AMAPOLI

BERNABO

Anticonceptivos hormonales para uso sistémico.

Composición.

Cada comprimido recubierto ocre (activo) contiene: Nomegestrol Acetato 2,50 mg, Estradiol (como Hemihidrato) 1,50 mg. Excipientes.

Indicaciones.

Anticoncepción hormonal oral.

Dosificación.

AMAPOLI debe tomarse diariamente durante 28 días consecutivos. El envase contiene 24 comprimidos ocre activos con los cuales se inicia la toma, continuando con 4 comprimidos blancos inactivos. Una vez terminado el envase, se comienza con el siguiente, sin interrupción alguna de la toma diaria de comprimidos e independientemente de la presencia o ausencia del sangrado. La metrorragia de privación comienza habitualmente en el segundo o tercer día después de la toma del último comprimido ocre y puede ocurrir que no haya finalizado antes de comenzar el siguiente envase de AMAPOLI. No hay datos disponibles en pacientes con disfunción renal, aunque es poco probable que esta afección afecte a la eliminación del acetato de Nomegestrol y del estradiol. Forma de Administración: Los comprimidos deben administrarse diariamente vía oral y con algo de líquido si es necesario, aproximadamente a la misma hora, independientemente de las comidas y en el orden indicado en el blíster. Para esto último se proporcionan adhesivos marcados con los siete días de la semana por lo que para facilitar la toma, la mujer deberá seleccionar el adhesivo correspondiente que comience con el día de inicio de la toma del comprimido y adherido en el blíster. Cómo empezar a tomar AMAPOLI: Sin uso previo, en el último mes, de anticonceptivos hormonales: se empezarán a tomar los comprimidos el primer día de la menstruación, es decir el primer día del ciclo menstrual de la mujer. En tal caso no es necesario que se tomen medidas anticonceptivas adicionales. Cambio de un anticonceptivo hormonal combinado (anticonceptivo oral combinado (AOC), anillo vaginal o parche transdérmico): la mujer podrá comenzar a tomar AMAPOLI preferentemente al día siguiente del último comprimido que contiene los principios activos de su AOC anterior (comprimido activo), o a más tardar, deberá comenzar al día siguiente del intervalo habitual sin comprimidos o con comprimidos de placebo de su AOC anterior. Para el caso que la mujer haya usado un anillo vaginal o un parche transdérmico, deberá empezar a tomar AMAPOLI preferentemente en el día de su retirada, o a más tardar cuando la siguiente aplicación hubiera tenido lugar. Cambio desde un método que contiene sólo progestágeno: (implante, inyectable, Anticonceptivo oral de dosis mínima o desde un dispositivo intrauterino (DIU) hormonal: AMAPOLI deberá iniciarse el día de la extracción del dispositivo intrauterino o del implante y administrarse, en el caso de un inyectable, el día que debiera aplicarse la siguiente inyección. Los comprimidos pueden cambiarse cualquier día y AMAPOLI deberá empezarse al día siguiente. En estas situaciones se instruirá a la mujer para que use además un método de barrera hasta que haya tomado durante siete días, los comprimidos ocre activos ininterrumpidamente. Luego de un aborto espontáneo en el primer trimestre: la mujer puede iniciar AMAPOLI inmediatamente, sin necesidad de medidas anticonceptivas adicionales. Luego de un aborto espontáneo en el segundo trimestre o del parto: comenzar con AMAPOLI entre el día 21 y el 28 después de un aborto espontáneo en el segundo trimestre o del parto. En el caso de comenzar posteriormente, deberá utilizar un método de barrera, hasta que haya cumplido la toma, durante siete días sin interrupciones, del comprimido ocre activo. Si la mujer ha tenido relaciones sexuales, hay que descartar que se haya producido un embarazo antes del inicio del uso del AOC, o bien esperar a tener su primera menstruación. Conducta ante el olvido de la toma de algún comprimido: (Estas recomendaciones se refieren sólo a comprimidos ocre activos olvidados). En caso de haber transcurrido menos de 12 horas desde que la mujer olvidó tomar cualquiera de los comprimidos activos, no se reduce la protección anticonceptiva. La mujer deberá tomar el comprimido apenas lo recuerde y luego continuará tomando los demás comprimidos a la hora habitual. En caso de haber transcurrido más de 12 horas desde que olvidó tomar cualquiera de los comprimidos activos, puede verse reducida la protección. Las siguientes normas básicas pueden guiar la conducta a seguir con los comprimidos olvidados. Es necesario la toma sin interrupciones del "comprimido ocre activo" durante siete días para conseguir la supresión adecuada del eje hipotalámico-hipofisario-ovárico. Mayor es el riesgo de embarazo a medida que se olviden más "comprimidos ocre activos" y cuanto más cerca se esté de la fase de los cuatro comprimidos blancos de placebo. Días 1 a 7: la mujer debe tomar el último comprimido olvidado apenas lo recuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. A partir de allí seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual. Además los siete días siguientes, debe utilizar un método de barrera, por ejemplo un preservativo. Debe plantearse la posibilidad de embarazo, si las relaciones sexuales tuvieron lugar dentro de los siete días anteriores. Día 8 a 17: la mujer debe tomar el último comprimido olvidado, ni bien lo recuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. Seguidamente, deberá tomar los comprimidos a la hora habitual. En el caso que la mujer haya tomado correctamente los comprimidos en los 7 días previos al comprimido olvidado, no será necesario establecer precauciones anticonceptivas adicionales. Sin embargo, si se ha olvidado más de un comprimido, se debe aconsejar a la mujer que tome precauciones adicionales durante siete días. Día 18 a 24: Ante la proximidad a la fase de comprimidos de placebo, el riesgo de disminución de la fiabilidad es inminente, aunque es posible evitar la disminución de la protección anticonceptiva, al ajustar el calendario de toma de comprimidos. Al cumplir con cualquiera de las dos siguientes opciones, no es necesaria la implementación de medidas anticonceptivas adicionales, siempre y cuando la mujer haya tomado correctamente todos los comprimidos en los siete días previos al primer comprimido olvidado. De lo contrario, deberá seguir sólo la primera opción y tomar medidas adicionales en los siete días siguientes. 1- La mujer debe tomar el último comprimido olvidado apenas se acuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. A partir de allí seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual, hasta que los comprimidos activos se hayan finalizado. Se debe desechar los cuatro comprimidos de placebo (blancos) y comenzar el siguiente envase blíster de inmediato. Es poco probable que la mujer tenga una metrorragia de privación hasta el fin de la sección de comprimidos activos, del segundo envase, pero puede sufrir oligometrorragia o metrorragia intermenstrual en los días que toma los comprimidos activos. 2- La mujer puede interrumpir la toma de comprimidos activos del envase blíster actual y a continuación deberá tomar comprimidos de placebo o inactivos durante un período de hasta cuatro días, incluyendo la cantidad de días en que se ha olvidado de tomar comprimidos. Seguidamente debe iniciar el siguiente blíster calendario. Debe plantearse la posibilidad de un embarazo, si la mujer se olvidó de tomar los comprimidos y, no presenta una metrorragia de privación en la fase de comprimidos de placebo. Ante el olvido de comprimidos blancos de placebo no se ve reducida la protección anticonceptiva, por lo que los comprimidos blancos de la última (4a) fila del blíster pueden no tenerse en cuenta. No obstante para evitar que se prolongue accidentalmente la fase de comprimidos placebo, deberán desecharse los comprimidos olvidados. Conducta en caso de trastornos digestivos: Ante alteraciones digestivas agudas (por ejemplo, diarrea o vómitos), la absorción de los principios activos puede verse afectada, no ser completa y deberían tomarse medidas anticonceptivas adicionales. En el caso de producirse vómitos en las tres o cuatro horas siguientes a la toma del comprimido ocre, se deberá tomar un comprimido nuevo, lo antes posible, preferentemente en las 12 horas siguientes a la hora habitual en que se toma el comprimido. Si transcurren más de 12 horas, se puede aplicar la misma recomendación que para el caso de olvidarse de tomar los comprimidos. Si la mujer desea mantener su calendario habitual de toma de comprimidos, deberá tomar el (los) comprimido(s) ocre adicionales de otro envase. Cómo retrasar un período o cambiar los períodos: Con el objetivo de retrasar un período, la mujer deberá seguir con otro blíster calendario de AMAPOLI, sin necesidad de tomar los comprimidos blancos de placebo del envase actual. La prolongación puede realizarse durante el tiempo que se desee, hasta que los comprimidos ocre activos del segundo blíster calendario, se terminen. La reanudación de la toma regular de AMAPOLI, se realizará después de haber tomado todos los comprimidos blancos de placebo del segundo blíster calendario. Durante la prolongación del período, la mujer puede tener metrorragia intermenstrual u para efectuar un cambio a un día de la semana diferente al que la mujer está habituada, con su esquema actual, se aconseja que acorte la fase con comprimidos blancos de placebo, hasta un máximo de cuatro dias. A menor intervalo, mayor es la posibilidad de que no tenga metrorragia de privación y pueda presentar metrorragia intermestrual y oligometrorragia durante la toma del siguiente blíster calendario.

