INFANRIX® HEXA

GLAXOSMITHKLINE

Vacunas combinadas bacterianas y virales.

Vacuna combinada contra la difteria, tétanos, pertusis, hepatitis B, poliomielitis y Haemophilus Influenzae tipo B.

Descripción.

Los toxoides diftérico y tetánico son obtenidos por tratamiento con formaldehído de las toxinas purificadas de Corynebacterium diphtheriae y Clostridium tetani. Los componentes de la vacuna pertusis son obtenidos por extracción y purificación de cultivos de crecimiento en fase I de Bordetella pertussis seguido de una detoxificación irreversible de la toxina de pertusis mediante tratamiento con glutaraldehído y formaldehído de la FHA y de PER. El antígeno de superficie del VHB se produce por cultivo de células de levadura (Saccharomyces cerevisiae) tratadas por ingeniería genética, que llevan el gen que codifica el antígeno de superficie principal del VHB y es altamente purificado. El toxoide diftérico, el toxoide tetánico y los componentes acelulares de pertusis son adsorbidos en sales de aluminio. Los tres poliovirus son cultivados en una línea celular continua VERO, inactivadas y purificadas con formaldehído. Los componentes DTPa-HB-IPV se formulan en solución salina. El polisacárido Hib se prepara a partir de la cepa 20,752 y luego de la activación con bromuro de cianógeno y obtención del derivado con hidrazida adípica se conjuga con toxoide tetánico por condensación carbodiimídica. Luego de la purificación, el conjugado se adsorbe en fosfato de aluminio y después se liofiliza en presencia de lactosa como estabilizante. Infanrix® Hexa cumple los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud para la fabricación de sustancias biológicas, de difteria, tétanos, pertusis, y de vacunas combinadas, de las vacunas antihepatitis B obtenidas mediante técnicas recombinantes de ADN, de las vacunas antipoliomielíticas inactivadas y de las vacunas Hib conjugadas. Se están realizando estudios de farmacovigilancia, los cuales proveerán información adicional con respecto a la duración de la protección.

Composición.

Fórmula cuali-cuantitativa: Cada monodosis de la vacuna reconstituida contiene: Toxoide Diftérico ≥30 UI, Toxoide Tetánico ≥40 UI, Toxoide Pertusis (TP) 25 mg, Hemaglutinina Filamentosa (FHA) 25 mg, Pertactina (PER) (Proteína de membrana externa - 69 kDa) 8 mg, Antígeno de superficie del virus de la hepatitis B (HBsAg) 10 mg, Poliovirus inactivado (IPV) tipo I 40 UD, tipo II 8 UD, tipo III 32 UD, Polisacárido de Haemophilus influenzae tipo b (PRP) 10 mg conjugado con Toxoide Tetánico 20-40 mg, Hidróxido de aluminio 0,50 mg, Fosfato de aluminio 0,32 mg, Cloruro de sodio 4,5 mg, Medio 199 (incluyendo aminoácidos para inyección) 1,15 mg, Lactosa 12,6 mg, Formaldehído máx 0,01 mg, Polisorbato 80 máx 0,1 mg, Polisorbato 20 máx 5 mg, Glicina máx 0,2 mg, Cloruro de potasio máx 0,04 mg, Fosfato disódico máx 0,1 mg, Fosfato monopotásico máx 0,02 mg, Neomicina sulfato máx 0,05 ng, Polimixina B sulfato máx 0,01 ng, Agua para inyección c.s.p. 0,5 ml.

Farmacología.

