DIAMICRON MR® 60

SERVIER

Antidiabético oral.

Composición.

Cada comprimido de liberación modificada contiene: Gliclazida 60 mg.

Farmacología.

La gliclazida es una sulfamida hipoglucemiante, antidiabético oral, que posee un heterociclo nitrogenado de enlace endocíclico que lo diferencia de los otros medicamentos de este tipo. La gliclazida disminuye la glucemia al estimular la secreción de insulina por las células beta de los islotes de Langerhans. El aumento de respuestas postprandiales de secreción de insulina y de péptido-C se siguen observando después de 2 años de tratamiento. Además de sus propiedades metabólicas, la gliclazida ejerce propiedades hemovasculares. Efectos sobre la liberación de insulina: En el diabético tipo 2, la gliclazida restablece el pico precoz de secreción de insulina, en respuesta a la ingesta de glucosa, y aumenta la segunda fase de dicha secreción. Se observa una mejoría importante de la respuesta insulínica con las comidas o con un estímulo glucosado. Propiedades hemovasculares: La gliclazida reduce el proceso de microtrombosis por dos mecanismos que pueden estar implicados en las complicaciones de la diabetes: inhibición parcial de la agregación y de la adherencia plaquetarias con disminución de los marcadores de activación plaquetaria (beta tromboglobulina, tromboxano B2), acción sobre la actividad fibrinolítica del endotelio vascular con un incremento de la actividad del t-PA.

Farmacocinética.

Después de la administración, las concentraciones plasmáticas aumentan progresivamente hasta la 6° hora y se transforman en meseta entre la 6° y la 12° hora. Las variaciones intraindividuales son escasas. La absorción de la gliclazida es completa. La toma alimenticia no modifica la velocidad y el porcentaje de absorción. Hasta la dosis de 120 mg, la relación entre la dosis administrada y el área bajo la curva de las concentraciones en función del tiempo es lineal. La fijación a las proteínas plasmáticas es de aproximadamente 95%. La gliclazida es principalmente metabolizada a nivel hepático y su excreción es esencialmente urinaria con menos del 1% del principio activo no modificado en la orina. No se detecta el metabolito activo circulante. La vida media de eliminación de la gliclazida varía entre 12 y 20 horas. El volumen de distribución es de aproximadamente 30 litros. No hay modificación, clínicamente significativa, de los parámetros farmacocinéticos en el paciente de edad avanzada. Una sola toma diaria de DIAMICRON MR® 60 permite el mantenimiento de una concentración plasmática eficaz de gliclazida durante 24 horas.

Indicaciones.

Diabetes no insulino-dependiente (tipo 2) en el adulto cuando el régimen alimenticio, el ejercicio físico y la reducción ponderal solos no son suficientes para restablecer el equilibrio glucémico.

Dosificación.

