DILATREND D

NOVA ARGENTIA

Antihipertensivo. Agente bloqueante de los receptores alfa y beta adrenérgicos. Diurético.

Composición.

Cada comprimido contiene: carvedilol 25,00mg, hidroclorotiazida 12,50mg. Excipientes: azúcar, lactosa monohidrato, povidona, ácido silícico coloidal, crospovidona, estearato de magnesio, celulosa microcristalina, colorante índigo carmín laca alumínica.

Farmacología.

Mecanismo de acción: DILATREND D asocia carvedilol, fármaco con efectos vasodilatador y betabloqueante, con hidroclorotiazida, un diurético. En los casos en que la monoterapia con betabloqueantes no es suficiente para un adecuado control de la tensión arterial, la administración adicional de un diurético constituye un recurso terapéutico de probada eficacia. El carvedilol y la hidroclorotiazida hacen descender la presión arterial mediante mecanismos de acción distintos y complementarios. Carvedilol: ejerce una acción dual: betabloqueante no selectiva y vasodilatadora. Permite el control de la hipertensión arterial al bloquear los receptores beta-1 y beta-2 adrenérgicos y, actuando como vasodilatador, al bloquear los receptores alfa-1 adrenérgicos. El carvedilol es una mezcla racémica constituida de los enantiómero S-carvedilol y R-carvedilol. El S-carvedilol posee propiedades bloqueantes alfa-1 y beta; mientras que el R-carvedilol presenta sólo propiedades bloqueantes alfa-1. Considerando que la resistencia vascular periférica es uno de los principales factores reguladores de la presión arterial, los efectos vasodilatadores del carvedilol serían responsables del efecto antihipertensivo. El carvedilol logra un excelente equilibrio entre el bloqueo beta adrenérgico y la vasodilatación. Este balance determina que su acción sea esencialmente diferente a la de otros betabloqueantes, que elevan la resistencia periférica al bloquear los receptores beta-2 adrenérgicos. El carvedilol carece de actividad simpatomimética intrínseca y posee una débil acción estabilizante de membrana. El carvedilol inhibe en forma dosis-dependiente el incremento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial inducidos por la isoprenalina y por el ejercicio físico. El carvedilol presenta, además, efectos cardio- y vaso-protectores mediados por el grupo carbazol de la molécula (independientes de los bloqueos alfa y beta adrenérgicos) y propiedades antioxidantes y antiproliferativas. Se ha comprobado que el carvedilol logra eliminar los radicales libres y simultáneamente inhibe la liberación de superóxidos, lo que produce una marcada inhibición de la peroxidación lipídica, a diferencia de otros betabloqueantes que no presentan este efecto. El carvedilol inhibe también la proliferación aberrante del músculo liso vascular y presenta efectos favorables sobre la elasticidad de los eritrocitos, reduce la agregación plaquetaria y la viscosidad sanguínea, efectos de utilidad en la prevención del comienzo y la progresión de procesos trombóticos en pacientes hipertensos. Hidroclorotiazida: la hidroclorotiazida es un diurético tiazídico con acción antihipertensiva. Inhibe la reabsorción de sodio a nivel de los túbulos contorneados distales, aumentando la excreción urinaria de sodio y agua; e incrementa la secreción de potasio en el túbulo contorneado distal y en los túbulos colectores, aumentando la excreción urinaria de potasio. El inicio de la acción diurética ocurre a las 2 horas aproximadamente luego de su administración, alcanza un máximo alrededor de las 4 horas y se prolonga durante 6 a 12 horas. Farmacocinética: carvedilol: el carvedilol se absorbe rápidamente luego de la administración oral. Debido al significativo metabolismo de primer paso hepático, su biodisponibilidad absoluta es del 25 al 35%. En pacientes con alteraciones de la función hepática la biodisponibilidad puede incrementarse hasta un 80%. La concentración plasmática pico tras la administración oral se alcanza en 1-2 horas. La concentración del enantiómero R(+) es aproximadamente tres veces superior a la del enantiómero S(-). La unión a proteínas plasmáticas es superior al 96%. El clearance plasmático oscila entre 500 y 700ml/min. El carvedilol se metaboliza extensamente en el hígado, produciéndose por desmetilación e hidroxilación del anillo fenólico, tres metabolitos farmacológicamente activos, con propiedades betabloqueantes. En comparación con el carvedilol, los tres principales metabolitos tienen una actividad vasodilatadora débil. Algunos metabolitos hidroxilados presentan propiedades antioxidantes y antiproliferativas. Las principales isoenzimas relacionadas con la metabolización del R- y S-carvedilol en los microsomas hepáticos son la CYP2D6 y la CYP2C9, y en menor proporción CYP3A4, 2C19, 1A2 y 2E1. Los metabolitos del carvedilol son excretados a través de la bilis y aparecen en las heces. La vida media de eliminación terminal aparente del R-carvedilol oscila entre 5 y 9 horas y la del S-carvedilol entre 7 y 11 horas. Menos del 2% de la dosis administrada se excreta en forma inalterada en la orina. Tanto el carvedilol como sus metabolitos se excretan por la leche materna durante la lactancia. Hidroclorotiazida: la hidroclorotiazida se absorbe rápidamente luego de su administración oral, logrando una concentración plasmática máxima aproximadamente a las dos horas. La biodisponibilidad absoluta de la hidroclorotiazida es del 60 al 80% y la unión a proteínas plasmáticas (principalmente albúmina) es del 40 al 70%. La hidroclorotiazida también se acumula en los eritrocitos en aproximadamente 1,8 veces el nivel plasmático. La cinética de distribución y de eliminación ha sido generalmente descrita mediante una función biexponencial, con una vida media terminal de 6 a 15 horas. Más del 95% de la dosis administrada se excreta en la orina sin presentar modificación metabólica.

