DOLVAN® 50 - 75 - 100 AP

GADOR

Analgésico. Antiinflamatorio.

Composición.

Cada comprimido recubierto de DOLVAN® 50 contiene: Diclofenac sódico 50 mg. Excipientes: Almidón de maíz, Lactosa monohidrato, Povidona, Celulosa microcristalina, Croscarmelosa sódica, Dióxido de silicio coloidal, Estearato de magnesio, Copolímero de ácido metacrílico y etilacrilato, Propilenglicol, Óxido de hierro rojo, Óxido de hierro amarillo, Dióxido de titanio, Talco c.s. Cada comprimido recubierto de DOLVAN® 75 contiene: Diclofenac sódico 75 mg. Excipientes: Povidona, Celulosa microcristalina PH102, Hidroxipropilmetilcelulosa K100M, Hidroxipropilmetilcelulosa E15LVPR, Dióxido de silicio coloidal, Estearato de magnesio, Lactosa monohidrato, Fosfato bicálcico, Opadry YS-1-7003 blanco, Óxido de hierro amarillo, Opaglos GS 2-0700 c.s. Cada comprimido recubierto de acción prolongada de DOLVAN® 100 AP contiene: Diclofenac sódico 100 mg. Excipientes: Povidona, Celulosa microcristalina PH102, Hidroxipropilmetilcelulosa K4MCR, Hidroxipropilmetilcelulosa E15LVPR, Dióxido de silicio coloidal, Estearato de magnesio, Opadry YS-1-7003 blanco, Óxido de hierro rojo, Lactosa monohidrato, Fosfato bicálcico, Opaglos GS 2-0700 c.s.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Farmacología.

El diclofenac es un fármaco con propiedades antiinflamatorias, antipiréticas y analgésicas. Su mecanismo de acción es la inhibición de la biosíntesis de prostaglandinas, Éstas últimas desempeñan un importante papel en la aparición de la inflamación, del dolor y la fiebre.

Farmacocinética.

Seguido de su ingestión, diclofenac se absorbe completamente desde el tracto gastrointestinal. La mitad de la sustancia activa sufre un efecto de primer paso hepático, por lo cual el área bajo la curva de concentración plasmática (AUC) es cercana a la mitad de la que se obtiene luego de la administración de igual dosis por vía parenteral. Los comprimidos de liberación prolongada presentan una disponibilidad sistémica menor, debido al efecto de primer paso dependiente de la velocidad de liberación. La C es inferior, resultado de una liberación más lenta y se alcanza a las 4 horas de la toma de 1 comprimido de liberación prolongada. Los alimentos no afectan la absorción ni la disponibilidad sistémica en forma significativa. No hay acumulación si los intervalos entre dosis son respetados. Presenta una unión del 99.7% a proteínas plasmáticas, principalmente a albúmina. Dos horas después de alcanzar la concentración plasmática máxima, la concentración en el líquido sinovial es mayor que en el plasma y sigue siendo más alta hasta 12 horas después de su administración. La biotransformación del diclofenac tiene lugar en parte por glucuronidación (hidroxilación simple, múltiple y metoxilación), transformándose en varios metabolitos fenólicos los cuales se convierten en conjugados glucurónidos. La vida media es de 1-2 horas. El 60% de la dosis administrada se elimina por vía urinaria y el resto como metabolitos a través de la bilis por vía fecal. Menos del 1% se elimina sin alteración.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Indicaciones.

DOLVAN® 50: Formas inflamatorias y degenerativas de reumatismo: artritis reumatoide, artritis reumatoide juvenil, espondilitis anquilosante, artrosis y espóndilo artritis, síndromes dolorosos de la columna vertebral, reumatismo no articular. Ataques agudos de gota. Dolor postraumático y postoperatorio, inflamación y tumefacción, por ej. tras una intervención quirúrgica dental u ortopédica. Afecciones dolorosas y/o inflamatorias en ginecología, por ej. dismenorrea primaria o anexitis. Como adyuvante de las infecciones graves con inflamación y dolor del oído, nariz y garganta, por ej. faringoamigdalitis, otitis. Con el fin de seguir los principios terapéuticos generales, la afección subyacente se tratará con una terapia básica. La fiebre como único síntoma no se considera una indicación. DOLVAN® 75 y DOLVAN® 100 AP - Formas inflamatorias y degenerativas de reumatismo: artritis reumatoide, artritis reumatoide juvenil, espondilitis anquilosante, artrosis y espóndilo artritis, síndromes dolorosos de la columna vertebral, reumatismo no articular. Ataques agudos de gota. Dolor postraumático y postoperatorio, inflamación y tumefacción, por ej. tras una intervención quirúrgica dental u ortopédica. Tratamiento sintomático de la dismenorrea primaria.