Contraindicaciones.

Dado que no se dispone todavía de datos epidemiológicos con AOC que contienen estradiol, estos no deberán utilizarse en presencia de cualquiera de las afecciones que se mencionan a continuación. Las contraindicaciones para los AOC que contienen estradiol se consideran también aplicables al uso de AMAPOLI. Se deberá interrumpir la toma de AMAPOLI, en caso de que cualquiera de las afecciones aparezca por primera vez durante su administración. Se desaconseja el uso de AMAPOLI en personas con síndrome de galactosemia o malabsorción a la lactosa, ya que esta formulación presenta dicho componente. Presencia o antecedentes de trombosis arterial (como infarto de miocardio) o afecciones prodrómicas (como ataque isquémico transitorio, angina de pecho). Presencia o antecedentes de accidente cerebrovascular. Antecedentes de migraña con síntomas neurológicos focales. Presencia de un factor de riesgo grave o de varios factores de riesgo de trombosis venosa o arterial, por ejemplo: diabetes mellitus con síntomas vasculares, hipertensión grave, dislipoproteinemia grave. Hemorragia vaginal no diagnosticada. Neoplasias malignas confirmadas o presuntas influenciadas por los esteroides sexuales (por ejemplo, de los órganos genitales o de las mamas). Presencia o antecedentes de tumores hepáticos (malignos o benignos). Predisposición hereditaria o adquirida de trombosis venosa o arterial (como resistencia de la proteína C activada (PCA), deficiencia de antitrombina III, deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína, la hiperhomocisteinemia, y anticuerpos antifosfolipídicos. Pancreatitis o antecedentes, si está relacionada con hipertrigliceridemia grave. Presencia o antecedentes de hepatopatía grave, mientras los valores de la función hepática no hayan vuelto a la normalidad.

Reacciones adversas.

A continuación se enumeran las reacciones adversas posiblemente relacionadas que se han notificado en las usuarias de AMAPOLI. Todas las reacciones adversas se enumeran por la clasificación de órganos y sistemas y la frecuencia: muy frecuentes (1/10), frecuentes (1/100 a 1/10), poco frecuentes (1/1.000 a 1/100) y raras (1/10.000 a 1/1 000). Trastornos del metabolismo y de la nutrición: Poco frecuentes: retención de líquidos, aumento del apetito. Raras disminución del apetito. Trastornos psiquiátricos: Frecuentes: Disminución de la libido, depresión, estado de ánimo depresivo, alteración del estado de ánimo. Raras: aumento de la libido. Trastornos del sistema nervioso: Frecuentes: cefalea, migraña. Raras: trastornos de la atención. Trastornos oculares: Raras: xeroftalmía, intolerancia a las lentes de contacto. Trastornos vasculares: poco frecuentes: sofocos. Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: náuseas. Poco frecuentes: distensión abdominal. Raras: xerostomía. Trastornos hepatobiliares: Poco frecuentes: aumento de las enzimas hepáticas. Raras: colelitiasis, colecistitis. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Muy Frecuente: acné. Poco frecuentes: seborrea, sequedad de la piel, prurito, alopecia, hiperhidrosis. Raras: cloasma, hipertricosis. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Poco frecuentes: sensación de pesadez. Trastornos del aparato reproductor y de la mama: Muy Frecuentes: metrorragia de privación anormal. Frecuentes: metrorragia, menorragia, dolor de mama, dolor pélvico. Poco frecuentes: sequedad vaginal, dispareunia, nódulos en la mama, síndrome premenstrual, hipomenorrea, hinchazón de las mamas, galactorrea, espasmos uterinos. Raras: olor vaginal, molestias vulvovaginales. Trastornos Generales y alteraciones en el lugar de administración: Poco frecuentes: irritabilidad, edema. Raras: hambre. Exploraciones complementarias: Frecuentes: aumento de peso. poco frecuentes: aumento de las enzimas hepáticas.

Advertencias.