Componente DTPa: Datos inmunológicos: Un mes después del curso de la tercera dosis de la vacunación primaria, 98,5% a 100% de los niños vacunados con Infanrix® Hexa presentaron títulos de anticuerpos ≥0,1 UI/ml tanto para tétanos como para difteria. Después que recibieron la dosis de refuerzo de Infanrix® Hexa en el segundo año de vida, 100% de los niños presentaron títulos de anticuerpos > 0,1 UI/ml tanto para tétanos como para difteria. Un mes después del curso de la tercera dosis de la vacunación primaria, la tasa de respuesta general para cada uno de los tres antígenos de pertusis (TP, FHA, pertactina), fue entre 97,2-99,3%, 95,2-100% y 95,9-99,3% respectivamente. Después que recibieron la cuarta dosis de Infanrix® Hexa en el segundo año de vida, se vio un aumento en la respuesta en al menos 97,2%, 94,1% y 100% de los niños vacunados contra los respectivos antígenos de pertusis. Dado que no existe correlación serológica para protección contra pertusis, la eficacia del componente pertusis se encuentra en la eficacia de los futuros ensayos. Datos de eficacia protectora: La eficacia protectora del componente DTPa, frente a la pertusis típica según definición de la OMS (≥21 días de tos paroxística) se demostró en: Un estudio prospectivo ciego de exposición en el ámbito familiar realizado en Alemania con el esquema de 3, 4 y 5 meses. En base a los datos de contactos secundarios, en ámbitos familiares donde hubo un caso primario de pertusis típica, la eficacia protectora de la vacuna fue del 88,7%. Un estudio de eficacia patrocinado por el Instituto Nacional de la Salud de EE.UU. realizado en Italia con el esquema 2, 4 y 6 meses. Se encontró que la eficacia de la vacuna fue de un 84%. En el seguimiento del mismo grupo de gente, la eficacia fue confirmada en más de 60 meses después de completar la vacunación primaria sin la administración de una dosis de refuerzo contra pertusis. Componente Hepatitis B: Después de la vacunación primaria con Infanrix® Hexa, 98,5% a 100% de los niños desarrollaron títulos de anticuerpos ≥10 mlU/ml. Un mes después de la dosis de refuerzo en el segundo año de vida, 97% a 100% de estos niños expuestos presentaron títulos de protección ≥10 mlU/ml. Componente IPV: Un mes después de la vacunación primaria, la tasa de respuesta a cada uno de los tres serotipos (tipo I, II, III) fue entre el 99,2% y el 100%, 94,5% a 99,0% y entre 98,8% a 100% respectivamente. Después que recibieron la dosis de refuerzo en el segundo año, al menos 98,5%, 98,5% y 100% de los niños fueron seroprotegidos para estos tres serotipos respectivamente. Componente Hib: Un mes después que se completara el esquema de vacunación primaria, la concentración geométrica media (GMC) de anticuerpos varió desde 1,52 a 3,53 mg/ml. Entre 93,5% y 100% de los sujetos, alcanzaron títulos de anticuerpos ≥0,15 mg/ml. Un mes después que se administró la dosis de refuerzo en el segundo año de vida, la concentración geométrica media varió desde 19,1 a 94,0 mg/ml con el 99,5% a 100% de los sujetos alcanzando títulos de anticuerpos ≥0,15 mg/ml. Estas concentraciones geométricas medias son inferiores a una administración por separado del componente Hib, pero no son diferentes de aquellas producidas por las vacunas DTPa/Hib y DTPa-IPV/Hib licenciadas. La respuesta inmune humoral (calculado por los niveles de anticuerpos en el suero) es complementada por la inducción de una respuesta celular inmune (o memoria inmune), la cual se ha mostrado estar presente a los cuatro meses de completada el plan de inmunización primaria con Infanrix® Hexa. Datos de estudios en el Reino Unido han mostrado que la efectividad de la vacuna Hib permanece al menos después de seis años de la vacunación primaria, a pesar de los bajos niveles de anticuerpos en suero y sin la administración de una dosis de refuerzo. La memoria inmune ha sido propuesta como un mecanismo importante resultando en una protección a largo término contra la enfermedad invasiva Hib vista en estos estudios. La efectividad del componente Hib de GlaxoSmithKline Biologicals (cuando se combina con DTPa o DTPa-IPV) ha sido y continúa siendo investigada por un extensivo estudio de vigilancia post-comercialización conducido en Alemania. A través de un período de seguimiento de 2 años, la efectividad de las tres dosis primarias de DTPa/Hib o DTPa-IPV/Hib fue de 98,8%.

Indicaciones.

Infanrix® Hexa está indicada para la vacunación primaria y de refuerzo en niños contra la difteria, tétanos, pertusis, hepatitis B, poliomielitis e infecciones causadas por Haemophilus influenzae tipo b.