Dosificación.

La dosis debe ser indicada en forma individual, administrándose la dosis eficaz más baja por el menor tiempo posible. Adultos: La dosis máxima diaria recomendada es de 100 a 150 mg. En los casos leves y en tratamientos crónicos será suficiente la administración diaria de 75 a 100 mg. La dosis diaria total deberá dividirse en 2 - 3 tomas separadas de DOLVAN® 50 ó 75; ó 1 comprimido recubierto de acción prolongada de DOLVAN® 100 AP diario. Si la gravedad de los síntomas es mayor por la noche o por la mañana, se recomienda la administración de DOLVAN® 100 AP por la noche. Los comprimidos recubiertos de acción prolongada se ingerirán enteros, sin masticarse o cortarse, junto con un poco de líquido y, de ser posible, antes de las comidas. En los casos de dismenorrea primaria, la dosis deberá ajustarse de forma individual; 50 a 200 mg. El tratamiento se iniciará con una dosis de 50 a 100 mg y, si fuese necesario, se aumentará hasta un máximo de 200 mg/día en el transcurso de los siguientes ciclos menstruales. El tratamiento se iniciará tras la aparición de los primeros síntomas y se continuará durante varios días, según la sintomatología. Los comprimidos recubiertos deberán ingerirse enteros junto con un poco de líquido, preferentemente antes de las comidas. Niños y adolescentes: Debido a la intensidad de la dosis no se recomienda el empleo de DOLVAN® en niños y adolescentes. Ancianos: No se considera necesario efectuar cambios en la dosis ni la frecuencia de administración. Se deberá tener precaución en este grupo etario, debido a que por lo general son más susceptibles a las reacciones adversas, tienen mayor probabilidad de desarrollar alteraciones de la función renal, cardiovascular o hepática y de consumir medicación concomitante. Se recomienda utilizar la menor dosis eficaz en este grupo.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Contraindicaciones.

Antecedentes de hemorragia gastrointestinal o perforación asociada a tratamientos anteriores con antiinflamatorios no esteroideos. Úlcera péptica y/o hemorragia gastrointestinal activa o recidivante (dos o más episodios diferentes de ulceración o hemorragia comprobada). Hipersensibilidad conocida a la sustancia activa y a los excipientes. Al igual que otros fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINEs), DOLVAN® está contraindicado también en los pacientes que padecen ataque de asma, urticaria o rinitis aguda tras la administración de ácido acetilsalicílico u otros antiinflamatorios no esteroideos. Hemorragias y trastornos de la coagulación. Pacientes con enfermedad de Crohn activa, colitis ulcerosa activa. Pacientes con disfunción renal severa. Pacientes con alteración hepática severa. Insuficien- cia cardíaca (clasificación II-IV de New York Heart Association-NYHA), cardiopatía isquémica, enfermedad arterial periférica o enfermedad cerebrovascular. DOLVAN® se encuentra contraindicado para el tratamiento del dolor peri-ope- ratorio asociado a la cirugía de By-pass coronario. Embarazo. Lactancia.

Reacciones adversas.