Si se presentara alguna de las siguientes afecciones o factores de riesgo mencionados a continuación, las ventajas del uso de AMAPOLI, deberán sopesarse contra los posibles riesgos para cada mujer en concreto y se deberá hablar con ellas antes de que decida empezar a utilizar AMAPOLI. La mujer deberá consultar con su médico en caso de agravamiento, exacerbación o primera aparición de cualquiera de estas afecciones o factores de riesgo. El médico deberá decidir entonces, si debe interrumpirse el uso de AMAPOLI. Los datos que se presentan a continuación, se basan en los datos epidemiológicos obtenidos con anticonceptivos orales combinados (AOC) que contienen etinilestradiol. AMAPOLI contiene estradiol, como todavía no se dispone de datos epidemiológicos con AOC que contienen estradiol, las advertencias se consideran aplicables al uso de AMAPOLI. Trastornos circulatorios: El uso de cualquier AOC (incluido AMAPOLI) conlleva un aumento del riesgo de tromboembolia venosa (TEV), en comparación con su no uso. Durante el primer año que la mujer usa un anticonceptivo oral combinado por primera vez, el aumento de riesgo de TEV es máximo. Se ha demostrado a través de los estudios epidemiológicos que la incidencia de TEV en las mujeres sin factores de riesgo conocidos de esta afección que usan anticonceptivos orales asociados a estrógenos a dosis bajas ( < 50 mcg de Estradiol), tiene una variación desde aproximadamente 20 casos por 100.000 mujeres-años (en el caso de AOC que contienen levonorgestrel), hasta 40 casos por 100.000 mujeres-años (en el caso de AOC que contienen desogestrel/gestodeno). Esto se compara con 5 a 10 casos por 100.000 mujeres-año en las mujeres que no lo usan y 60 casos por 100.000 embarazos. En 1 a 2 % de los casos la TEV es mortal. Se desconoce como AMAPOLI, afecta a este riesgo en comparación con otros AOC. También se ha asociado en los estudios epidemiológicos, el uso de AOC con un aumento del riesgo de tromboembolia arterial (ataque isquémico transitorio, infarto de miocardio). La trombosis en otros vasos sanguíneos como por ejemplo: en las venas y arterias hepáticas, mesentéricas, renales, cerebrales o retinianas es sumamente excepcional en las usuarias de AOC. No hay consenso, acerca de si la ocurrencia de estos trastornos está asociada al uso de AOC. Los síntomas de trombosis venosa o arterial, o de un accidente cerebrovascular pueden ser los siguientes: Dolor de pierna unilateral, poco habitual y/o hinchazón, dolor precordial súbito e intenso, irradiado o no al brazo izquierdo; tos de inicio súbito, disnea súbita, cualquier cefalea inusual, intensa y prolongada, pérdida súbita parcial o completa de la visión, diplopía, habla dificultosa o afasia, colapso con o sin convulsión focal, vértigo, debilidad o entumecimiento muy marcado que afecta súbitamente un lado o a una parte del cuerpo, trastornos motores, abdomen agudo. El riesgo de episodios de tromboembolia venosa en las mujeres que utilizan AOC aumenta: al aumentar la edad - con los antecedentes familiares positivos (como caso TEV en hermanos o padres a una edad relativamente temprana). Si se sospecha una predisposición hereditaria, se deberá derivar a la paciente a un especialista que la aconseje antes de decidir sobre el uso de un anticonceptivo oral. Con un traumatismo grave, cualquier cirugía de las extremidades inferiores, una intervención quirúrgica mayor, inmovilización prolongada. En estos casos es aconsejable interrumpir el uso (en caso de cirugía prolongada por lo menos con un mes de anticipación) y no reanudarlo hasta dos semanas después de la movilización completa. Si no se ha interrumpido el uso de AOC por adelantado, deberá plantearse el tratamiento antitrombótico. No hay consenso acerca del posible papel de las venas varicosas y la tromboflebitis superficial en la aparición de la trombosis. El riesgo de un accidente cerebrovascular y de complicaciones tromboembólicas arteriales en las mujeres de AOC aumenta: al aumentar la edad, con el tabaquismo (más aumento del riesgo en las mujeres mayores de 35 años. Cuanto más se fuma y más edad tiene, mayor es el riesgo. Se debe recomendar que las mujeres mayores de 35 años no fumen con dislipoproteinemia, con hipertensión arterial, con migraña, con obesidad (índice de masa corporal superior a 30 kg/m2), con cardiopatías valvulares, con fibrilación auricular, con antecedentes familiares positivos Si se sospecha de una predisposición hereditaria, se deberá derivar a la paciente a un especialista que la aconseje sobre la decisión del uso de un anticonceptivo hormonal. Entre otras patologías que se han relacionado con acontecimientos circulatorios adversos se cuentan el Lupus Eritematoso sistémico, la diabetes mellitus, la enfermedad intestinal inflamatoria crónica (por ejemplo: enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa), enfermedad de células falciformes y el síndrome urémico hemolítico. Un aumento de la frecuencia o la intensidad de la migraña durante el uso de AOC (la cual puede ser prodrómica de un episodio cerebrovascular), puede ser motivo para interrumpir inmediatamente el uso de AMAPOLI. Debe tenerse en cuenta el mayor riesgo de tromboembolia en el puerperio. Se debe advertir a las usuarias de AOC, que consulten a su médico en caso de posibles síntomas de trombosis. El uso de AOC se debe interrumpir en caso de trombosis presunta o confirmada. Tumores: En algunos estudios epidemiológicos se ha comunicado sobre un aumento del riesgo de cáncer cervicouterino en las usuarias de AOC durante un tiempo prolongado ( > 5 años), a pesar de esto, sigue habiendo controversia acerca del grado en que esta observación es atribuíble a los efectos de confusión del comportamiento sexual y a otros factores, como el virus del papiloma humano (VPH). No se dispone de datos epidemiológicos acerca del riesgo del cáncer cervicouterino en las mujeres que utilizan AMAPOLI. El riesgo de cáncer de endometrio y de ovario, es menor con el uso de AOC a dosis más altas (50 mcg de etinilestradiol) queda por confirmar si esto también se aplica a los ACC que contienen estradiol. El riesgo relativo de diagnóstico de cáncer de mama en las mujeres que toman AOC es ligeramente más alto (RR = 1, 24) y éste exceso de riesgo desaparece gradualmente en el transcurso de los diez años, luego de la interrupción del uso de AOC. El exceso de casos en relación al riesgo total de cáncer de mama es bajo, en mujeres que toman o han tomado AOC, ya que este cáncer es raro en mujeres menores de 40 años. Además tienden a ser menos avanzados clínicamente, que los casos en las mujeres que no los han tomado. Raramente se ha comunicado la aparición de tumores hepáticos benignos y malignos, en las mujeres que toman AOC. Deberá plantearse la posibilidad de un tumor hepático, cuando en una mujer que toma AOC, se presentara un dolor abdominal superior agudo, aumento del tamaño del hígado o signos de hemorragia intraabdominal. Otras patologías: Puede presentarse un riesgo mayor de pancreatitis en mujeres con hipertrigliceridemia o antecedentes familiares que toman AOC. Se han comunicado aumentos pequeños de la presíón arterial en muchas mujeres que toman AOC, sin embargo, los aumentos clínicamente relevantes son muy infrecuentes. Aunque no se estableció una relación entre el uso de AOC y la hipertensión clínica, es prudente que el médico retire la toma de los comprimidos si se produce una hipertensión clínicamente significativa y sostenida, como así también se debe tratar la hipertensión. Si se llegara a valores normotensos con dicho tratamiento, el uso de AOC, si se considera apropiado, puede reanudarse. La pérdida auditiva relacionada con otosclerosis, herpes gestacional, la corea de Sydenham, el síndrome urémico hemolítico, la porfiria, el lupus eritematoso sistémico, la ictericia y/o prurito asociado a colestasis y la formación de cálculos biliares son patologías que se producen o se agravan tanto con el embarazo como con el uso de AOC; no obstante, la evidencia en relación con el uso de los AOC no es concluyente. Se debe tener en cuenta que los síntomas del angioedema pueden ser inducidos o exacerbados por los estrógenos exógenos en las mujeres con angioedema hereditario. Puede requerirse la suspensión del uso de AOC en trastornos agudos o crónicos de la función hepática, hasta que se normalicen los indicadores de la función hepática, y en casos de recurrencia de ictericia colestática que se haya producido por primera vez durante el embarazo o con el uso anterior de esteroides sexuales. No hay pruebas de la necesidad de modificar la pauta terapéutica en la mujeres diabéticas que usan AOC a dosis bajas (que contiene < 0,05 mg de etinilestradiol), aunque los AOC pueden tener un efecto sobre la resistencia periférica a la insulina y la tolerancia a la glucosa en mujeres sanas. A pesar de esto, se debe observar minuciosamente a las mujeres diabéticas mientras toman un AOC, especialmente durante los primeros meses de uso. Se ha relacionado con el uso de AOC, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y el empeoramiento de la depresión. Las mujeres con tendencia al cloasma deberán evitar la exposición al sol o a la radiación ultravioleta mientras toman AOC, ya que especialmente las mujeres con antecedentes de cloasma gravídico, en ocasiones, pueden desarrollar cloasma. No deben tomar este medicamento, las pacientes con intolerancia hereditaria a la galactosa, insuficiencia de lactosa de Lapp o problemas de absorción de glucosa o galactosa. Este producto contiene lactosa en su formulación. Debe obtenerse una anamnesis completa, descartar el embarazo, determinar la presión arterial y si está indicado clínicamente, debe hacerse una exploración física de acuerdo con las contraindicaciones y las advertencias, antes del inicio o reinicio del uso de un AOC. La usuaria deberá seguir los consejos e indicaciones que le dé su médico como así también, deberá leer atentamente el prospecto. La mujer debe ser advertida que el uso de anticonceptivos orales no protege contra la infección por el VIH (SIDA), ni contra otras enfermedades de transmisión sexual. La eficacia de los AOC puede verse afectada en caso de que la mujer se olvide de tomar los comprimidos, si hubiera trastornos digestivos durante la toma de comprimidos activos o con el uso concomitante de medicamentos. Control del ciclo: especialmente en los primeros meses de uso con todos los AOC puede producirse una metrorragia (oligometrorragia, metrorragia intermenstrual). Por consiguiente, la evaluación de cualquier hemorragia irregular solo es significativa después de un intervalo de adaptación de aproximadamente tres ciclos. El porcentaje de hemorragia intracíclica después de este periodo de adaptación varió entre el 15% y el 20%, en mujeres que usaron la asociación nomegestrol/estradiol. Deberán plantearse causas no hormonales, si las irregularidades persisten o se producen después de ciclos anteriormente regulares, estando indicada en estos casos, las medidas adecuadas de diagnóstico para excluir una neoplasia maligna o el embarazo. La duración de la metrorragia de privación en las mujeres que usan nomegestrol/estradiol es, en promedio, de 3 a 4 días, aunque también pueden notar la ausencia de la misma sin estar embarazadas. Si no hay metrorragia de privación y AMAPOLI se ha tomando según las instrucciones (Ver Dosificación), es poco probable que la mujer esté embarazada. pese a esto, debe descartarse el embarazo antes de continuar el uso de AMAPOLI. Población pediátrica: Se desconoce si la cantidad de estradiol en AMAPOLI es suficiente para mantener una concentración adecuada de estradiol en las adolescentes, especialmente para la acumulación de masa ósea.

