LEVRON®

RONTAG

Antiepiléptico.

Composición.

Cada comprimido recubierto de LEVRON® 250 mg contiene: Levetiracetam 250 mg. Excipientes: Almidón de maíz; Povidona; Talco; Dióxido de silicio coloidal; Estearato de magnesio; Opadry® Y 1 7000; Azul Patente V; c.s. Cada comprimido recubierto de LEVRON® 500 mg contiene: Levetiracetam 500 mg. Excipientes: Almidón de maíz; Povidona; Talco; Dióxido de silicio coloidal; Estearato de magnesio; Opadry® Y 1 7000; Óxido de hierro amarillo; c.s. Cada comprimido recubierto de LEVRON® 1000 mg contiene: Levetiracetam 1000 mg. Excipientes: Almidón de maíz; Povidona; Talco; Dióxido de silicio coloidal; Estearato de magnesio; Opadry® Y 1 7000; c.s.

Indicaciones.

LEVRON® está indicado como monoterapia en el tratamiento de las crisis de inicio parcial con o sin generalización secundaria en pacientes mayores de 16 años de edad con un nuevo diagnóstico de epilepsia. LEVRON® está indicado como tratamiento adyuvante: En el tratamiento de las crisis de inicio parcial con o sin generalización secundaria en adultos y niños desde 1 mes de edad con epilepsia. En el tratamiento de las crisis mioclónicas en adultos y adolescentes mayores de 12 años de edad con Epilepsia Mioclónica Juvenil. En el tratamiento de convulsiones tónico clónicas generalizadas primarias en adultos y adolescentes mayores de 12 años de edad con Epilepsia Generalizada Idiopática.

Dosificación.

Monoterapia para adultos y adolescentes mayores de 16 años de edad: La dosis inicial recomendada es de 250 mg dos veces al día la cual debe aumentarse a una dosis terapéutica inicial de 500 mg dos veces al día después de dos semanas. La dosis luego puede incrementarse en 250 mg dos veces al día cada dos semanas, dependiendo de la respuesta clínica. La dosis máxima es de 1500 mg dos veces al día. Tratamiento concomitante para adultos (≥18 años) y adolescentes (12 a 17 años) con un peso de 50 kg o más: La dosis terapéutica inicial es de 500 mg dos veces al día. Esta dosis puede iniciarse en el primer día de tratamiento. Dependiendo de la respuesta clínica y de la tolerancia, la dosis diaria puede aumentarse hasta 1.500 mg dos veces al día. Los cambios de dosis pueden hacerse con incrementos de 500 mg dos veces al día o disminuciones cada dos a cuatro semanas. Poblaciones especiales: Ancianos (65 años y mayores): Se recomienda el ajuste de la dosis en pacientes ancianos con compromiso de la función renal. Insuficiencia renal: La dosis diaria debe individualizarse según la función renal. Para los pacientes adultos, referirse a la siguiente tabla y ajustar la dosis como se indica. Para utilizar esta tabla de dosificación, es necesaria una estimación del clearance de creatinina del paciente (CLcr), en ml/min. El CLcr en ml/min puede estimarse a partir de la creatinina sérica (mg/dl), para adultos y adolescentes con un peso de 50 kg o más, con la siguiente fórmula:

A continuación, se ajusta el CLcr para el área de superficie corporal (ASC) como sigue:

Ajuste de la dosificación para pacientes adultos y adolescentes de más de 50 kg con función renal alterada:

En niños con insuficiencia renal, la dosis de LEVRON® requiere ajustarse en base a la función renal ya que el clearance de LEVRON® está relacionado con la función renal. Esta recomendación se basa en un estudio en pacientes adultos con insuficiencia renal. El CLcr, en ml/min/1,73 m2 se puede estimar a partir de la determinación de la creatinina sérica (mg/dl) utilizando, para adolescentes y niños la fórmula siguiente (fórmula de Schwartz):

Ajuste de la dosis para pacientes niños y adolescentes que pesan menos de 50 kg con función renal alterada:

Insuficiencia hepática: No es necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada. En pacientes con insuficiencia hepática grave, el clearance de creatinina puede subestimar la insuficiencia renal. Por lo tanto, se recomienda una reducción del 50% de la dosis diaria de mantenimiento cuando el clearance de creatinina es < a 60 ml/min/1,73 m2. Población pediátrica: El médico debe prescribir la forma farmacéutica más adecuada, la presentación y la potencia en función del peso y la dosis. Monoterapia: La seguridad y eficacia de Levetiracetam en niños y adolescentes menores de 16 años como tratamiento de monoterapia no han sido establecidas. No hay datos disponibles. Terapia concomitante en lactantes con edades comprendidas entre 6 y 23 meses, niños (2 a 11 años) y adolescentes (12 a 17 años) con peso menor de 50 kg: La dosis terapéutica inicial es de 10 mg/kg dos veces al día. Dependiendo de la respuesta clínica y de la tolerancia, la dosis puede aumentarse hasta 30 mg/kg dos veces al día. Los cambios de dosis no deben exceder de aumentos o reducciones de 10 mg/kg dos veces al día cada dos semanas. Debe utilizarse la dosis efectiva más baja. La dosis en niños de 50 kg o más es la misma que en adultos. Recomendaciones de dosis para niños desde 6 meses de edad, niños y adolescentes:

Terapia concomitante para lactantes entre 1 mes a menos de 6 meses de edad: La formulación del comprimido no está adaptada para su uso en niños menores de 6 meses. La solución oral es la formulación para uso en niños. La dosis terapéutica inicial es de 7 mg/kg dos veces al día. Dependiendo de la respuesta clínica y de la tolerancia, la dosis puede aumentarse hasta 21 mg/kg dos veces al día. Los cambios de dosis no deberían exceder de aumentos o disminuciones de 7 mg/kg dos veces al día cada dos semanas. Debe utilizarse la dosis efectiva más baja. Los lactantes deben comenzar el tratamiento con solución oral. Recomendaciones de dosis para lactantes menores de 6 meses:

Modo de administración: Comprimidos recubiertos: Los comprimidos recubiertos deben administrarse por vía oral, e ingerirse con una cantidad suficiente de líquido, con o sin alimentos. La dosis diaria debe administrarse en dos dosis equitativamente divididas.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al principio activo o a otros derivados de la pirrolidona o a cualquiera de los excipientes.

Reacciones adversas.

