CRESTOR®

ASTRAZENECA

Inhibidor de la HMG-CoA reductasa.

Composición.

Cada comprimido recubierto de CRESTOR® 5 mg contiene: Rosuvastatina 5 mg (como Rosuvastatina cálcica). Excipientes: Lactosa monohidrato; Celulosa microcristalina; Fosfato de calcio; Crospovidona; Estearato de magnesio; Hidroxipropilmetilcelulosa; Triacetato de glicerilo; Dióxido de titanio; Oxido de hierro amarillo. Cada comprimido recubierto de CRESTOR® 10 mg contiene: Rosuvastatina 10 mg (como Rosuvastatina cálcica). Excipientes: Lactosa monohidrato; Celulosa microcristalina; Fosfato de calcio; Crospovidona; Estearato de magnesio; Hidroxipropilmetilcelulosa; Triacetato de glicerilo; Dióxido de titanio; Oxido de hierro rojo. Cada comprimido recubierto de CRESTOR® 20 mg contiene: Rosuvastatina 20 mg (como Rosuvastatina cálcica). Excipientes: Lactosa monohidrato; Celulosa microcristalina; Fosfato de calcio; Crospovidona; Estearato de magnesio; Hidroxipropilmetilcelulosa; Triacetato de glicerilo; Dióxido de titanio; Oxido de hierro rojo. Cada comprimido recubierto de CRESTOR® 40 mg contiene: Rosuvastatina 40 mg (como Rosuvastatina cálcica). Excipientes: Lactosa monohidrato; Celulosa microcristalina; Fosfato de calcio; Crospovidona; Estearato de magnesio; Hidroxipropilmetilcelulosa; Triacetato de glicerilo; Dióxido de titanio; Oxido de hierro rojo.

Indicaciones.

Hiperlipidemia y dislipidemia mixta: CRESTOR® está indicado como terapia adyuvante a la dieta para reducir el C-total, LDL-C, ApoB, no HDL-C y triglicéridos elevados y para incrementar el HDL-C en pacientes adultos con hiperlipidemia primaria o dislipidemia mixta. Pacientes Pediátricos de 10 a 17 años de edad con Hipercolesterolemia Familiar Heterocigota (HeFH): CRESTOR® está indicado como complemento de la dieta para reducir el Colesterol total, LDL-C y los niveles de Apo B en adolescentes de sexo masculino y femenino (que se encuentran por lo menos 1 año después de la menarca), de 10 - 17 años de edad con hipercolesterolemia familiar heterocigota, si después de un ensayo adecuado con dieta, los siguientes resultados están presentes: LDL-C > 190 mg/dl o > 160 mg/dl y hay antecedentes familiares positivos de enfermedad cardiovascular (ECV) prematura o dos o más de otros factores de riesgo de ECV. Hipertrigliceridemia: terapia adyuvante a la dieta para el tratamiento de pacientes adultos con hipertrigliceridemia. Disbetalipoproteinemia primaria (Hiperlipoproteinemia Tipo III): como adyuvante de la dieta para el tratamiento de pacientes con disbetalipoproteinemia primaria (Hiperlipoproteinemia Tipo III). Hipercolesterolemia familiar homocigótica: terapia adyuvante a otros tratamientos para la reducción de los lípidos o solo si dichos tratamientos no están disponibles para reducir el LDL-C, Colesterol total y Apo B en pacientes adultos con hipercolesterolemia familiar homocigota. Retraso de la progresión de la aterosclerosis: CRESTOR® está indicado como tratamiento adyuvante a la dieta para retrasar la progresión de la aterosclerosis en pacientes adultos como parte de una estrategia de tratamiento para reducir el Colesterol total y LDL-C a niveles objetivo. Prevención primaria de eventos cardiovasculares: En individuos sin evidencia clínica de enfermedad coronaria pero con riesgo incrementado de enfermedad cardiovascular basado en la edad, PCR ≥ 2 mg/L, y la presencia de por lo menos un factor de riesgo cardiovascular, CRESTOR® está indicado para: reducir el riesgo de infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, angina inestable y revascularización miocárdica. Limitaciones de uso: No se estudió CRESTOR® en dislipidemias Tipo I y V de Fredrickson.

Dosificación.