Se emplearon las siguientes estimaciones de la frecuencia: frecuentes > 10%, ocasionales > 1 - 10%, raros > 0,001 - 1%, en casos aislados < 0,001%. Tracto gastrointestinal: Frecuentes: náuseas, vómitos, diarrea, dispepsia, dolor abdominal, flatulencia, anorexia. Ocasionales: dolor epigástrico, calambres abdominales. Raros: hemorragias gastrointestinales (hematemesis, melena, diarrea sanguinolenta), úlcera gástrica o intestinal con o sin hemorragia o perforación, gastritis. En casos aislados: estomatitis aftosa, glositis, lesiones esofágicas, estenosis colónicas, trastornos intestinales bajos como colitis hemorrágica inespecífica y exacerbación de la colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, estreñimiento, pancreatitis. Sistema nervioso central: Frecuentes: Cefalea, mareos. Raramente: somnolencia. En casos aislados: trastornos de la sensibilidad, inclusive parestesias, trastornos de la memoria, desorientación, insomnio, irritabilidad, convulsiones, depresión, ansiedad, pesadillas, temblor, reacciones psicóticas, meningitis aséptica, accidente cerebrovascular. Sentidos especiales: Frecuentes: Vértigo. En casos aislados: trastornos de la visión (visión borrosa, diplopía), hipoacusia, acúfenos, tinnitus, alteraciones del gusto. Piel: Frecuentes: Erupción. Raras veces: urticaria. En casos aislados: erupciones bullosas, eccemas, eritema, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, síndrome de Lyell (epidermólisis tóxica aguda), eritrodermia (dermatitis exfoliativa), caída del cabello, reacción de fotosensibilidad; púrpura, inclusive púrpura alérgica, prurito. Riñones: Raramente: edema. En casos aislados: insuficiencia renal aguda, alteraciones urinarias como hematuria, proteinuria, nefritis intersticial, síndrome nefrótico, necrosis papilar. Hígado: Frecuentes: Aumento de las transaminasas. Raramente: hepatitis con o sin ictericia, hepatopatía. En casos aislados: hepatitis fulminante, necrosis hepática, falla hepática. Sangre: En casos aislados: trombocitopenia, leucopenia, anemia hemolítica, anemia aplásica, agranulocitosis. Hipersensibilidad: Raramente: reacciones de hipersensibilidad como asma, reacciones sistémicas anafilácticas/anafi- lactoides inclusive hipotensión y shock. En casos aislados: neumonitis. Edema angioneurótico (incluido el edema facial). Sistema cardiovascular: Se ha informado edema, insuficiencia cardíaca e hipertensión arterial relacionada con el tratamiento con AINEs. Datos obtenidos de una revisión reciente, marcan un aumento en el riesgo de tromboembolismo arterial vinculado con el uso de diclofenac, similar al ya informado con los inhibidores de la ciclooxigensa-2 (Coxib), en forma particular cuando se administra en dosis altas (150 mg/día) o durante periodos prolongados de tiempo. En casos aislados: palpitación, dolor torácico, insuficiencia cardiaca congestiva, infarto de miocardio, vasculitis. Respiratorios: Raros: Asma (incluida la disnea). Aislados: Neumonía.

Calim ImpuestosCalim Impuestos

Precauciones.