Dosificación.

Posología: Vacunación primaria: El esquema de vacunación primaria consiste en tres dosis administradas durante los 6 primeros meses con un intervalo de 2 meses entre cada una. 1° dosis: 2 meses de edad. 2° dosis: 4 meses de edad. 3° dosis: 6 meses de edad. Si la vacuna se aplica a partir de los 3 meses, debe respetarse un intervalo de al menos un mes entre las dosis (el esquema sería 3, 4 y 5 meses o 3, 5 y 7 meses o 3, 5 y 11 o 12 meses). Se deben establecer localmente medidas inmunoprofilácticas contra la hepatitis B. Si se dio una dosis de la vacuna contra la hepatitis B al nacimiento, Infanrix® Hexa se puede usar para la segunda dosis desde la edad de 6 semanas. Si una dosis de la vacuna contra la hepatitis B es requerida antes de esta edad, se debe usar una vacuna monovalente contra la hepatitis B. Vacunación de refuerzo: La administración de una dosis de refuerzo se debe basar en recomendaciones oficiales. Infanrix® Hexa puede ser usada para una dosis de refuerzo siempre que el niño haya recibido una vacunación primaria completa de cada uno de los antígenos contenidos en Infanrix® Hexa sin considerar si estos fueron administrados como vacunas monovalentes o combinadas. Se han estudiado en ensayos clínicos otras combinaciones de antígenos después de la vacunación primaria con Infanrix® Hexa y se pueden usar como una dosis de refuerzo: DTPa, DTPa/Hib, DTPa-IPV/Hib y DTPa-HB-IPV. Modo de administración: Infanrix® Hexa se debe inyectar por vía intramuscular profunda, preferentemente alternando los sitios para subsecuentes inyecciones.

Contraindicaciones.

Infanrix® Hexa no se debe administrar a sujetos con conocida hipersensibilidad luego de una administración previa de vacunas contra la difteria, tétanos, pertusis, hepatitis B, poliomielitis, Haemophilus influenzae o a algún otro componente de la vacuna. Infanrix® Hexa está contraindicado en niños que hayan padecido encefalopatía de etiología desconocida ocurrida dentro de los 7 días posteriores a la aplicación de una vacuna contra pertusis. En estas circunstancias, la vacunación contra pertusis se debe discontinuar y la vacunación se debe continuar con vacunas contra difteria, tétanos, hepatitis B, poliomielitis y Hib. Como con otras vacunas, se debe posponer la administración de Infanrix® Hexa en sujetos que padecen enfermedad febril severa. La presencia de una infección menor no es una contraindicación.

Reacciones adversas.