Interacciones.

Los medicamentos inductores enzimáticos pueden causar metrorragia intermenstrual e incluso el fracaso del anticonceptivo. Primidona, fenitoína, fenobarbital, carbamazepina, rifampicina y medicamentos de presentación herbaria que contengan hipérico (Hierba de San Juan) son algunos ejemplos de principios activos que inducen las enzimas hepáticas y por consiguiente, tienen como resultado un aumento de la depuración de las hormonas sexuales. En menor grado inductor se incluyen: oxcarbamazepina, topiramato, felbamato y griseofulvina. El metabolismo hepático también puede verse afectado por los inhibidores de la proteasa del VIH con un potencial inductor (ritonavir y nelfinavir) y por los inhibidores no nucleosídicos de la retrotranscriptasa (nevirapina y efavirenz). Con las sustancias inductoras de las enzimas hepáticas debe utilizarse un método de barrera durante el tiempo de administración concomitante del medicamento y durante 28 días después de su interrupción. Deberá plantearse el uso de otro método anticonceptivo, en los casos de tratamiento prolongado con sustancias inductoras de las enzimas hepáticas. No se realizaron estudios de interacción de medicamentos con AMAPOLI, sin embargo, se han realizado varios estudios con rifampicina y ketoconazol, con una asociación de acetato de nomegestrol y estradiol, a dosis más altas en mujeres posmenopáusicas. EL uso concomitante de rifampicina disminuye el AUC del acetato de nomegestrol en un 95% y aumenta el AUC del estradiol en un 25%. El uso concomitante de ketoconazol no modifica el metabolismo del estradiol, en cambio, se observaron aumentos de la concentración máxima (85%) y del AUC (115%) del acetato de nomegestrol que no tuvieron relevancia clínica. Se esperan unas conclusiones parecidas en las mujeres de edad fértil. Efectos de AMAPOLI sobre otras drogas: debe prestarse atención especial a la interacción con lamotrigina. Interacción e influencia sobre pruebas de laboratorio: Algunos análisis de laboratorio como los valores Bioquímicos de las pruebas de función tiroidea, renal, suprarrenal y hepática, los niveles plasmáticos de las proteínas transportadoras, como la globulina que se fija a los corticoesteroides y las fracciones lípido/lipidoproteína, los valores de coagulación y fibrinólisis y los parámetros del metabolismo de los glucósidos, pueden verse afectados en sus resultados por el uso de esteroides anticonceptivos. Embarazo - Efectos teratogénicos: AMAPOLI no está indicado durante el embarazo, se deberá interrumpir la toma de AMAPOLI si se produce un embarazo durante su administración. En la mayoría de los estudios epidemiológicos, no se ha revelado ningún aumento del riesgo de defectos congénitos en los bebes nacidos de mujeres que tomaban AOC que contienen etinilestradiol, antes del embarazo, ni un efecto teratógeno, cuando estos anticonceptivos se tomaran de forma inadvertida al principio del embarazo. Los datos clínicos sobre un número limitado de embarazos de riesgo, no muestran reacciones adversas con la fórmula de este anticonceptivo sobre el feto o el recién nacido En los estudios en animales, se ha observado toxicidad reproductiva con la asociación de acetato de Nomegestrol y estradiol. Lactancia: A través de la leche materna pueden excretarse pequeñas cantidades de los esteroides anticonceptivos y/o de sus metabolitos, no obstante no hay pruebas de que esto tenga un efecto perjudicial en la salud del lactante. Los AOC pueden reducir la cantidad y cambiar la composición de la leche materna, por lo tanto no se debe recomendar el uso de AOC hasta que la madre en lactancia haya dejado de amamantar completamente al niño, por lo tanto que en estas situaciones se debe proponer un método anticonceptivo alternativo. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinarias: No se han realizado estudios de los efectos de AMAPOLI sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinarias. Sin embargo, en las mujeres que utilizan AOC, no se han observando efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

Presentación.

AMAPOLI envases con 1 blíster calendario con 28 comprimidos recubiertos (24 comprimidos recubiertos activos color ocre y 4 comprimidos recubiertos inactivos color blanco).

AMAPOLI

BERNABO

Anticonceptivos hormonales para uso sistémico.

Composición.

Cada comprimido recubierto ocre (activo) contiene: Nomegestrol Acetato 2,50 mg, Estradiol (como Hemihidrato) 1,50 mg. Excipientes.

Indicaciones.

Anticoncepción hormonal oral.

Dosificación.