Vía oral. Posología: Dosis según criterio médico. Orientativa: En el adulto, la dosis diaria puede variar de medio a 2 comprimidos (30 a 120 mg) en una sola toma. Se recomienda tomar el medicamento con el desayuno. Se recomienda tragar el medio o el/los comprimido/s enteros, sin masticar ni desintegrar. En caso de olvido de una dosis, no se debe aumentar la dosis del día siguiente. Como para todo fármaco hipoglucemiante, la posología debe ajustarse según la respuesta metabólica individual del paciente (glucemia, HbA1C). Dosis inicial recomendada: es de 30 mg diarios (medio comprimido): si el control glucémico es satisfactorio esta posología puede adoptarse como tratamiento de mantenimiento. Si no es satisfactorio, la posología puede ser aumentada a 60, 90 o 120 mg diarios, en forma gradual y respetando un intervalo mínimo de un mes entre cada dosis, salvo en los pacientes que no presentan disminución de la glucemia después de 15 días de tratamiento. En este caso, se puede aumentar la posología a partir del inicio de la tercera semana de tratamiento. No se deberán superar los 120 mg diarios (dosis máxima recomendada). La posibilidad de partir un comprimido de 60 mg permite el uso de dosis de 30 mg con medio comprimido, y de 90 mg con un comprimido y medio. Sustitución de otro antidiabético oral por DIAMICRON MR® 60 mg: Puede sustituir a otro tratamiento antidiabético oral, pero se deberá considerar la posología, y la vida media del antidiabético en curso. En general se hará sin período de transición, empezando preferentemente con una posología de 30 mg y ajustando esta según la evolución metabólica de cada paciente. En caso de sustitución de una sulfamida hipoglucemiante de vida media más larga, puede ser necesario un "wash-out" durante algunos días, para evitar un efecto aditivo de los dos productos, que podrían provocar una hipoglucemia. Durante esta sustitución, se recomienda seguir el mismo procedimiento que durante la instauración de un tratamiento con DIAMICRON MR® 60 mg, comenzando con la posología de 30 mg/día, aumentando gradualmente la dosis en función de las respuestas metabólicas. Asociación con otros antidiabéticos: DIAMICRON MR® 60 mg puede asociarse con las biguanidas, los inhibidores de alfa glucosidasa o con la insulina. En pacientes que no estén adecuadamente controlados con DIAMICRON MR® 60, se puede iniciar una terapia concomitante con Insulina bajo estricta supervisión médica. Poblaciones especiales: En pacientes de edad avanzada: se prescribirá DIAMICRON MR® 60 mg siguiendo la misma pauta posológica que en los pacientes menores de 65 años. En pacientes con insuficiencia renal: En pacientes con insuficiencia renal leve a moderada, se puede utilizar la misma pauta posológica que en pacientes con función renal normal, pero bajo un cuidadoso control del paciente. Estos datos se han confirmado en ensayos clínicos. En pacientes con riesgo de hipoglucemia: hiponutridos o malnutridos, con patologías endocrinas graves o mal compensadas (hipopituitarismo, hipotiroidismo, insuficiencia de las glándulas suprarrenales), finalización de un tratamiento con corticoides prolongado y/o a dosis elevadas, vasculopatía grave (enfermedad coronaria grave, patología carotídea grave, enfermedad vascular difusa). El tratamiento se iniciará utilizando la dosis mínima de 30 mg/día. Población pediátrica: No se ha establecido la seguridad y eficacia de DIAMICRON MR® 60 en niños y adolescentes. No hay datos disponibles en niños.

Contraindicaciones.

Este medicamento está contraindicado en casos de: hipersensibilidad a la gliclazida, a otras sulfonilureas, a las sulfamidas, o a alguno de los excipientes utilizados (ver Composición), diabetes tipo 1, cetoacidosis diabética, precoma y coma diabéticos, insuficiencia renal o hepática grave: en estos casos se recomienda recurrir a la insulina, tratamiento con miconazol (ver Interacciones), lactancia (ver Embarazo y Lactancia).

Reacciones adversas.

De acuerdo con la experiencia clínica con gliclazida, se han comunicado las siguientes reacciones adversas: Hipoglucemias: Al igual que otras sulfamidas hipoglucemiantes el tratamiento con DIAMICRON MR® 60 mg puede provocar hipoglucemia, sobre todo si los horarios de las comidas son irregulares o se saltan comidas. Los síntomas posibles de una hipoglucemia son: cefaleas, hambre intenso, náuseas, vómitos, cansancio, trastornos del sueño, agitación, agresividad, disminución de la concentración, de la vigilancia y las reacciones, depresiones, confusión, trastornos visuales y del habla, afasia, temblores, paresia, trastornos sensoriales, vértigos, sensación de impotencia, pérdida del dominio de sí mismo, delirio, convulsiones, respiración superficial, bradicardia, somnolencia y pérdida del conocimiento pudiendo llegar hasta el coma y muerte. Además, pueden observarse signos de contrarregulación adrenérgica: sudoración, piel húmeda, ansiedad, taquicardia, hipertensión, palpitaciones, angina de pecho y arritmia cardíaca. En general, los síntomas desaparecen generalmente al ingerir hidratos de carbono (glúcidos). Tener en cuenta que los edulcorantes artificiales no tienen ningún efecto. La experiencia con otras sulfonilureas muestra que, a pesar de las medidas inicialmente eficaces, una hipoglucemia puede repetirse, incluso cuando las medidas tomadas fueron eficaces en un primer momento. En caso de hipoglucemia grave o prolongada, aun cuando es controlada temporalmente por una ingesta de azúcar, se puede imponer un tratamiento médico e incluso una hospitalización. Otras reacciones adversas: Se han registrado trastornos digestivos como dolor abdominal, náuseas, vómitos, dispepsia, diarrea y constipación. Estas alteraciones se pueden evitar o mitigar si la gliclazida se toma con el desayuno. Se han comunicado con menor frecuencia las siguientes reacciones adversas: Reacciones cutáneas y subcutáneas: Erupción cutánea, prurito, urticaria, angioedema, eritema, erupción maculopapular, reacciones ampulosas. (como el síndrome de Stevens-Johnson y la necrólisis epidérmica tóxica). Alteraciones hematológicas: Las alteraciones hematológicas son raras. Pueden incluir: anemia, leucopenia, trombocitopenia, granulocitopenia. Estas en general revierten con la interrupción del tratamiento. Alteraciones hepatobiliares: Aumento de las enzimas hepáticas (ASAT, ALAT, fosfatasas alcalinas), hepatitis (excepcionalmente). Interrumpir el tratamiento en caso de ictericia colestásica. Estos síntomas, por lo general, desaparecen al suspender el tratamiento. Alteraciones oculares: algunas alteraciones de la visión transitorias pueden ocurrir al iniciar el tratamiento debido a cambios en la glucemia. Efectos de clase: Como con otras sulfamidas hipoglucemiantes, se han observado las siguientes reacciones adversas: eritrocitopenia, agranulocitosis, anemia hemolítica, pancitopenia y vasculitis alérgica, hiponatremia, niveles elevados de enzimas hepáticas, insuficiencia hepática (colestasis e ictericia) e incluso hepatitis, que remitieron tras la retirada del tratamiento o progresaron a insuficiencia hepática con amenaza vital en casos aislados.