Resumen del perfil de seguridad: Datos de seguridad agrupados a partir de estudios clínicos realizados con formulaciones orales de Levetiracetam en pacientes adultos con crisis de inicio parcial mostraron que el 46,4% de los pacientes en el grupo de Levetiracetam y el 42,2% de los pacientes del grupo placebo experimentaron efectos adversos. Se experimentaron efectos adversos serios en el 2,4% de los pacientes del grupo de Levetiracetam y en el 2% de los pacientes en el grupo placebo. Los efectos adversos más frecuentemente reportados fueron somnolencia, astenia y mareos. En el análisis de datos de seguridad agrupados no hubo una relación clara de dosis respuesta, pero la incidencia y la gravedad de los efectos adversos relacionados con el sistema nervioso central disminuyeron con el tiempo. Con la monoterapia el 49,8% de los sujetos experimentaron al menos un efecto adverso relacionado con el medicamento. Los efectos adversos más frecuentemente reportados fueron fatiga y somnolencia. Un estudio realizado en adultos y adolescentes con crisis mioclónicas (12 a 65 años) mostró que el 33,3% de los pacientes en el grupo de Levetiracetam y el 30% de los pacientes en el grupo placebo experimentaron efectos adversos que se consideraron relacionados con el tratamiento. Los efectos adversos más frecuententemente reportados fueron cefalea y somnolencia. La incidencia de efectos adversos en pacientes con crisis mioclónicas fue inferior a la de pacientes adultos con crisis de inicio parcial (33,3% versus 46,4%). Un estudio realizado en adultos y niños (4 a 65 años) con epilepsia generalizada idiopática con crisis tónico clónicas generalizadas primarias mostró que el 39,2% de los pacientes en el grupo de Levetiracetam y el 29,8% de los pacientes en el grupo placebo experimentaron efectos adversos que se que se consideraron relacionados con el tratamiento. El efecto adverso más frecuente fue la fatiga. Se reportó un aumento de más del 25% en la frecuencia de las crisis en el 14% de los pacientes adultos y pediátricos (de 4 a 16 años de edad) con crisis de inicio parcial tratados con Levetiracetam, mientras que se reportó en el 26% y 21% de los pacientes adultos y pediátricos tratados con placebo, respectivamente. Cuando se utilizó Levetiracetam para el tratamiento de las crisis tónico clónicas generalizadas primarias en adultos y adolescentes con epilepsia generalizada idiopática, no hubo ningún efecto sobre la frecuencia de las ausencias. Los efectos adversos que resultaron del uso de Levetiracetam intravenoso son similares a los asociados con el uso de Levetiracetam oral. Los efectos adversos reportados más frecuentes fueron mareos, somnolencia, cefalea y mareo postural. Lista tabulada de efectos adversos: Los efectos adversos reportados en estudios clínicos (en adultos, adolescentes y niños) y de la experiencia post comercialización se enumeran en la siguiente tabla Clasificada por órganos y sistemas y por frecuencia. Para los estudios clínicos, la frecuencia se define de la siguiente manera: muy frecuente (≥ 1/10), frecuente (≥ 1/100 y < 1/10), poco frecuente (≥ 1/1000 y < 1/100); rara (≥ 1/10000 y < 1/1000), muy rara ( < 1/ 10000), desconocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles). Los datos de la experiencia post comercialización son insuficientes para apoyar una estimación de su incidencia en la población a ser tratada. Infecciones e infestaciones: Frecuente: infección, nasofaringitis. Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Frecuente: trombocitopenia. Frecuencia desconocida: leucopenia, neutropenia, pancitopenia (con supresión de médula ósea identificada en algunos de los casos). Trastornos metabólicos y nutricionales: Frecuentes: anorexia, aumento de peso. Frecuencia desconocida: pérdida de peso. Trastornos psiquiátricos: Frecuente: agitación, depresión, labilidad emocional/cambio de humor, hostilidad/agresividad, insomnio, nerviosismo/irritabilidad, trastornos de la personalidad, pensamientos anormales. Frecuencia desconocida: comportamiento anormal, cólera, ansiedad, confusión, alucinaciones, alteraciones psicóticas, suicidio, intento de suicidio e ideación suicida. Trastornos del sistema nervioso: Muy frecuente: somnolencia. Frecuente: amnesia, ataxia, convulsiones, mareos, cefalea, hiperquinesia, temblor, trastornos del equilibrio, alteración de la atención, deterioro de la memoria. Frecuencia desconocida: parestesia. Trastornos oculares: Frecuente: diplopía, visión borrosa. Trastornos del oído y del laberinto: Frecuente: vértigo. Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: Frecuente: incremento de tos. Trastornos gastrointestinales: Frecuente: dolor abdominal, diarrea, dispepsia, náuseas, vómitos. Frecuencia desconocida: pancreatitis. Trastornos hepatobiliares: Frecuencia desconocida: insuficiencia hepática, hepatitis, pruebas de función hepática anormales. Trastornos de piel y del tejido subcutáneo: Frecuente: rash, eczema, prurito. Frecuencia desconocida: necrólisis epidérmica tóxica, Síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme y alopecia. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conectivo: Frecuente: mialgia. Trastornos generales y del sitio de administración: Muy frecuente: astenia/fatiga. Lesiones, intoxicaciones y complicaciones de procedimientos. Frecuente: lesión accidental. Descripción de efectos adversos seleccionados: El riesgo de anorexia es mayor cuando se administra topiramato junto con Levetiracetam. En varios casos de alopecia, se observó una recuperación cuando se suspendió el Levetiracetam. Población pediátrica: Un estudio realizado en pacientes pediátricos (de 4 a 16 años) con crisis de inicio parcial mostró que el 55,4% de los pacientes en el grupo de Levetiracetam y el 40,2% de los pacientes del grupo placebo experimentaron efectos adversos. Se experimentaron efectos adversos serios en el 1% de los pacientes en el grupo placebo y en ninguno de los pacientes en el grupo de Levetiracetam. Los efectos adversos más frecuentemente reportados fueron somnolencia, hostilidad, nerviosismo, labilidad emocional, agitación, anorexia, astenia y cefalea en la población pediátrica. Los resultados de seguridad en pacientes pediátricos fueron consistentes con el perfil de seguridad de Levetiracetam en adultos excepto por los efectos adversos psiquiátricos y del comportamiento, que fueron más comunes en niños que en adultos (38,6% versus 18,6%). Sin embargo, el riesgo relativo fue similar en niños en comparación con adultos. Un estudio sobre seguridad pediátrica doble ciego, controlado con placebo con un diseño de no inferioridad evaluó los efectos cognitivos y neuropsicológicos de Levetiracetam en niños de 4 a 16 años de edad con crisis de inicio parcial. Se concluyó que Levetiracetam no fue diferente (no inferior) a placebo con respecto al cambio desde las condiciones iníciales del puntaje Compuesto para la Evaluación de la Memoria de la escala Leiter R de Atención y Memoria en la población por protocolo. Los resultados relacionados con el funcionamiento conductual y emocional indicaron un empeoramiento del comportamiento agresivo en los pacientes tratados con Levetiracetam cuando se midió en forma estandarizada y sistemática utilizando un instrumento validado (CBCL Lista de Verificación de la Conducta Infantil de Achenbach). Sin embargo los sujetos, que tomaron Levetiracetam en un estudio de seguimiento a largo plazo abierto, no experimentaron un empeoramiento, en promedio, de su funcionamiento conductual y emocional; en particular las mediciones de la conducta agresiva no fueron peores que las de referencia.