AMAPOLI debe tomarse diariamente durante 28 días consecutivos. El envase contiene 24 comprimidos ocre activos con los cuales se inicia la toma, continuando con 4 comprimidos blancos inactivos. Una vez terminado el envase, se comienza con el siguiente, sin interrupción alguna de la toma diaria de comprimidos e independientemente de la presencia o ausencia del sangrado. La metrorragia de privación comienza habitualmente en el segundo o tercer día después de la toma del último comprimido ocre y puede ocurrir que no haya finalizado antes de comenzar el siguiente envase de AMAPOLI. No hay datos disponibles en pacientes con disfunción renal, aunque es poco probable que esta afección afecte a la eliminación del acetato de Nomegestrol y del estradiol. Forma de Administración: Los comprimidos deben administrarse diariamente vía oral y con algo de líquido si es necesario, aproximadamente a la misma hora, independientemente de las comidas y en el orden indicado en el blíster. Para esto último se proporcionan adhesivos marcados con los siete días de la semana por lo que para facilitar la toma, la mujer deberá seleccionar el adhesivo correspondiente que comience con el día de inicio de la toma del comprimido y adherido en el blíster. Cómo empezar a tomar AMAPOLI: Sin uso previo, en el último mes, de anticonceptivos hormonales: se empezarán a tomar los comprimidos el primer día de la menstruación, es decir el primer día del ciclo menstrual de la mujer. En tal caso no es necesario que se tomen medidas anticonceptivas adicionales. Cambio de un anticonceptivo hormonal combinado (anticonceptivo oral combinado (AOC), anillo vaginal o parche transdérmico): la mujer podrá comenzar a tomar AMAPOLI preferentemente al día siguiente del último comprimido que contiene los principios activos de su AOC anterior (comprimido activo), o a más tardar, deberá comenzar al día siguiente del intervalo habitual sin comprimidos o con comprimidos de placebo de su AOC anterior. Para el caso que la mujer haya usado un anillo vaginal o un parche transdérmico, deberá empezar a tomar AMAPOLI preferentemente en el día de su retirada, o a más tardar cuando la siguiente aplicación hubiera tenido lugar. Cambio desde un método que contiene sólo progestágeno: (implante, inyectable, Anticonceptivo oral de dosis mínima o desde un dispositivo intrauterino (DIU) hormonal: AMAPOLI deberá iniciarse el día de la extracción del dispositivo intrauterino o del implante y administrarse, en el caso de un inyectable, el día que debiera aplicarse la siguiente inyección. Los comprimidos pueden cambiarse cualquier día y AMAPOLI deberá empezarse al día siguiente. En estas situaciones se instruirá a la mujer para que use además un método de barrera hasta que haya tomado durante siete días, los comprimidos ocre activos ininterrumpidamente. Luego de un aborto espontáneo en el primer trimestre: la mujer puede iniciar AMAPOLI inmediatamente, sin necesidad de medidas anticonceptivas adicionales. Luego de un aborto espontáneo en el segundo trimestre o del parto: comenzar con AMAPOLI entre el día 21 y el 28 después de un aborto espontáneo en el segundo trimestre o del parto. En el caso de comenzar posteriormente, deberá utilizar un método de barrera, hasta que haya cumplido la toma, durante siete días sin interrupciones, del comprimido ocre activo. Si la mujer ha tenido relaciones sexuales, hay que descartar que se haya producido un embarazo antes del inicio del uso del AOC, o bien esperar a tener su primera menstruación. Conducta ante el olvido de la toma de algún comprimido: (Estas recomendaciones se refieren sólo a comprimidos ocre activos olvidados). En caso de haber transcurrido menos de 12 horas desde que la mujer olvidó tomar cualquiera de los comprimidos activos, no se reduce la protección anticonceptiva. La mujer deberá tomar el comprimido apenas lo recuerde y luego continuará tomando los demás comprimidos a la hora habitual. En caso de haber transcurrido más de 12 horas desde que olvidó tomar cualquiera de los comprimidos activos, puede verse reducida la protección. Las siguientes normas básicas pueden guiar la conducta a seguir con los comprimidos olvidados. Es necesario la toma sin interrupciones del "comprimido ocre activo" durante siete días para conseguir la supresión adecuada del eje hipotalámico-hipofisario-ovárico. Mayor es el riesgo de embarazo a medida que se olviden más "comprimidos ocre activos" y cuanto más cerca se esté de la fase de los cuatro comprimidos blancos de placebo. Días 1 a 7: la mujer debe tomar el último comprimido olvidado apenas lo recuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. A partir de allí seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual. Además los siete días siguientes, debe utilizar un método de barrera, por ejemplo un preservativo. Debe plantearse la posibilidad de embarazo, si las relaciones sexuales tuvieron lugar dentro de los siete días anteriores. Día 8 a 17: la mujer debe tomar el último comprimido olvidado, ni bien lo recuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. Seguidamente, deberá tomar los comprimidos a la hora habitual. En el caso que la mujer haya tomado correctamente los comprimidos en los 7 días previos al comprimido olvidado, no será necesario establecer precauciones anticonceptivas adicionales. Sin embargo, si se ha olvidado más de un comprimido, se debe aconsejar a la mujer que tome precauciones adicionales durante siete días. Día 18 a 24: Ante la proximidad a la fase de comprimidos de placebo, el riesgo de disminución de la fiabilidad es inminente, aunque es posible evitar la disminución de la protección anticonceptiva, al ajustar el calendario de toma de comprimidos. Al cumplir con cualquiera de las dos siguientes opciones, no es necesaria la implementación de medidas anticonceptivas adicionales, siempre y cuando la mujer haya tomado correctamente todos los comprimidos en los siete días previos al primer comprimido olvidado. De lo contrario, deberá seguir sólo la primera opción y tomar medidas adicionales en los siete días siguientes. 1- La mujer debe tomar el último comprimido olvidado apenas se acuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. A partir de allí seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual, hasta que los comprimidos activos se hayan finalizado. Se debe desechar los cuatro comprimidos de placebo (blancos) y comenzar el siguiente envase blíster de inmediato. Es poco probable que la mujer tenga una metrorragia de privación hasta el fin de la sección de comprimidos activos, del segundo envase, pero puede sufrir oligometrorragia o metrorragia intermenstrual en los días que toma los comprimidos activos. 2- La mujer puede interrumpir la toma de comprimidos activos del envase blíster actual y a continuación deberá tomar comprimidos de placebo o inactivos durante un período de hasta cuatro días, incluyendo la cantidad de días en que se ha olvidado de tomar comprimidos. Seguidamente debe iniciar el siguiente blíster calendario. Debe plantearse la posibilidad de un embarazo, si la mujer se olvidó de tomar los comprimidos y, no presenta una metrorragia de privación en la fase de comprimidos de placebo. Ante el olvido de comprimidos blancos de placebo no se ve reducida la protección anticonceptiva, por lo que los comprimidos blancos de la última (4a) fila del blíster pueden no tenerse en cuenta. No obstante para evitar que se prolongue accidentalmente la fase de comprimidos placebo, deberán desecharse los comprimidos olvidados. Conducta en caso de trastornos digestivos: Ante alteraciones digestivas agudas (por ejemplo, diarrea o vómitos), la absorción de los principios activos puede verse afectada, no ser completa y deberían tomarse medidas anticonceptivas adicionales. En el caso de producirse vómitos en las tres o cuatro horas siguientes a la toma del comprimido ocre, se deberá tomar un comprimido nuevo, lo antes posible, preferentemente en las 12 horas siguientes a la hora habitual en que se toma el comprimido. Si transcurren más de 12 horas, se puede aplicar la misma recomendación que para el caso de olvidarse de tomar los comprimidos. Si la mujer desea mantener su calendario habitual de toma de comprimidos, deberá tomar el (los) comprimido(s) ocre adicionales de otro envase. Cómo retrasar un período o cambiar los períodos: Con el objetivo de retrasar un período, la mujer deberá seguir con otro blíster calendario de AMAPOLI, sin necesidad de tomar los comprimidos blancos de placebo del envase actual. La prolongación puede realizarse durante el tiempo que se desee, hasta que los comprimidos ocre activos del segundo blíster calendario, se terminen. La reanudación de la toma regular de AMAPOLI, se realizará después de haber tomado todos los comprimidos blancos de placebo del segundo blíster calendario. Durante la prolongación del período, la mujer puede tener metrorragia intermenstrual u para efectuar un cambio a un día de la semana diferente al que la mujer está habituada, con su esquema actual, se aconseja que acorte la fase con comprimidos blancos de placebo, hasta un máximo de cuatro dias. A menor intervalo, mayor es la posibilidad de que no tenga metrorragia de privación y pueda presentar metrorragia intermestrual y oligometrorragia durante la toma del siguiente blíster calendario.

Contraindicaciones.

Dado que no se dispone todavía de datos epidemiológicos con AOC que contienen estradiol, estos no deberán utilizarse en presencia de cualquiera de las afecciones que se mencionan a continuación. Las contraindicaciones para los AOC que contienen estradiol se consideran también aplicables al uso de AMAPOLI. Se deberá interrumpir la toma de AMAPOLI, en caso de que cualquiera de las afecciones aparezca por primera vez durante su administración. Se desaconseja el uso de AMAPOLI en personas con síndrome de galactosemia o malabsorción a la lactosa, ya que esta formulación presenta dicho componente. Presencia o antecedentes de trombosis arterial (como infarto de miocardio) o afecciones prodrómicas (como ataque isquémico transitorio, angina de pecho). Presencia o antecedentes de accidente cerebrovascular. Antecedentes de migraña con síntomas neurológicos focales. Presencia de un factor de riesgo grave o de varios factores de riesgo de trombosis venosa o arterial, por ejemplo: diabetes mellitus con síntomas vasculares, hipertensión grave, dislipoproteinemia grave. Hemorragia vaginal no diagnosticada. Neoplasias malignas confirmadas o presuntas influenciadas por los esteroides sexuales (por ejemplo, de los órganos genitales o de las mamas). Presencia o antecedentes de tumores hepáticos (malignos o benignos). Predisposición hereditaria o adquirida de trombosis venosa o arterial (como resistencia de la proteína C activada (PCA), deficiencia de antitrombina III, deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína, la hiperhomocisteinemia, y anticuerpos antifosfolipídicos. Pancreatitis o antecedentes, si está relacionada con hipertrigliceridemia grave. Presencia o antecedentes de hepatopatía grave, mientras los valores de la función hepática no hayan vuelto a la normalidad.