Advertencias.

Hipoglucemias: Este tratamiento sólo se prescribirá si el paciente puede alimentarse de manera regular (incluido el desayuno). Es importante ingerir regularmente hidratos de carbono debido al mayor riesgo de aparición de hipoglucemia, en caso de que las comidas se demoren o de alimentación insuficiente o de desequilibrio en los hidratos de carbono. Es más probable que se produzca hipoglucemia en un período de régimen hipocalórico, tras un esfuerzo importante o prolongado, después de la ingestión de alcohol o durante la administración de una combinación de fármacos hipoglucemiantes. Las hipoglucemias pueden aparecer con sulfamidas hipoglucemiantes. Algunas de ellas pueden ser graves y prolongadas. En estos casos, puede ser necesaria la hospitalización, con estabilización de la glucemia durante varios días. Para evitar los episodios de hipoglucemia, se requiere una selección cuidadosa de los pacientes y de la posología utilizada, así como una información adecuada destinada al paciente. Factores que favorecen la hipoglucemia: rechazo (especialmente en pacientes de edad avanzada) o incapacidad del paciente a cooperar, malnutrición, horario irregular de las comidas, salto de comidas, período de ayunas o modificación del régimen, desequilibrio entre ejercicio físico e ingesta de hidratos de carbono, insuficiencia renal, insuficiencia hepática grave, sobredosis del producto, ciertos desórdenes endócrinos: insuficiencias tiroideas, insuficiencias hipofisarias y suprarrenales, administración concomitante de otros medicamentos (ver Interacciones). Insuficiencias renal y hepática: la farmacocinética y/o la farmacodinamia de la gliclazida pueden modificarse en pacientes con insuficiencia renal o hepática grave. En caso de que en estos pacientes se produzca hipoglucemia, con posibilidades de prolongarse, se deben adoptar las medidas adecuadas. Información para el paciente: El médico tratante informará al paciente y a su familia los riesgos de hipoglucemia, sus síntomas y su tratamiento, así como las situaciones predisponentes. Se le deberá informar especialmente de la importancia de respetar el régimen alimenticio, seguir un programa de ejercicio físico regular y controlar periódicamente la glucemia. Control deficiente de la glucemia: el equilibrio glucémico de un paciente controlado con tratamiento antidiabético puede alterarse en las siguientes situaciones: fiebre, traumatismos, infecciones o intervenciones quirúrgicas. En estos casos, puede ser necesario administrar insulina. La eficacia de cualquier hipoglucemiante oral, incluida la gliclazida, puede atenuarse a largo plazo en numerosos pacientes, lo que puede obedecer a una agravación de la diabetes, o a una disminución de la respuesta al producto. Este fenómeno se conoce como fracaso secundario, que se debe distinguir del fracaso primario, en el que el medicamento se muestra ineficaz a partir de su primera utilización en un paciente determinado. Antes de clasificar a un paciente como fracaso secundario, se evaluarán las posibilidades de ajustar la dosis y se controlará el seguimiento del régimen alimenticio y del ejercicio físico. Pruebas de laboratorio: puede ser útil determinar la concentración de hemoglobina glucosilada para evaluar el control glucémico. También puede ser útil un autocontrol de la glucemia. El tratamiento de pacientes con una deficiencia enzimática de G6PD (glucosa-6-fosfatodeshidrogenasa) con sulfonilureas puede producir anemia hemolítica. Dado que la gliclazida pertenece al grupo de las sulfonilureas, se debe utilizar con precaución en estos pacientes y debe considerarse una terapia sin sulfonilureas. Excipientes: Los pacientes con intolerancia a la galactosa, por deficiencia de Lapp lactasa, o malabsorción de glucosa-galactosa no deberían tomar este medicamento. Efectos sobre la aptitud para conducir vehículos y usar máquinas: DIAMICRON MR® 60 no posee ningún efecto conocido sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar máquinas. Sin embargo, los pacientes deben poder reconocer los síntomas de hipoglucemia y deben tener cuidado cuando conducen o utilizan maquinaria, especialmente.