Información general de dosificación: El rango de dosis de CRESTOR® es de 5 a 40 mg por vía oral una vez por día. La dosis inicial habitual es de 10-20 mg. Se puede administrar CRESTOR® como dosis única en cualquier momento del día, con o sin alimentos. La dosis de 40 mg de CRESTOR® sólo se debe utilizar para aquellos pacientes que no alcanzan el nivel objetivo de colesterol-LDL con la dosis de 20 mg. Hipercolesterolemia Familiar Heterocigóta en Pacientes Pediátricos (10 a 17 años de edad): El rango de dosis habitual de CRESTOR® es de 5-20 mg/día; la dosis máxima recomendada es de 20 mg/día. Hipercolesterolemia familiar homocigota: La dosis inicial recomendada de CRESTOR® es de 20 mg una vez al día. Dosis en pacientes asiáticos: En pacientes asiáticos, se debe considerar comenzar el tratamiento con CRESTOR® 5 mg una vez al día debido al aumento de las concentraciones plasmáticas de rosuvastatina. Uso con terapias concomitantes: Pacientes que utilizan ciclosporina: La dosis de CRESTOR® no debe exceder los 5 mg diarios. Pacientes que utilizan gemfibrozil: Iniciar la terapia con CRESTOR® 5 mg una vez al día. La dosis de CRESTOR® no debe exceder los 10 mg una vez al día. Pacientes que utilizan atazanavir y ritonavir, lopinavir y ritonavir, o simeprevir: Iniciar la terapia con CRESTOR® 5 mg una vez al día. La dosis de CRESTOR® no debe exceder los 10 mg una vez al día. Dosis en pacientes con insuficiencia renal severa: Para pacientes con deterioro renal severo que no estén en hemodiálisis, la dosis de CRESTOR® debe iniciarse con 5 mg una vez al día y no debe exceder los 10 mg una vez al día.

Contraindicaciones.

CRESTOR® está contraindicado en las siguientes condiciones: Pacientes con hipersensibilidad conocida a cualquier componente de este producto. Se han reportado reacciones de hipersensibilidad incluyendo erupción, prurito, urticaria y angioedema. Pacientes con enfermedad hepática activa. Mujeres que están embarazadas o planifican quedar embarazadas. Lactancia.

Reacciones adversas.

Experiencia en estudios clínicos: Rabdomiólisis con mioglobinuria e insuficiencia renal aguda y miopatía (incluyendo miositis), mialgia, artralgia, dolor abdominal, náuseas, cefalea, astenia, constipación, dolor, anormalidades de laboratorio: proteinuria positiva en tira reactiva y hematuria microscópica; nivel elevado de creatina fosfoquinasa, transaminasas, glucosa, glutamil transpeptidasa, aumento de HbA1c, fosfatasa alcalina y bilirrubina y anormalidades en la función tiroidea, aumento de las enzimas hepáticas. Pacientes pediátricos de 10 a 17 años de edad: En un estudio controlado de 12 semanas de duración en niños y en niñas después de la menarca, el perfil de seguridad y tolerabilidad de 5 a 20 mg diarios de CRESTOR® fue en general similar al del placebo. No obstante, las elevaciones de la creatina fosfosquinasa en suero > 10 x LSN se observaron más frecuentemente en los niños tratados con rosuvastatina en comparación con placebo. Experiencia posterior a la comercialización: Las siguientes reacciones adversas se han identificado durante el uso de CRESTOR® posterior a la aprobación de dicha droga: artralgia, insuficiencia hepática fatal y no fatal, hepatitis, ictericia, trombocitopenia, depresión, desórdenes del sueño (incluyendo insomnio y pesadillas), neuropatía periférica y ginecomastia. Miopatía necrotizante mediada por el sistema inmune. Deterioro cognitivo (ej. amnesia, deterioro de la memoria, confusión).

Advertencias.