Reacciones adversas.

A continuación se enumeran las reacciones adversas posiblemente relacionadas que se han notificado en las usuarias de AMAPOLI. Todas las reacciones adversas se enumeran por la clasificación de órganos y sistemas y la frecuencia: muy frecuentes (1/10), frecuentes (1/100 a 1/10), poco frecuentes (1/1.000 a 1/100) y raras (1/10.000 a 1/1 000). Trastornos del metabolismo y de la nutrición: Poco frecuentes: retención de líquidos, aumento del apetito. Raras disminución del apetito. Trastornos psiquiátricos: Frecuentes: Disminución de la libido, depresión, estado de ánimo depresivo, alteración del estado de ánimo. Raras: aumento de la libido. Trastornos del sistema nervioso: Frecuentes: cefalea, migraña. Raras: trastornos de la atención. Trastornos oculares: Raras: xeroftalmía, intolerancia a las lentes de contacto. Trastornos vasculares: poco frecuentes: sofocos. Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: náuseas. Poco frecuentes: distensión abdominal. Raras: xerostomía. Trastornos hepatobiliares: Poco frecuentes: aumento de las enzimas hepáticas. Raras: colelitiasis, colecistitis. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Muy Frecuente: acné. Poco frecuentes: seborrea, sequedad de la piel, prurito, alopecia, hiperhidrosis. Raras: cloasma, hipertricosis. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Poco frecuentes: sensación de pesadez. Trastornos del aparato reproductor y de la mama: Muy Frecuentes: metrorragia de privación anormal. Frecuentes: metrorragia, menorragia, dolor de mama, dolor pélvico. Poco frecuentes: sequedad vaginal, dispareunia, nódulos en la mama, síndrome premenstrual, hipomenorrea, hinchazón de las mamas, galactorrea, espasmos uterinos. Raras: olor vaginal, molestias vulvovaginales. Trastornos Generales y alteraciones en el lugar de administración: Poco frecuentes: irritabilidad, edema. Raras: hambre. Exploraciones complementarias: Frecuentes: aumento de peso. poco frecuentes: aumento de las enzimas hepáticas.

Advertencias.

Si se presentara alguna de las siguientes afecciones o factores de riesgo mencionados a continuación, las ventajas del uso de AMAPOLI, deberán sopesarse contra los posibles riesgos para cada mujer en concreto y se deberá hablar con ellas antes de que decida empezar a utilizar AMAPOLI. La mujer deberá consultar con su médico en caso de agravamiento, exacerbación o primera aparición de cualquiera de estas afecciones o factores de riesgo. El médico deberá decidir entonces, si debe interrumpirse el uso de AMAPOLI. Los datos que se presentan a continuación, se basan en los datos epidemiológicos obtenidos con anticonceptivos orales combinados (AOC) que contienen etinilestradiol. AMAPOLI contiene estradiol, como todavía no se dispone de datos epidemiológicos con AOC que contienen estradiol, las advertencias se consideran aplicables al uso de AMAPOLI. Trastornos circulatorios: El uso de cualquier AOC (incluido AMAPOLI) conlleva un aumento del riesgo de tromboembolia venosa (TEV), en comparación con su no uso. Durante el primer año que la mujer usa un anticonceptivo oral combinado por primera vez, el aumento de riesgo de TEV es máximo. Se ha demostrado a través de los estudios epidemiológicos que la incidencia de TEV en las mujeres sin factores de riesgo conocidos de esta afección que usan anticonceptivos orales asociados a estrógenos a dosis bajas ( < 50 mcg de Estradiol), tiene una variación desde aproximadamente 20 casos por 100.000 mujeres-años (en el caso de AOC que contienen levonorgestrel), hasta 40 casos por 100.000 mujeres-años (en el caso de AOC que contienen desogestrel/gestodeno). Esto se compara con 5 a 10 casos por 100.000 mujeres-año en las mujeres que no lo usan y 60 casos por 100.000 embarazos. En 1 a 2 % de los casos la TEV es mortal. Se desconoce como AMAPOLI, afecta a este riesgo en comparación con otros AOC. También se ha asociado en los estudios epidemiológicos, el uso de AOC con un aumento del riesgo de tromboembolia arterial (ataque isquémico transitorio, infarto de miocardio). La trombosis en otros vasos sanguíneos como por ejemplo: en las venas y arterias hepáticas, mesentéricas, renales, cerebrales o retinianas es sumamente excepcional en las usuarias de AOC. No hay consenso, acerca de si la ocurrencia de estos trastornos está asociada al uso de AOC. Los síntomas de trombosis venosa o arterial, o de un accidente cerebrovascular pueden ser los siguientes: Dolor de pierna unilateral, poco habitual y/o hinchazón, dolor precordial súbito e intenso, irradiado o no al brazo izquierdo; tos de inicio súbito, disnea súbita, cualquier cefalea inusual, intensa y prolongada, pérdida súbita parcial o completa de la visión, diplopía, habla dificultosa o afasia, colapso con o sin convulsión focal, vértigo, debilidad o entumecimiento muy marcado que afecta súbitamente un lado o a una parte del cuerpo, trastornos motores, abdomen agudo. El riesgo de episodios de tromboembolia venosa en las mujeres que utilizan AOC aumenta: al aumentar la edad - con los antecedentes familiares positivos (como caso TEV en hermanos o padres a una edad relativamente temprana). Si se sospecha una predisposición hereditaria, se deberá derivar a la paciente a un especialista que la aconseje antes de decidir sobre el uso de un anticonceptivo oral. Con un traumatismo grave, cualquier cirugía de las extremidades inferiores, una intervención quirúrgica mayor, inmovilización prolongada. En estos casos es aconsejable interrumpir el uso (en caso de cirugía prolongada por lo menos con un mes de anticipación) y no reanudarlo hasta dos semanas después de la movilización completa. Si no se ha interrumpido el uso de AOC por adelantado, deberá plantearse el tratamiento antitrombótico. No hay consenso acerca del posible papel de las venas varicosas y la tromboflebitis superficial en la aparición de la trombosis. El riesgo de un accidente cerebrovascular y de complicaciones tromboembólicas arteriales en las mujeres de AOC aumenta: al aumentar la edad, con el tabaquismo (más aumento del riesgo en las mujeres mayores de 35 años. Cuanto más se fuma y más edad tiene, mayor es el riesgo. Se debe recomendar que las mujeres mayores de 35 años no fumen con dislipoproteinemia, con hipertensión arterial, con migraña, con obesidad (índice de masa corporal superior a 30 kg/m2), con cardiopatías valvulares, con fibrilación auricular, con antecedentes familiares positivos Si se sospecha de una predisposición hereditaria, se deberá derivar a la paciente a un especialista que la aconseje sobre la decisión del uso de un anticonceptivo hormonal. Entre otras patologías que se han relacionado con acontecimientos circulatorios adversos se cuentan el Lupus Eritematoso sistémico, la diabetes mellitus, la enfermedad intestinal inflamatoria crónica (por ejemplo: enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa), enfermedad de células falciformes y el síndrome urémico hemolítico. Un aumento de la frecuencia o la intensidad de la migraña durante el uso de AOC (la cual puede ser prodrómica de un episodio cerebrovascular), puede ser motivo para interrumpir inmediatamente el uso de AMAPOLI. Debe tenerse en cuenta el mayor riesgo de tromboembolia en el puerperio. Se debe advertir a las usuarias de AOC, que consulten a su médico en caso de posibles síntomas de trombosis. El uso de AOC se debe interrumpir en caso de trombosis presunta o confirmada. Tumores: En algunos estudios epidemiológicos se ha comunicado sobre un aumento del riesgo de cáncer cervicouterino en las usuarias de AOC durante un tiempo prolongado ( > 5 años), a pesar de esto, sigue habiendo controversia acerca del grado en que esta observación es atribuíble a los efectos de confusión del comportamiento sexual y a otros factores, como el virus del papiloma humano (VPH). No se dispone de datos epidemiológicos acerca del riesgo del cáncer cervicouterino en las mujeres que utilizan AMAPOLI. El riesgo de cáncer de endometrio y de ovario, es menor con el uso de AOC a dosis más altas (50 mcg de etinilestradiol) queda por confirmar si esto también se aplica a los ACC que contienen estradiol. El riesgo relativo de diagnóstico de cáncer de mama en las mujeres que toman AOC es ligeramente más alto (RR = 1, 24) y éste exceso de riesgo desaparece gradualmente en el transcurso de los diez años, luego de la interrupción del uso de AOC. El exceso de casos en relación al riesgo total de cáncer de mama es bajo, en mujeres que toman o han tomado AOC, ya que este cáncer es raro en mujeres menores de 40 años. Además tienden a ser menos avanzados clínicamente, que los casos en las mujeres que no los han tomado. Raramente se ha comunicado la aparición de tumores hepáticos benignos y malignos, en las mujeres que toman AOC. Deberá plantearse la posibilidad de un tumor hepático, cuando en una mujer que toma AOC, se presentara un dolor abdominal superior agudo, aumento del tamaño del hígado o signos de hemorragia intraabdominal. Otras patologías: Puede presentarse un riesgo mayor de pancreatitis en mujeres con hipertrigliceridemia o antecedentes familiares que toman AOC. Se han comunicado aumentos pequeños de la presíón arterial en muchas mujeres que toman AOC, sin embargo, los aumentos clínicamente relevantes son muy infrecuentes. Aunque no se estableció una relación entre el uso de AOC y la hipertensión clínica, es prudente que el médico retire la toma de los comprimidos si se produce una hipertensión clínicamente significativa y sostenida, como así también se debe tratar la hipertensión. Si se llegara a valores normotensos con dicho tratamiento, el uso de AOC, si se considera apropiado, puede reanudarse. La pérdida auditiva relacionada con otosclerosis, herpes gestacional, la corea de Sydenham, el síndrome urémico hemolítico, la porfiria, el lupus eritematoso sistémico, la ictericia y/o prurito asociado a colestasis y la formación de cálculos biliares son patologías que se producen o se agravan tanto con el embarazo como con el uso de AOC; no obstante, la evidencia en relación con el uso de los AOC no es concluyente. Se debe tener en cuenta que los síntomas del angioedema pueden ser inducidos o exacerbados por los estrógenos exógenos en las mujeres con angioedema hereditario. Puede requerirse la suspensión del uso de AOC en trastornos agudos o crónicos de la función hepática, hasta que se normalicen los indicadores de la función hepática, y en casos de recurrencia de ictericia colestática que se haya producido por primera vez durante el embarazo o con el uso anterior de esteroides sexuales. No hay pruebas de la necesidad de modificar la pauta terapéutica en la mujeres diabéticas que usan AOC a dosis bajas (que contiene < 0,05 mg de etinilestradiol), aunque los AOC pueden tener un efecto sobre la resistencia periférica a la insulina y la tolerancia a la glucosa en mujeres sanas. A pesar de esto, se debe observar minuciosamente a las mujeres diabéticas mientras toman un AOC, especialmente durante los primeros meses de uso. Se ha relacionado con el uso de AOC, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y el empeoramiento de la depresión. Las mujeres con tendencia al cloasma deberán evitar la exposición al sol o a la radiación ultravioleta mientras toman AOC, ya que especialmente las mujeres con antecedentes de cloasma gravídico, en ocasiones, pueden desarrollar cloasma. No deben tomar este medicamento, las pacientes con intolerancia hereditaria a la galactosa, insuficiencia de lactosa de Lapp o problemas de absorción de glucosa o galactosa. Este producto contiene lactosa en su formulación. Debe obtenerse una anamnesis completa, descartar el embarazo, determinar la presión arterial y si está indicado clínicamente, debe hacerse una exploración física de acuerdo con las contraindicaciones y las advertencias, antes del inicio o reinicio del uso de un AOC. La usuaria deberá seguir los consejos e indicaciones que le dé su médico como así también, deberá leer atentamente el prospecto. La mujer debe ser advertida que el uso de anticonceptivos orales no protege contra la infección por el VIH (SIDA), ni contra otras enfermedades de transmisión sexual. La eficacia de los AOC puede verse afectada en caso de que la mujer se olvide de tomar los comprimidos, si hubiera trastornos digestivos durante la toma de comprimidos activos o con el uso concomitante de medicamentos. Control del ciclo: especialmente en los primeros meses de uso con todos los AOC puede producirse una metrorragia (oligometrorragia, metrorragia intermenstrual). Por consiguiente, la evaluación de cualquier hemorragia irregular solo es significativa después de un intervalo de adaptación de aproximadamente tres ciclos. El porcentaje de hemorragia intracíclica después de este periodo de adaptación varió entre el 15% y el 20%, en mujeres que usaron la asociación nomegestrol/estradiol. Deberán plantearse causas no hormonales, si las irregularidades persisten o se producen después de ciclos anteriormente regulares, estando indicada en estos casos, las medidas adecuadas de diagnóstico para excluir una neoplasia maligna o el embarazo. La duración de la metrorragia de privación en las mujeres que usan nomegestrol/estradiol es, en promedio, de 3 a 4 días, aunque también pueden notar la ausencia de la misma sin estar embarazadas. Si no hay metrorragia de privación y AMAPOLI se ha tomando según las instrucciones (Ver Dosificación), es poco probable que la mujer esté embarazada. pese a esto, debe descartarse el embarazo antes de continuar el uso de AMAPOLI. Población pediátrica: Se desconoce si la cantidad de estradiol en AMAPOLI es suficiente para mantener una concentración adecuada de estradiol en las adolescentes, especialmente para la acumulación de masa ósea.