Interacciones.

Los siguientes productos son susceptibles de aumentar el riesgo de hipoglucemia. Asociación contraindicada: Miconazol (vía sistémica, gel bucal): incremento del efecto hipoglucemiante con posible aparición de manifestaciones hipoglucémicas, incluso coma. Asociaciones desaconsejadas: Fenilbutazona (vía sistémica): aumento del efecto hipoglucemiante de las sulfamidas (desplazamiento de su unión a las proteínas plasmáticas y/o disminución de su eliminación). Emplear preferentemente otro antiinflamatorio y, en caso de que no se pueda, advertir al paciente y reforzar la autovigilancia; adaptar, si es posible, la posología durante el tratamiento con el antiinflamatorio y luego de suspenderlo. Alcohol: incremento de la reacción hipoglucémica (inhibición de las reacciones de compensación), que puede facilitar la aparición de coma hipoglucémico. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de medicamentos que contengan alcohol. Asociaciones que requieren precauciones de empleo: Se puede potenciar el efecto hipoglucemiante y, en consecuencia, en algunos casos puede producirse hipoglucemia cuando se toma alguno de los siguientes fármacos: Otros antidiabéticos (insulina, acarbosa, metformina, tiazolidinedionas, inhibidores de la dipeptidil peptidasa-4, agonistas de los receptores GLP-1), betabloqueantes, fluconazol, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (captopril, enalapril), antagonistas de receptores H2, IMAO, sulfamidas, claritromicina y agentes antiinflamatorios no esteroideos. Los siguientes productos pueden aumentar la glucemia: Asociación desaconsejada: Danazol: posee efecto diabetógeno: Si no se puede evitar la asociación, advertir al paciente y reforzar la vigilancia de la glucemia y la glucosuria. Adaptar la posología del antidiabético durante el tratamiento con el Danazol y después de suspendido. Asociaciones que requieren precauciones de empleo: Clorpromazina (neuroléptico): en dosis altas ( > 100 mg al día de clorpromazina): aumento de la glucemia (disminución de la liberación de insulina). Advertir al paciente y reforzar el control de la glucemia. Adaptar, llegado el caso, la posología del antidiabético durante el tratamiento con el neuroléptico y después de suspendido. Glucocorticoides (por vía general y local: intrarticular, cutánea y enema rectal) y tetracosactida: aumento de la glucemia con cetosis ocasional (disminución de la tolerancia de los glúcidos por acción de los corticoides). Advertir al paciente y reforzar el control de la glucemia, sobre todo al principio del tratamiento. Adaptar, si es necesario, la posología del antidiabético durante el tratamiento con corticoides y después de suspendido. Ritodrina, salbutamol, terbutalina (vía IV): Aumento de la glucemia con los estimulantes beta-2. Reforzar el control sanguíneo. Llegado el caso, sustituir el tratamiento por insulina. Asociaciones que requieren precauciones de empleo: Terapia anticoagulante (ej.: Warfarina): Sulfonilureas pueden potenciar la anticoagulación en tratamientos concomitantes. Puede necesitarse ajuste de dosis del anticoagulante.

Presentación.

Envases conteniendo 30 y 60 comprimidos de liberación modificada.

Revisión.

Diciembre 2013.

Principios Activos de Diamicron Mr 60

Patologías de Diamicron Mr 60

Laboratorio que produce Diamicron Mr 60