Advertencias.

Discontinuación: En concordancia con la práctica clínica habitual, si se tiene que discontinuar LEVRON®, se recomienda retirarlo de forma gradual (por ejemplo, en adultos y adolescentes que pesan más de 50 kg: descensos de 500 mg dos veces al día en descensos cada dos a cuatro semanas; en niños y adolescentes con peso menor a 50 kg: la disminución de la dosis no debe superar los 10 mg/kg dos veces al día cada dos semanas). Insuficiencia renal: La administración de LEVRON® en pacientes con insuficiencia renal puede requerir un ajuste de dosis. En pacientes con insuficiencia hepática grave, se recomienda la evaluación de la función renal antes de la selección de la dosis. Suicidio: Se han reportado suicidio, intento de suicidio, ideación y comportamiento suicida en pacientes tratados con fármacos antiepilépticos (incluyendo Levetiracetam). Un metanálisis de estudios aleatorizados y controlados con placebo de medicamentos antiepilépticos mostró un pequeño aumento del riesgo de pensamientos y comportamientos suicidas. El mecanismo de este riesgo no se conoce. Por lo tanto, los pacientes deben ser monitorizados para detectar signos de depresión y/o ideación y comportamiento suicida y debe considerarse un tratamiento adecuado. Los pacientes (y cuidadores de los pacientes) deben ser advertidos de buscar consejo médico si aparecen signos de depresión y/o ideación o comportamiento suicida. Población pediátrica: Los datos disponibles en niños no sugieren ningún efecto sobre el crecimiento y la pubertad. Sin embargo, los efectos a largo plazo sobre el aprendizaje, la inteligencia, el crecimiento, la función endócrina, la pubertad y fertilidad en los niños siguen siendo desconocidos. La solución oral contiene metilparabeno y propilparabeno que pueden causar reacciones alérgicas.

Presentación.

Comprimidos recubiertos: LEVRON® 250 mg: Envases conteniendo 30 comprimidos recubiertos. LEVRON® 500 mg: Envases conteniendo 20 y 60 comprimidos recubiertos. LEVRON® 1000 mg: Envases conteniendo 30 comprimidos recubiertos.

Revisión.

Disposición ANMAT N° 5365/12.

Principios Activos de Levron

Patologías de Levron

Laboratorio que produce Levron