Evitar el uso concomitante de DOLVAN®, con otros AINEs sistémicos, incluidos los inhibidores selectivos de la ciclooxigena- sa 2, ya que no existe evidencia que demuestre efectos sinérgicos beneficiosos y aumenta la posibilidad de reacciones adversas. Usar con precaución en los enfermos de edad avanzada, debido a una mayor incidencia de reacciones adversas a los AINEs y concretamente hemorragias y perforaciones gastrointestinales que pueden ser mortales. Interacciones medicamentosas: Litio, digoxina. DOLVAN® puede provocar un aumento de las concentraciones en plasma de litio y digoxina. Se recomienda el control de los niveles séricos de litio y digoxina. Diuréticos y antihipertensores. Como otros AINEs, DOLVAN® puede reducir el efecto antihipertensivo de los diuréticos y antihipertensores. Controlar periódicamente la presión arterial, especialmente en aquellos pacientes de edad avanzada. Es conveniente la adecuada hidratación, así como considerar el control de la función renal (al inicio y en forma periódica), especialmente en el caso de diuréticos y IECA. El tratamiento concomitante con diuréticos que ahorran potasio puede estar relacionado con un aumento de los niveles séricos de potasio haciendo, pues, necesario su control frecuente. AINEs y corticosteroides: La administración concomitante de AINEs y corticosteroides sistémicos puede incrementar la frecuencia de aparición de efectos secundarios digestivos. Anticoagulantes y antiplaquetarios: Los antiagregantes pueden aumentar el riesgo de hemorragia. Los AINEs pueden aumentar los efectos de los anticoagulantes de tipo dicumarínico. Por tanto, se recomienda vigilar estrechamente a tales pacientes. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS): La administración concomitante de AINEs, incluido diclofenac, y de ISRS puede aumentar el riesgo de hemorragia gastrointestinal. Antidiabéticos: Los estudios clínicos han mostrado que diclofenac puede administrarse junto con antidiabéticos orales sin que influya sobre su efecto clínico. Sin embargo, existen informes aislados de que se producen efectos tanto hipoglucémicos como hiperglucémicos durante el tratamiento con DOLVAN® que exigen modificar la dosificación del hipoglucemiante. Es recomendable controlar la glucemia durante el tratamiento concomitante. Metotrexato: Se recomienda precaución cuando se empleen AINEs menos de 24 horas antes o después de un tratamiento con metotrexato, ya que pueden elevar las concentraciones en sangre del metotrexato y aumentar la toxicidad del mismo. Ciclosporina: La nefrotoxicidad de la ciclosporina puede aumentar debido a los efectos de los AINEs sobre las prostaglandi- nas renales. Se recomienda disminuir la dosis habitual de diclofenac. Quinolonas antibacterianas: Existen informes aislados de convulsiones debidas posiblemente al empleo concomitante de quinolonas y AINEs. Inhibidores potentes de CYP2C9: La administración simultánea de diclofenac con drogas inhibidoras potentes de CYP2C9 (sulfinpirazona y voriconazol) puede resultar en un aumento significativo del pico de concentración plasmática y un aumento en la exposición a diclofenac debido a una inhibición del metabolismo de la droga. Fenitoína: En forma simultánea con diclofenac, puede ocurrir un aumento de la exposición a la fenitoína. Se deberá monitorear la concentración plasmática de la fenitoína. Embarazo y lactancia: DOLVAN® no ha sido estudiado en mujeres embarazadas, por lo que no deberá administrarse durante los 2 primeros trimestres de gestación salvo que los posibles beneficios potenciales para la madre superen al riesgo potencial para el feto. Datos epidemiológicos evidencian un incremento del riesgo de malformaciones cardíacas, abortos y gastrosquisis luego de la administración de un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas en etapas tempranas de la gestación. Sólo se administrará durante el embarazo en casos extremos y utilizando únicamente las dosis eficaces mínimas. No debe utilizarse durante el tercer trimestre de la gestación, debido a que todos los inhibidores de la síntesis de prostaglan- dinas pueden exponer al feto a: disfunción renal, que puede progresar a insuficiencia renal con oligohidroamniosis, toxicidad cardiopulmonar (con cierre prematuro del ductus arteriosus e hipertensión pulmonar), posible prolongación del tiempo de hemorragia, por un efecto de tipo antiagregante (este puede ocurrir incluso a dosis muy bajas), inhibición de las contracciones uterinas, con retraso o prolongación del parto. Tras la administración cada 8 horas de la dosis oral de 50 mg, la sustancia activa pasa a la leche materna. Por tal motivo DOLVAN® no deberá administrarse durante la lactancia para evitar efectos indeseables en los lactantes. Fertilidad: Al igual que otros AINEs, el uso de DOLVAN® puede afectar a la fertilidad femenina y no se recomienda su administración en mujeres que intenten quedar embarazadas. Efectos sobre la capacidad de conducir y utilizar máquinas: Los pacientes que reciban DOLVAN®, mientras sufran trastornos visuales, somnolencia, mareos, vértigo y otros trastornos del sistema nervioso central deberán evitar conducir o utilizar maquinarias.

Advertencias.