Interacciones.

Los medicamentos inductores enzimáticos pueden causar metrorragia intermenstrual e incluso el fracaso del anticonceptivo. Primidona, fenitoína, fenobarbital, carbamazepina, rifampicina y medicamentos de presentación herbaria que contengan hipérico (Hierba de San Juan) son algunos ejemplos de principios activos que inducen las enzimas hepáticas y por consiguiente, tienen como resultado un aumento de la depuración de las hormonas sexuales. En menor grado inductor se incluyen: oxcarbamazepina, topiramato, felbamato y griseofulvina. El metabolismo hepático también puede verse afectado por los inhibidores de la proteasa del VIH con un potencial inductor (ritonavir y nelfinavir) y por los inhibidores no nucleosídicos de la retrotranscriptasa (nevirapina y efavirenz). Con las sustancias inductoras de las enzimas hepáticas debe utilizarse un método de barrera durante el tiempo de administración concomitante del medicamento y durante 28 días después de su interrupción. Deberá plantearse el uso de otro método anticonceptivo, en los casos de tratamiento prolongado con sustancias inductoras de las enzimas hepáticas. No se realizaron estudios de interacción de medicamentos con AMAPOLI, sin embargo, se han realizado varios estudios con rifampicina y ketoconazol, con una asociación de acetato de nomegestrol y estradiol, a dosis más altas en mujeres posmenopáusicas. EL uso concomitante de rifampicina disminuye el AUC del acetato de nomegestrol en un 95% y aumenta el AUC del estradiol en un 25%. El uso concomitante de ketoconazol no modifica el metabolismo del estradiol, en cambio, se observaron aumentos de la concentración máxima (85%) y del AUC (115%) del acetato de nomegestrol que no tuvieron relevancia clínica. Se esperan unas conclusiones parecidas en las mujeres de edad fértil. Efectos de AMAPOLI sobre otras drogas: debe prestarse atención especial a la interacción con lamotrigina. Interacción e influencia sobre pruebas de laboratorio: Algunos análisis de laboratorio como los valores Bioquímicos de las pruebas de función tiroidea, renal, suprarrenal y hepática, los niveles plasmáticos de las proteínas transportadoras, como la globulina que se fija a los corticoesteroides y las fracciones lípido/lipidoproteína, los valores de coagulación y fibrinólisis y los parámetros del metabolismo de los glucósidos, pueden verse afectados en sus resultados por el uso de esteroides anticonceptivos. Embarazo - Efectos teratogénicos: AMAPOLI no está indicado durante el embarazo, se deberá interrumpir la toma de AMAPOLI si se produce un embarazo durante su administración. En la mayoría de los estudios epidemiológicos, no se ha revelado ningún aumento del riesgo de defectos congénitos en los bebes nacidos de mujeres que tomaban AOC que contienen etinilestradiol, antes del embarazo, ni un efecto teratógeno, cuando estos anticonceptivos se tomaran de forma inadvertida al principio del embarazo. Los datos clínicos sobre un número limitado de embarazos de riesgo, no muestran reacciones adversas con la fórmula de este anticonceptivo sobre el feto o el recién nacido En los estudios en animales, se ha observado toxicidad reproductiva con la asociación de acetato de Nomegestrol y estradiol. Lactancia: A través de la leche materna pueden excretarse pequeñas cantidades de los esteroides anticonceptivos y/o de sus metabolitos, no obstante no hay pruebas de que esto tenga un efecto perjudicial en la salud del lactante. Los AOC pueden reducir la cantidad y cambiar la composición de la leche materna, por lo tanto no se debe recomendar el uso de AOC hasta que la madre en lactancia haya dejado de amamantar completamente al niño, por lo tanto que en estas situaciones se debe proponer un método anticonceptivo alternativo. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinarias: No se han realizado estudios de los efectos de AMAPOLI sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinarias. Sin embargo, en las mujeres que utilizan AOC, no se han observando efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