Indicaciones.

Hipertensión arterial, especialmente cuando la presión arterial no ha sido controlada adecuadamente con monoterapia.

Dosificación.

Dosis inicial: 1/2 comprimido de DILATREND D por la mañana, durante 2 días. Dosis de mantenimiento: 1 comprimido de DILATREND D por día, por la mañana. Modo de administración: los comprimidos se deben ingerir sin masticar, con un poco de agua, con o sin alimentos.

Contraindicaciones.

DILATREND D se encuentra contraindicado en pacientes con bradicardia severa (menos de 45-50 latidos/min), shock cardiogénico, bloqueo de rama de 2do y 3er grado, enfermedad del nodo sinusal (incluyendo bloqueo sino-auricular), angina variante o de Prinzmetal (por vasoespasmo), insuficiencia cardíaca descompensada (clase IV NYHA) que requiera tratamiento inotrópico intravenoso, hipotensión severa (presión arterial sistólica < 85mm Hg). Hipertensión pulmonar, cor-pulmonale. Antecedentes de enfermedad obstructiva de las vías aéreas, asma, alteración grave de las funciones hepática y renal, anuria. Hipersensibilidad conocida al carvedilol, a la hidroclorotiazida, a las sulfamidas y derivados, o a alguno de los componentes inactivos del producto. Hipopotasemia e hiponatremia refractarias. Hipercalcemia. Enfermedad de Addison. Administración concomitante con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs) o verapamilo y diltiazem por vía intravenosa. Diabetes mellitus descompensada. Embarazo. Lactancia. Niños y adolescentes menores de 18 años.

Reacciones adversas.

Se han descripto las siguientes reacciones: sistema nervioso central: Mareo, cefalea, cansancio (especialmente al comienzo del tratamiento o al aumentar la dosis), depresión, alteraciones del sueño, inquietud. Aparato cardiovascular: bradicardia, hipotensión ortostática, síncope; edemas; raramente: bloqueo AV, angina de pecho, alteración de la circulación periférica, agravamiento sintomático de la claudicación intermitente y del síndrome de Raynaud, empeoramiento de la insuficiencia cardíaca. Aparato respiratorio: disnea, crisis asmáticas (especialmente en pacientes predispuestos); raramente: congestión nasal; sibilancias, síntomas pseudogripales. Aparato gastrointestinal: náuseas, diarrea, dolor abdominal, vómitos; raras veces, constipación, pancreatitis, colestasis intrahepática, ictericia. Piel y faneras: reacciones alérgicas (exantema, urticarias, prurito, fotosensibilidad), reacciones liquenoides; casos aislados de: vasculitis necrotizante, psoriasis o exantema psoriasiformes (pocas semanas o hasta años después del comienzo del tratamiento). Sistema hematopoyético: trombocitopenia, leucopenia, casos muy aislados de: agranulocitosis, anemia, púrpura, depresión medular. Otras: alteraciones visuales, dolor en miembros inferiores, secreción lagrimal disminuida; raramente: parestesias, irritación ocular, sequedad bucal, alteraciones de la micción, disfunción eréctil, aumento de peso, compromiso de la función renal (pudiendo llegar a insuficiencia renal), anafilaxia, fiebre. Pruebas de laboratorio: hiperglucemia (especialmente en pacientes predispuestos), glucosuria, hipercolesterolemia, aumento de los lípidos sanguíneos, elevación de transaminasas séricas, hiperuricemia, hipopotasemia, hiponatremia, hipomagnesemia; casos aislados de: alcalosis hipoclorémica, hipercalcemia.