Riesgos gastrointestinales: En cualquier momento del tratamiento puede producirse hemorragia gastrointestinal o úlcera/perforación, con o sin síntomas prodrómicos o historial previo. El riesgo de hemorragia gastrointestinal,úlcera o perforación se encuentra aumentado en aquellos casos donde se administran dosis crecientes de AINEs, en pacientes con antecedentes de úlcera (especialmente complicada con hemorragia o perforación) y en ancianos (generalmente las consecuencias son más graves en los pacientes de edad avanzada). Estos pacientes deben iniciar el tratamiento con la dosis más baja y ser advertidos para que contacten inmediatamente a su médico ante cualquier síntoma abdominal y/o de sangrado, en el transcurso del tratamiento y en particular en etapas iniciales. Se aconseja indicar en estos casos agentes protectores (inhibidores de la bomba de protones o misoprostol) en forma concomitante. La combinación con agentes protectores también debe evaluarse en pacientes que requieran dosis baja de ácido acetilsalicílico y otros fármacos que puedan aumentar el riesgo gastrointestinal. DOLVAN® se retirará en forma inmediata en los casos en los que se produzcan hemorragias gastrointestinales o úlceras. Si existen antecedentes de toxicidad digestiva, se deberá tener en cuenta otros medicamentos que incrementen el riesgo de úlceras o hemorragias como: antiplaquetarios, corticoesteroides sistémicos, anticoagulantes o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. En pacientes con antecedentes de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, los AINEs podrían exacerbar la enfermedad por lo cual deben administrarse con precaución. Riesgo de reacciones cutáneas graves: Como sucede con otros AINEs, pueden producirse en raras ocasiones reacciones alérgicas, inclusive anafilácticas/anafilactoides, sin exposición previa al fármaco. Se deberá interrumpir la administración de DOLVAN® en cuanto aparezcan erupciones cutáneas, lesiones mucosas o cualquier otro signo de hipersensibilidad debido a que se han notificado, en raros casos, reacciones cutáneas graves asociadas al uso de AINEs. Las mismas pueden aparecer como dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens Johnson y necrólisis epidérmica tóxica y los pacientes tienen mayor riesgo de padecerlas al inicio del tratamiento y durante el primer mes de tratamiento. Como otros AINEs, DOLVAN® puede enmascarar los signos y síntomas de infección debido a sus propiedades farmacoinámicas. Este producto contiene lactosa y no se recomienda en pacientes con deficiencia de lactasa grave, problemas hereditarios de intolerancia a la galactosa o malabsorción de glucosa-galactosa. (Ver Composición). Riesgos cardiovasculares o cerebrovasculares: Se ha evidenciado con el uso de AINEs COX2 selectivos y no selectivos el aumento del riesgo de eventos cardiovasculares trombóticos serios, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular que pueden ser fatales. Datos obtenidos de una revisión reciente, marcan un aumento en el riesgo de tromboembolismo arterial vinculado con el uso de diclofenac, similar al ya informado con los inhibidores de la ciclooxigen- sa-2 (Coxib), en forma particular cuando se administra en dosis altas (150 mg/día) o durante periodos prolongados de tiempo, sin embargo no se han identificado dosis o duraciones de tratamiento exentas de este riesgo. Se debe utilizar con precaución después de realizar un balance entre beneficios y riesgos en forma individual para cada paciente, en aquellos con factores de riesgo cardiovascular (diabetes mellitus, hipercolesterolemia, hipertensión arterial, hábito tabáquico). Con el objetivo de minimizar este potencial riesgo debe utilizarse la dosis mínima efectiva y durante el menor tiempo posible, y tanto los médicos como los pacientes deben estar atentos ante el posible desarrollo de estos eventos por lo que deberán estar informados acerca de los síntomas y signos cardiovasculares. No hay evidencia consistente que el uso concomitante de aspirina disminuya el aumento del riesgo de eventos CVs trombóticos serios asociados al uso de AINEs, sin embargo esta combinación aumenta el riesgo de eventos gastrointes- tiales serios. Los AINEs, incluyendo DOLVAN®, pueden ser la causa del inicio de una nueva hipertensión o el empeoramiento de la hipertensión preexistente. Ambos casos contribuyen al aumento de la incidencia de eventos CV. Asma preexistente: En pacientes con asma bronquial, rinitis alérgica primaveral, enfermedades pulmonares obstructi- vas crónicas o infecciones crónicas de las vías respiratorias y pólipos nasales, las reacciones bajo tratamiento con AINEs como crisis asmáticas, edema de Quincke o urticaria son más frecuentes que en otros pacientes. Por consiguiente, se recomienda usar con mucha precaución en tales enfermos (preparación para una emergencia). Esto también debe considerarse en los pacientes que son alérgicos a otros fármacos y que hayan presentado reacciones cutáneas, prurito o urticaria. Riesgo de reacciones hepáticas: Como ocurre con otros AINEs, pueden aumentar los valores de una o más enzimas hepáticas. A título preventivo, se controlará la función hepática durante el tratamiento prolongado con DOLVAN®, ya que como ejemplo, en pacientes con insuficiencia hepática puede empeorar la enfermedad. Si las pruebas de la función hepática siguen dando resultados anormales o empeoran, si aparecen signos o síntomas clínicos típicos del inicio de una enfermedad hepática o si se manifiestan otros fenómenos (por ej. eosinofilia, eritema, etc.), deberá interrumpirse la medicación con DOLVAN®. La hepatitis puede sobrevenir sin síntomas prodrómicos. Se tendrá precaución al administrar DOLVAN® a pacientes con porfiria hepática, ya que DOLVAN® puede desencadenar un ataque. Efectos renales: Debido a la importancia que revisten las prostaglandinas en el mantenimiento de la irrigación renal y dado que se han registrado casos de retención de líquido y edema asociados al tratamiento con AINEs, incluido diclofenac, se tendrá particular precaución en los sujetos con función cardíaca o renal disminuida, antecedentes de hipertensión, en las personas de edad avanzada, en los que son tratados con diuréticos, así como en los pacientes con una depleción substancial del volumen extracelular por cualquier causa, por ej. antes y después de intervenciones quirúrgicas mayores. Por ello se recomienda controlar la función renal como medida cautelar cuando se administra DOLVAN® en tales casos. A la interrupción del tratamiento suele seguir la recuperación hasta el estado anterior a la terapéutica. Efectos hematológicos: Al igual que con otros AINEs, se recomienda la realización de un control hematológico en el tratamiento prolongado con DOLVAN®. Como otros AINEs, DOLVAN® puede inhibir temporalmente la agregación plaquetaria. Los pacientes con trastornos de la hemostasis deberían ser controlados cuidadosamente.