Estudios clínicos: El perfil de seguridad dado se basa en los datos obtenidos con más de 16.000 pacientes. Como se ha observado para DTPa y DTPa conteniendo combinaciones, un aumento en la reactogenicidad local y fiebre posterior fue reportado después de la vacunación de refuerzo con Infanrix® Hexa con respecto a la vacunación primaria. Las frecuencias por dosis se definen como: Muy comunes: ≥10%. Comunes: ≥1% y < 10%. Poco comunes: ≥0,1% y < 1%. Raramente: ≥0,01% y < 0,1%. Muy raramente: < 0,01%. Infecciones e infestaciones: Poco comunes: Infecciones de las vías respiratorias altas. Trastornos del metabolismo y la nutrición: Muy comunes: Pérdida de apetito. Trastornos psiquiátricos: Muy comunes: Irritabilidad, llanto anormal, inquietud. Comunes: nerviosismo. Trastornos del sistema nervioso: Poco comunes: Somnolencia. Muy raramente: Convulsiones (con o sin fiebre). Trastornos respiratorios, torácicos y del mediastino: Poco comunes: Tos*. Raramente: Bronquitis. Trastornos gastrointestinales: Comunes: Vómitos, diarrea. Trastornos de la piel y tejido subcutáneo: Comunes: Prurito*. Raramente: Rash. Muy raramente: Dermatitis, urticaria*. Trastornos generales y condiciones del sitio de administración: Muy comunes: Dolor, enrojecimiento, inflamación local en el lugar de la inyección (≤50 mm), fiebre ≥38°C, fatiga. Comunes: Inflamación local en el lugar de la inyección ( > 50 mm)**, fiebre > 39,5°C, reacción en el lugar de la inyección, incluyendo endurecimiento. Poco comunes: inflamación difusa en la extremidad donde se aplicó la inyección, algunas veces involucra la extremidad adyacente.**. Vigilancia post-comercialización: Trastornos sanguíneos y del sistema linfático: Linfadenopatía, trombocitopenia. Trastornos del sistema inmune: Reacciones alérgicas (incluyendo reacciones anafilácticas y anafilactoideas). Trastornos del sistema nervioso: Colapso o estado tipo shock (episodio hipotónico-hiporrespuesta). Trastornos respiratorios, torácicos y del mediastino: Apnea* (Ver Precauciones). Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Edema angioneurótico.* Trastornos generales y condiciones del sitio de administración: Reacciones de inflamación extensa, inflamación de toda la extremidad inyectada**, vesículas en el sitio de inyección. *Observado con otras vacunas que contienen DTPa GSK. **Es más probable que los niños a los que se les ha administrado la vacuna primaria contra la tos ferina acelular padezcan reacciones de inflamación después de la administración de la vacuna de refuerzo en comparación con los niños tratados con vacunas de células completas. Estas reacciones se resuelven en unos 4 días. Experiencia con la vacuna de la hepatitis B: Se han reportado parálisis, neuropatía, encefalopatía, encefalitis, meningitis, reacción tipo enfermedad del suero, neuritis, hipotensión, vasculitis, liquen plano, eritema multiforme, artritis y debilidad muscular durante el período de vigilancia post-comercialización después de la administración de la vacuna contra la hepatitis B de GlaxoSmithKline Biologicals en niños < de 2 años. La relación causal con la vacuna no se ha establecido.

Precauciones.

Se recomienda examinar los antecedentes médicos del niño (especialmente en lo que se refiere a vacunaciones previas y posible ocurrencia de efectos indeseables) y proceder a un examen clínico antes de la vacunación. Si alguna de las experiencias citadas más adelante se produjo anteriormente en relación temporal con una vacuna DTP acelular o de células enteras, deberá considerarse cuidadosamente la decisión de administrar las dosis siguientes de vacuna contra pertusis: Temperatura ≥40,0°C surgida en las 48 horas posteriores a la vacunación, no debida a otra causa identificable. Colapso o estado similar al shock (episodio hipotónico-hiporreactivo) en las 48 horas siguientes a la vacunación. Llanto inconsolable, persistente por ≥3 horas de duración, producido en las 48 horas siguientes a la vacunación. Convulsiones con o sin fiebre, producida en los 3 días siguientes a la vacunación. Pueden existir circunstancias, tales como la elevada incidencia de pertusis, en las que los beneficios potenciales superen los posibles riesgos. En niños con trastornos neurológicos progresivos, incluyendo espasmos infantiles, epilepsia no controlada o encefalopatía progresiva, es mejor diferir la vacunación con pertusis [Pa(acelular) o Pw(célula entera)] hasta que la condición sea corregida o estabilizada. Sin embargo, la decisión de vacunar con pertusis debe realizarse en forma individualizada después de una cuidadosa evaluación de los riesgos y beneficios. Como con todas las vacunas inyectables, se deberá disponer en todo momento del tratamiento y supervisión médica adecuada, para el caso poco común de presentarse una reacción anafiláctica tras la administración de la vacuna. Infanrix® Hexa se debe administrar con precaución en personas con trombocitopenia o trastornos hemorrágicos, ya que en estos pacientes se puede producir hemorragia tras la administración intramuscular. Infanrix® Hexa no debe bajo ninguna circunstancia, administrarse por vía intravenosa. Infanrix® Hexa contiene trazas de neomicina y polimixina. La vacuna se debe administrar con precaución a pacientes con hipersensibilidad conocida a estos antibióticos. El componente HB de la vacuna no previene la infección causada por otros agentes tales como los de la hepatitis A, hepatitis C, hepatitis E y otros patógenos capaces de producir infecciones hepáticas. El componente Hib de la vacuna no protege frente a las enfermedades causadas por otras cepas de Haemophilus influenzae o frente a la meningitis causada por otros organismos. La historia familiar de convulsiones o una historia familiar de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), no constituyen contraindicaciones. La infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) no se considera una contraindicación. Tras la vacunación de pacientes inmunosuprimidos, podría no obtenerse la respuesta inmunológica esperada. Tras la administración de vacunas Hib, se ha descripto la excreción del antígeno del polisacárido capsular en la orina, y por lo tanto, la detección del antígeno puede no tener valor diagnóstico si se sospecha enfermedad por Hib en las 1-2 semanas tras la vacunación. Cuando se administre la serie de inmunización primaria en bebés prematuros (nacidos con ≤ 28 semanas de gestación) y particularmente en aquellos con un historial previo de inmadurez respiratoria, debería considerarse el riesgo potencial de apnea y la necesidad de monitoreo respiratorio por 48-72hs. Como el beneficio de la vacunación es alto en este grupo de niños, la vacunación no debería aplazarse o demorarse. Incompatibilidades: Infanrix® Hexa no debe mezclarse con otras vacunas en la misma jeringa. Embarazo y lactancia: Infanrix® Hexa no es una vacuna destinada a pacientes adultos, por lo tanto, no se dispone de datos de su uso en embarazo o lactancia en humanos, y no se dispone de estudios de reproducción en animales. Interacciones: No hay datos con referencia a la eficacia y seguridad de administraciones simultáneas de Infanrix® Hexa y vacunas contra sarampión-paperas-rubeola. Al igual que con otras vacunas, aquellos pacientes que reciben una terapia inmunosupresora, o aquellos con inmunodeficiencia, podrían no alcanzar una respuesta inmunogénica adecuada.