Advertencias.

DILATREND D deberá administrarse con precaución en los pacientes con diagnóstico de insuficiencia cardíaca congestiva bajo tratamiento con digitálicos e inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECAs), ya que, tanto los digitálicos como el carvedilol pueden disminuir la conducción aurículo-ventricular. En pacientes con bloqueo de rama, enfermedades arteriales periféricas en etapas avanzadas, alteración de la función renal (concentración de creatinina plasmática > 1,8mg/dl o clearance de creatinina < 30ml/min) o hipotensión postural, el carvedilol deberá ser administrado con cautela y bajo estricta supervisión médica. Los pacientes con diabetes mellitus cuyas glucemias experimenten marcadas variaciones o los individuos sometidos a ayuno estricto requieren una supervisión médica particularmente cuidadosa; en estos casos, es necesario el monitoreo frecuente de los niveles de glucemia. Los pacientes con psoriasis no deben recibir fármacos betabloqueantes, ya que pueden agravar los síntomas dermatológicos o inducir erupciones cutáneas (psoriasiformes) y en casos con enfermedad de Raynaud puede ocurrir una exacerbación de los síntomas. Con el uso de carvedilol, al igual que con otros betabloqueantes, existe la posibilidad de un aumento de la sensibilidad frente a alergenos o de reacciones anafilácticas severas. Deberá tenerse en cuenta la posibilidad de disminución de la secreción lagrimal, ya que puede ocasionar molestias a los pacientes que utilizan lentes de contacto. El carvedilol puede enmascarar los síntomas de una tirotoxicosis. Por su actividad betabloqueante, el tratamiento con carvedilol no debe interrumpirse abruptamente. La reducción debe ser gradual durante 7 a 10 días, especialmente cuando los pacientes presentan enfermedad isquémica. Es posible que se produzca hipopotasemia, por lo que puede ser necesario suplementar la dieta con potasio. Puede aumentar la glucemia en los diabéticos y aparecer fotosensibilidad. La hipotensión y la hipopotasemia son más frecuentes en personas de edad avanzada. En tratamientos prolongados es conveniente controlar periódicamente el potasio, sodio y cloruro plasmáticos, así como la glucemia, la calcemia y la uricemia. Se deberá utilizar con precaución en casos de enfermedad renal severa (puede precipitar azoemia y efectos acumulativos del fármaco), así como también en trastornos hepáticos, ya que las alteraciones hidroelectrolíticas pueden precipitar un coma hepático. Deberá evaluarse la relación beneficio/riesgo de su administración en presencia de diabetes mellitus, gota, hiperuricemia, antecedentes de lupus eritematoso, pancreatitis e hipercalcemia. No debe administrarse en casos de hipofunción de las glándulas suprarrenales (enfermedad de Addison). Los pacientes diabéticos pueden requerir un ajuste de las dosis de insulina o de agentes hipoglucemiantes. Puede aumentar el efecto antihipertensivo en el paciente sometido a simpatectomía. Las tiazidas deben ser discontinuadas previamente a la realización de pruebas para evaluar la función tiroidea. Interacciones medicamentosas: antihipertensivos en general: puede verse potenciado el efecto hipotensor y eventualmente la reducción de la frecuencia cardíaca. Rifampicina: puede disminuir la disponibilidad sistémica del carvedilol y su efecto hipotensor. Clonidina: riesgo de crisis hipertensivas. Deberá controlarse minuciosamente la tensión arterial al inicio de la administración concomitante. Suspender en forma gradual, preferentemente el betabloqueante primero. Nifedipina: la administración concomitante con carvedilol puede ocasionar un descenso brusco de la presión arterial. Agentes bloqueantes de los canales de calcio (verapamilo, diltiazem u otros fármacos antiarrítmicos): cuando se administren conjuntamente