Conservación.

Conservar en su envase original a temperatura ambiente (entre 15°C y 30°C). Protéjase de la humedad.

Sobredosificación.

El tratamiento de la intoxicación aguda por AINEs consiste principalmente en medidas de apoyo y sintomáticas. No se conoce un cuadro clínico típico asociado con la sobredosificación de diclofenac. La sobredosis puede causar síntomas como vómitos, mareos, acúfenos, convulsiones, hemorragia digestiva, diarrea. En caso de intoxicación grave, se puede producir insuficiencia renal aguda o lesión hepática aguda. Las medidas terapéuticas a tomar en caso de sobredosis son las siguientes: tratamiento de apoyo y sintomático contra las complicaciones como hipotensión, insuficiencia renal, convulsiones, irritación gastrointestinal y depresión respiratoria. Los tratamientos específicos como diuresis forzada, diálisis o hemoperfusión son probablemente poco útiles para eliminar los AINEs a causa de su elevada tasa de fijación proteica y su metabolismo extensivo. Ante la ingestión de una sobredosis potencialmente mortal, se puede plantear la administración de carbono activado, y la descontaminación gástrica (por ejemplo, provocación del vómito, lavado gástrico). Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los centros de Toxicología: Hospital de Pediatria Ricardo Gutierrez: (011) 4962-6666/2247. Hospital Alejandro Posadas: (011) 4654-6648/4658-7777. Optativamente otros Centros de Intoxicaciones.

Presentación.

DOLVAN® 50 y DOLVAN® 75: Envases conteniendo 15 comprimidos recubiertos. DOLVAN® 100 AP: Envases conteniendo 15 comprimidos recubiertos de acción prolongada.

Revisión.

06/2014.

Principios Activos de Dolvan

Laboratorio que produce Dolvan