Conservación.

Infanrix® Hexa debe conservarse entre +2°C y +8°C (en heladera). No congelar. Guardar en el envase original para proteger de la luz. Instrucciones de manipuleo: Por el almacenamiento, se puede observar un depósito blanco y un sobrenadante claro. Esto no constituye un signo de deterioro. La jeringa se debe agitar bien para obtener una suspensión homogénea blanca. La suspensión DTPa-HB-IPV se debe inspeccionar visualmente por cualquier problema de partícula extraña o apariencia física anormal. En el caso de observarse uno u otro de estos casos, descartar la vacuna. La vacuna es reconstituida agregando el contenido de la jeringa al vial conteniendo el liofilizado Hib. Después de la adición de la vacuna DTPa-HB-IPV al liofilizado, la mezcla debe ser bien agitada, hasta que el liofilizado se disuelva completamente. Presentación con Bioset®: La vacuna es reconstituída agregando el contenido de la jeringa al liofilizado Hib. Para reconstituir, torcer y remover la cobertura plástica del Bioset® y remover la tapa de la jeringa. Conectar la jeringa con el Bioset®. Empujar la jeringa hacia abajo hasta que el sonido de un click indique la activación del sistema. Inyectar el contenido de la jeringa dentro del vial. Mezclar cuidadosamente hasta que el liofilizado Hib esté completamente disuelto. Aspirar nuevamente dentro de la jeringa a la vacuna reconstituida. Separar la jeringa del Bioset® y añadir una aguja para la administración de la vacuna.





La vacuna reconstituida se presenta como una suspensión un poco más turbia que el líquido componente solo. Esto es normal y no perjudica la performance de la vacuna. En el caso de observarse otra variación, descartar la vacuna.

Sobredosificación.

Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez: (011) 4962-6666/2247. Hospital A. Posadas: (011) 4654-6648/4658-7777.

Presentación.

Infanrix® Hexa se presenta en frasco ampolla con o sin BIOSET® conteniendo una monodosis liofilizada de la vacuna Hib acompañada de una jeringa pre-llenada conteniendo una monodosis de la suspensión inyectable (DTPa-HB-IPV). La vacuna se administra por vía intramuscular.

Nota.

Es información de prescribir abreviada.

Principios Activos de Infanrix Hexa

Patologías de Infanrix Hexa

Laboratorio que produce Infanrix Hexa