Efectos Musculoesqueléticos: Se han informado casos de miopatía y rabdomiólisis e insuficiencia renal aguda secundaria debido a mioglobinuria, con el uso de los inhibidores de la HMG-CoA reductasa, incluyendo CRESTOR®. Estos riesgos pueden ocurrir con cualquier nivel de dosificación, pero aumentan con la dosis más alta (40 mg). CRESTOR® se debe prescribir con cuidado en pacientes con factores que predispongan a la miopatía (por ejemplo, > 65 años de edad, hipotiroidismo tratado inadecuadamente, deterioro renal). El riesgo de sufrir miopatía durante el tratamiento con CRESTOR® puede aumentar con la administración concurrente de algunas otras terapias reductoras de lípidos (fibratos o niacina), gemfibrozil, ciclosporina, atazanavir/ritonavir, lopinavir/ritonavir, o simeprevir [ver Dosificación]. Se reportaron casos de miopatía, incluyendo rabdomiólisis, con el uso de inhibidores de la HMG-CoA reductasa, incluyendo rosuvastatina, coadministrados con colchicina, y se debe tener precaución cuando se prescriba CRESTOR® con colchicina. El tratamiento con CRESTOR® se debe discontinuar si se observan niveles marcadamente elevados de creatin quinasa (CPK), o si se diagnostica o se sospecha una miopatía. La terapia con CRESTOR® también debe ser transitoriamente discontinuada en cualquier paciente que presente una condición aguda, seria, indicativa de miopatía o con predisposición al desarrollo de insuficiencia renal debida a rabdomiólisis (por ejemplo, sepsis, hipotensión, deshidratación, cirugía mayor, trauma, trastornos metabólicos, endócrinos y electrolíticos severos, o convulsiones no controladas). Se debe advertir a los pacientes que informen de inmediato el dolor, la sensibilidad o la debilidad muscular inexplicable, particularmente si está acompañado por malestar o fiebre. Se han notificado casos raros de miopatía inmune mediada necrotizante (IMNM), una miopatía autoinmune, asociados con el uso de estatinas. La IMNM se caracteriza por: debilidad muscular proximal y elevada creatina quinasa sérica, que persisten a pesar de la interrupción del tratamiento con estatinas. La biopsia muscular muestra miopatía necrotizante sin inflamación significativa, mejora con agentes inmunosupresores. Todos los pacientes deben ser advertidos de informar de inmediato a su médico de dolor muscular inexplicable, sensibilidad, o debilidad, particularmente si se acompaña de fiebre y malestar o si los signos y síntomas musculares persisten después de discontinuar CRESTOR®. Anormalidades en las enzimas hepáticas: Se recomienda que las pruebas de enzimas hepáticas se realicen antes del inicio del tratamiento con CRESTOR®, y si aparecen signos o síntomas de daño hepático. Se han informado aumentos en las transaminasas séricas [AST (SGOT) o ALT (SGPT)] con los inhibidores de la HMG-CoA reductasa, incluyendo CRESTOR®. En la mayoría de los casos, las elevaciones fueron transitorias y se resolvieron o mejoraron con la terapia continua o después de una breve interrupción en la terapia. Hubo dos casos de ictericia, en los que no se pudo determinar una relación con la terapia de CRESTOR®, los cuales se resolvieron después de la discontinuación de la terapia. No hubo casos de insuficiencia hepática o enfermedad hepática irreversible en los estudios clínicos. En un análisis combinado de estudios controlados con placebo, los aumentos en las transaminasas séricas a > 3 veces el límite superior de los valores normales se produjeron en el 1,1% de los pacientes que tomaron CRESTOR® en comparación con el 0,5% de los pacientes tratados con placebo. Se reportaron casos raros postmarketing de falla hepática fatal y no fatal en pacientes que utilizan estatinas, incluyendo rosuvastatina. Si ocurren daños hepáticos serios con síntomas clínicos y/o hiperbilirrubinemia o ictericia durante el tratamiento con CRESTOR®, se debe interrumpir inmediatamente la terapia. Si no se encuentra una etiología alternativa, no reanudar la terapia con CRESTOR®. CRESTOR® se debe usar con precaución en pacientes que consumen cantidades sustanciales de alcohol y/o tienen antecedentes de enfermedad hepática crónica [ver Propiedades farmacodinámicas, Poblaciones Específicas/ Insuficiencia Hepática]. La enfermedad hepática activa, que puede incluir elevaciones persistentes inexplicables de transaminasas, son contraindicaciones para el uso de CRESTOR®. Anticoagulante