valsartán. En estos pacientes, la dosis de Valsartán no debe exceder de 80 mg. Interacciones farmacológicas: Litio: Se han descrito aumentos reversibles de las concentraciones séricas de litio y de sus efectos tóxicos durante el uso concomitante de inhibidores de la ECA. Debido a la ausencia de experiencia en el uso concomitante de Valsartán y litio, no se recomienda esta combinación. Si la combinación resulta necesaria, se recomienda una monitorización exhaustiva de los niveles séricos de litio. Diuréticos ahorradores de potasio, suplementos de potasio, sustitutos de la sal que contengan potasio y otras sustancias que puedan aumentar los niveles de potasio: Debe evitarse el uso. Si se considera necesario el uso de un medicamento que afecte a los niveles de potasio en combinación con Valsartán, se recomienda monitorizar los niveles plasmáticos de potasio. Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), incluyendo inhibidores selectivos de la COX-2, ácido acetilsalicílico ( > 3 g/día) y AINEs no selectivos: Cuando se administran antagonistas de la angiotensina II concomitantemente con AINEs, puede atenuarse el efecto antihipertensivo. Asimismo, la administración concomitante de antagonistas de la angiotensina II y AINEs puede aumentar el riesgo de empeoramiento de la función renal y un aumento del potasio sérico. Por ello, se recomienda monitorizar la función renal al inicio del tratamiento, así como una adecuada hidratación del paciente. Otros: En estudios de interacción farmacológica con Valsartán, no se han hallado interacciones clínicamente significativas entre Valsartán y cualquiera de las siguientes sustancias: cimetidina, warfarina, furosemida, digoxina, atenolol, indometacina, hidroclorotiazida, amlodipina y glibenclamida.

Sobredosificación.

La sobredosis por NICORVAS puede dar lugar a una marcada hipotensión, que puede provocar pérdida de conocimiento, colapso circulatorio y/o shock. Las medidas terapéuticas dependen del momento de la ingestión y del tipo y gravedad de los síntomas; siendo de suma importancia la estabilización del estado circulatorio. Si se produce hipotensión, se colocará al paciente en posición supina y se instaurarán medidas de corrección del volumen sanguíneo. No es probable que Valsartán se elimine mediante hemodiálisis. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los siguientes Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez (011) 4962-6666/9247, Hospital A. Posadas (011) 4654-6648 / 4658-7777.

Presentación.

Nicorvas 80 y Nicorvas 160: Envases conteniendo 30 comprimidos recubiertos.

Principios Activos de Nicorvas

Patologías de Nicorvas

Laboratorio que produce Nicorvas