con carvedilol, se aconseja el monitoreo de la presión arterial y el control electrocardiográfico, ante el riesgo de hipotensión, bradicardia o alteraciones del ritmo cardíaco. Evitar la administración intravenosa de antagonistas del calcio y fármacos antiarrítmicos simultáneamente con carvedilol. Digoxina: pueden elevarse las concentraciones plasmáticas de la digoxina. Insulina y/o hipoglucemiantes orales: los efectos de la insulina y de los hipoglucemiantes orales pueden verse potenciados. Tranquilizantes (barbitúricos, fenotiacinas), antidepresivos tricíclicos, vasodilatadores y alcohol: pueden potenciar la acción hipotensora del carvedilol. Anestésicos: el carvedilol puede potenciar los efectos cardíacos de los anestésicos, especialmente el inotropismo negativo. Si un paciente debe ser sometido a una anestesia debe informar al profesional acerca del tratamiento con carvedilol. Si se usan concomitantemente con un diurético tiazídico, los siguientes fármacos pueden interactuar con el mismo: alcohol, barbitúricos, narcóticos: pueden potenciar la hipotensión ortostática. Corticosteroides, ACTH: puede aumentar el déficit de electrólitos, en especial la hipopotasemia. Aminas presoras: puede disminuir la respuesta a las mismas, pero no lo suficiente para impedir su uso. Relajantes musculares no despolarizantes: puede aumentar la sensibilidad a los mismos. Litio: aumenta el riesgo de toxicidad del litio. AINE: los AINEs pueden disminuir los efectos diurético, natriurético y antihipertensivo de los diuréticos. Carcinogénesis, mutagénesis, trastornos de la fertilidad: no se han evidenciado efectos tóxicos, carcinogénicos ni mutagénicos. Embarazo: hasta el presente no se han realizado suficientes estudios bien controlados con la asociación de carvedilol e hidroclorotiazida en mujeres embarazadas. Por lo tanto, no se recomienda la administración de DILATREND D durante el embarazo. Lactancia: carvedilol e hidroclorotiazida se excretan en la leche materna. En consecuencia, si se considera necesaria su administración, deberán instituirse métodos alternativos de alimentación infantil. Uso pediátrico: hasta el presente no se establecieron niveles de seguridad y eficacia del uso de esta asociación en niños y adolescentes menores de 18 años. Capacidad para conducir vehículos y operar maquinaria: dependiendo de la respuesta individual de cada paciente, la misma puede verse afectada. Esto puede ocurrir en mayor proporción al comienzo del tratamiento, al cambiar de dosis o de producto, o bajo el efecto del consumo concomitante de alcohol.

Conservación.

Conservar en lugar seco a temperatura inferior a 30°C.

Sobredosificación.

La sobredosificación puede causar un incremento en la incidencia o severidad de alguna de las reacciones adversas informadas. Las manifestaciones más frecuentes de una sobredosis podrían ser: bradicardia, hipotensión, broncoespasmo, trastornos respiratorios, sibilancias, bloqueo sinusal, hipoglucemia. No existe un antídoto específico. Luego de la cuidadosa evaluación clínica del paciente, de la valorización del tiempo transcurrido desde de la ingesta o administración, de la cantidad de tóxicos ingeridos o descartando la contraindicación de ciertos procedimientos, el profesional decidirá la realización o no del tratamiento general de rescate: vómito provocado o lavado gástrico, carbón activado (CA), purgante salino (45 a 60 min después del CA), hemodiálisis. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría Dr. Ricardo Gutiérrez: (011) 4962-6666/2247. Hospital de Niños Dr. Pedro de Elizalde (011) 4300-2115. Hospital Dr. A. Posadas: (011) 4654-6648 / 4658-7777.

Presentación.

DILATREND D Comprimidos de 25/12,5mg: envases con 28 comprimidos.

Principios Activos de Dilatrend D

Laboratorio que produce Dilatrend D