Cumarínicos Concomitantes: Es necesario tener precaución cuando se administran anticoagulantes junto con CRESTOR® debido a la potenciación de los anticoagulantes tipo cumarina para prolongar el tiempo de protrombina/RIN. En los pacientes que toman anticoagulantes cumarínicos y CRESTOR® de manera concomitante, se debe determinar el RIN antes de iniciar el tratamiento con CRESTOR® y con una frecuencia suficiente durante los primeros tiempos de la terapia, a fin de asegurar que no se produzca una significativa alteración del RIN. Proteinuria y Hematuria: En el programa de estudios clínicos de CRESTOR®, se observó proteinuria positiva con tira reactiva y hematuria microscópica entre los pacientes tratados con CRESTOR®. Este hallazgo fue más frecuente en los pacientes que tomaban CRESTOR® 40 mg comparado con aquellos que tomaron menores dosis de CRESTOR® o con aquellos que tomaron otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, aunque por lo general estos eventos fueron transitorios y no se asociaron con el empeoramiento de la función renal. Si bien se desconoce la significancia clínica de este hallazgo, se debe considerar una reducción de la dosis en pacientes tratados con terapia de CRESTOR® con proteinuria y/o hematuria persistente inexplicable durante la evaluación rutinaria de orina. Efectos endócrinos: Se han reportado aumentos de los niveles de HbA1c y de glucosa sérica en ayunas con el uso de inhibidores de la HMG-CoA reductasa, incluyendo CRESTOR®. Basado en datos de ensayos clínicos con CRESTOR®, en algunos casos, estos aumentos pueden superar el umbral para el diagnóstico de la diabetes mellitus. Si bien los estudios clínicos han demostrado que CRESTOR® como droga única no reduce la concentración plasmática basal de cortisol ni deteriora la reserva adrenal, se debe tener cuidado si se administra CRESTOR® con drogas que pueden disminuir los niveles o la actividad de las hormonas esteroides endógenas tales como el ketoconazol, espironolactona y cimetidina. Uso en Poblaciones Específicas: Embarazo: Efectos teratogénicos: Categoría X. CRESTOR® está contraindicado en mujeres embarazadas o que pudieran quedar embarazadas. El colesterol y los triglicéridos séricos aumentan durante un embarazo normal, y los productos del colesterol son esenciales para el desarrollo fetal. La aterosclerosis es un proceso crónico, y la discontinuación de las drogas reductoras de lípidos durante el embarazo debe tener un impacto menor en los resultados a largo plazo de la terapia contra la hiperlipidemia primaria. No se han realizado estudios adecuados y bien controlados de CRESTOR® en mujeres embarazadas. Hubo informes esporádicos de anomalías congénitas luego de la exposición intrauterina a los inhibidores de la HMG-CoA reductasa. En una revisión de aproximadamente 100 embarazos seguidos en forma prospectiva en mujeres expuestas a otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, la incidencia de anomalías congénitas, abortos espontáneos y muerte fetal no excedió el porcentaje esperado en la población general. Sin embargo, este estudio sólo pudo excluir un riesgo entre tres y cuatro veces mayor de anomalías congénitas respecto de la incidencia general. En el 89% de estos casos, el tratamiento con la droga comenzó antes del embarazo y se suspendió durante el primer trimestre cuando se detectó el embarazo. Rosuvastatina atraviesa la placenta en ratas y conejos. En ratas, CRESTOR® no fue teratogénico en exposiciones sistémicas equivalentes a una dosis terapéutica humana de 40 mg/día. En 10-12 veces la dosis humana de 40 mg/día, se observó una supervivencia disminuida de las crías, disminución del peso corporal fetal entre crías hembras y un retraso en la osificación. En conejos, la viabilidad disminuyó y la mortalidad materna aumentó a dosis equivalentes a la dosis humana de 40 mg/día. CRESTOR® puede causar daño fetal cuando se administra a una mujer embarazada. Si la paciente queda embarazada mientras está siendo tratada con CRESTOR®, se deberá advertir sobre el riesgo potencial para el feto y la falta de beneficio clínico conocido con el uso continuo durante el embarazo. Lactancia: Se desconoce si la rosuvastatina es excretada en la leche humana, pero una pequeña cantidad de otras drogas de esta clase pasa a la leche materna. En ratas, las concentraciones de rosuvastatina en la lecha materna son tres veces mayores que los niveles en plasma; sin embargo, los niveles de fármaco en la leche materna en animales no reflejan con precisión los niveles de la leche materna humana. Dado que tienen el potencial de causar reacciones adversas serias en los lactantes, se les debe advertir a las mujeres que necesitan ser tratadas con CRESTOR® que no amamanten [ver Contraindicaciones]. Uso Pediátrico: La seguridad y eficacia de CRESTOR® en pacientes de 10 a 17 años de edad con hipercolesterolemia familiar heterocigota fueron evaluadas en un ensayo clínico controlado de 12 semanas de duración seguidas por 40 semanas de exposición abierta. Los pacientes tratados con 5 mg, 10 mg y 20 mg diarios de CRESTOR® tuvieron un perfil de eventos adversos en general similar al de los pacientes tratados con placebo [ver Reacciones Adversas]. Aunque no todas las reacciones adversas identificadas en la población adulta han sido observadas en ensayos clínicos en niños y pacientes adolescentes, se deben considerar las mismas advertencias y precauciones que en los adultos. No hubo efecto detectable de CRESTOR® sobre el crecimiento, el peso, el IMC (índice de masa corporal), o la maduración sexual en pacientes pediátricos (10 a 17 años de edad). A los adolescentes de sexo femenino se les debe aconsejar sobre los métodos anticonceptivos apropiados mientras se encuentren en tratamiento con CRESTOR® [ver Uso en Poblaciones Específicas]. CRESTOR® no ha sido estudiado en ensayos clínicos controlados involucrando pacientes prepúberes o en pacientes menores de 10 años de edad. Las dosis de CRESTOR® superiores a los 20 mg no han sido estudiadas en la población pediátrica. La experiencia en niños y adolescentes con hipercolesterolemia familiar homocigota se limita a ocho pacientes (de 8 años de edad y más). En un estudio de farmacocinética, 18 pacientes (9 niños y 9 niñas) de 10 a 17 años de edad con HF heterocigota recibieron dosis orales únicas y múltiples de CRESTOR®. Tanto Cmáx como AUC de rosuvastatina fueron similares a los valores observados en sujetos adultos a los que se les administraron las mismas dosis. Uso Geriátrico: De los 10.275 pacientes que participaron en estudios clínicos con CRESTOR®, 3.159 (31%) tenían 65 años de edad o más, y 698 (6,8%) tenían 75 años de edad o más. No se observaron diferencias generales en cuanto a la seguridad o la efectividad entre estos sujetos y los sujetos más jóvenes: Otra experiencia clínica informada no ha identificado diferencias en las respuestas entre pacientes geriátricos y pacientes más jóvenes, pero no se puede descartar una mayor sensibilidad de algunos individuos de edad avanzada. Los pacientes geriátricos tienen mayor riesgo de sufrir miopatías y CRESTOR® se debe prescribir con precaución a dichos pacientes. Insuficiencia Renal: La exposición a la rosuvastatina no se ve influenciada por el deterioro renal de leve a moderado (ClCr ≥ 30 mL/min/1,73 m2); sin embargo, la exposición a la rosuvastatina aumenta en grado clínicamente significativo en los pacientes con deterioro renal severo que no reciben hemodiálisis. La dosificación de CRESTOR® se debe ajustar en los pacientes con deterioro renal severo (ClCr < 30 mL/min/1,73 m2) que no requieren hemodiálisis. Insuficiencia Hepática: CRESTOR® está contraindicado en pacientes con enfermedad hepática activa, que puede incluir aumentos persistentes y sin explicación de los niveles de las transaminasas hepáticas. Se sabe que la enfermedad hepática crónica causada por alcohol aumenta la exposición a la rosuvastatina; CRESTOR® debe ser administrado con precaución en estos pacientes. Pacientes Asiáticos: Los estudios farmacocinéticos han demostrado un aumento aproximado de 2 veces en la exposición media a la rosuvastatina en sujetos asiáticos en comparación con los controles caucásicos. La dosificación de CRESTOR® se debe ajustar en los pacientes asiáticos.

Presentación.

CRESTOR® 5 mg: Envases con 28 comprimidos recubiertos; CRESTOR® 10 mg: Envases con 28 y 56 comprimidos recubiertos; CRESTOR® 20 mg: Envases con 28 comprimidos recubiertos.

Nota.

En caso de requerir mayor información, consultar la información para prescribir completa o bien contactar al Departamento Médico de AstraZeneca al 0800-333-1247.

Revisión.

Disposición ANMAT N° 0888/2017. Versión: 1.

Principios Activos de Crestor

Laboratorio que produce Crestor