Presentación.

AMAPOLI envases con 1 blíster calendario con 28 comprimidos recubiertos (24 comprimidos recubiertos activos color ocre y 4 comprimidos recubiertos inactivos color blanco).

AMAPOLI

BERNABO

Anticonceptivos hormonales para uso sistémico.

Composición.

Cada comprimido recubierto ocre (activo) contiene: Nomegestrol Acetato 2,50 mg, Estradiol (como Hemihidrato) 1,50 mg. Excipientes.

Indicaciones.

Anticoncepción hormonal oral.

Dosificación.

AMAPOLI debe tomarse diariamente durante 28 días consecutivos. El envase contiene 24 comprimidos ocre activos con los cuales se inicia la toma, continuando con 4 comprimidos blancos inactivos. Una vez terminado el envase, se comienza con el siguiente, sin interrupción alguna de la toma diaria de comprimidos e independientemente de la presencia o ausencia del sangrado. La metrorragia de privación comienza habitualmente en el segundo o tercer día después de la toma del último comprimido ocre y puede ocurrir que no haya finalizado antes de comenzar el siguiente envase de AMAPOLI. No hay datos disponibles en pacientes con disfunción renal, aunque es poco probable que esta afección afecte a la eliminación del acetato de Nomegestrol y del estradiol. Forma de Administración: Los comprimidos deben administrarse diariamente vía oral y con algo de líquido si es necesario, aproximadamente a la misma hora, independientemente de las comidas y en el orden indicado en el blíster. Para esto último se proporcionan adhesivos marcados con los siete días de la semana por lo que para facilitar la toma, la mujer deberá seleccionar el adhesivo correspondiente que comience con el día de inicio de la toma del comprimido y adherido en el blíster. Cómo empezar a tomar AMAPOLI: Sin uso previo, en el último mes, de anticonceptivos hormonales: se empezarán a tomar los comprimidos el primer día de la menstruación, es decir el primer día del ciclo menstrual de la mujer. En tal caso no es necesario que se tomen medidas anticonceptivas adicionales. Cambio de un anticonceptivo hormonal combinado (anticonceptivo oral combinado (AOC), anillo vaginal o parche transdérmico): la mujer podrá comenzar a tomar AMAPOLI preferentemente al día siguiente del último comprimido que contiene los principios activos de su AOC anterior (comprimido activo), o a más tardar, deberá comenzar al día siguiente del intervalo habitual sin comprimidos o con comprimidos de placebo de su AOC anterior. Para el caso que la mujer haya usado un anillo vaginal o un parche transdérmico, deberá empezar a tomar AMAPOLI preferentemente en el día de su retirada, o a más tardar cuando la siguiente aplicación hubiera tenido lugar. Cambio desde un método que contiene sólo progestágeno: (implante, inyectable, Anticonceptivo oral de dosis mínima o desde un dispositivo intrauterino (DIU) hormonal: AMAPOLI deberá iniciarse el día de la extracción del dispositivo intrauterino o del implante y administrarse, en el caso de un inyectable, el día que debiera aplicarse la siguiente inyección. Los comprimidos pueden cambiarse cualquier día y AMAPOLI deberá empezarse al día siguiente. En estas situaciones se instruirá a la mujer para que use además un método de barrera hasta que haya tomado durante siete días, los comprimidos ocre activos ininterrumpidamente. Luego de un aborto espontáneo en el primer trimestre: la mujer puede iniciar AMAPOLI inmediatamente, sin necesidad de medidas anticonceptivas adicionales. Luego de un aborto espontáneo en el segundo trimestre o del parto: comenzar con AMAPOLI entre el día 21 y el 28 después de un aborto espontáneo en el segundo trimestre o del parto. En el caso de comenzar posteriormente, deberá utilizar un método de barrera, hasta que haya cumplido la toma, durante siete días sin interrupciones, del comprimido ocre activo. Si la mujer ha tenido relaciones sexuales, hay que descartar que se haya producido un embarazo antes del inicio del uso del AOC, o bien esperar a tener su primera menstruación. Conducta ante el olvido de la toma de algún comprimido: (Estas recomendaciones se refieren sólo a comprimidos ocre activos olvidados). En caso de haber transcurrido menos de 12 horas desde que la mujer olvidó tomar cualquiera de los comprimidos activos, no se reduce la protección anticonceptiva. La mujer deberá tomar el comprimido apenas lo recuerde y luego continuará tomando los demás comprimidos a la hora habitual. En caso de haber transcurrido más de 12 horas desde que olvidó tomar cualquiera de los comprimidos activos, puede verse reducida la protección. Las siguientes normas básicas pueden guiar la conducta a seguir con los comprimidos olvidados. Es necesario la toma sin interrupciones del "comprimido ocre activo" durante siete días para conseguir la supresión adecuada del eje hipotalámico-hipofisario-ovárico. Mayor es el riesgo de embarazo a medida que se olviden más "comprimidos ocre activos" y cuanto más cerca se esté de la fase de los cuatro comprimidos blancos de placebo. Días 1 a 7: la mujer debe tomar el último comprimido olvidado apenas lo recuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. A partir de allí seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual. Además los siete días siguientes, debe utilizar un método de barrera, por ejemplo un preservativo. Debe plantearse la posibilidad de embarazo, si las relaciones sexuales tuvieron lugar dentro de los siete días anteriores. Día 8 a 17: la mujer debe tomar el último comprimido olvidado, ni bien lo recuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. Seguidamente, deberá tomar los comprimidos a la hora habitual. En el caso que la mujer haya tomado correctamente los comprimidos en los 7 días previos al comprimido olvidado, no será necesario establecer precauciones anticonceptivas adicionales. Sin embargo, si se ha olvidado más de un comprimido, se debe aconsejar a la mujer que tome precauciones adicionales durante siete días. Día 18 a 24: Ante la proximidad a la fase de comprimidos de placebo, el riesgo de disminución de la fiabilidad es inminente, aunque es posible evitar la disminución de la protección anticonceptiva, al ajustar el calendario de toma de comprimidos. Al cumplir con cualquiera de las dos siguientes opciones, no es necesaria la implementación de medidas anticonceptivas adicionales, siempre y cuando la mujer haya tomado correctamente todos los comprimidos en los siete días previos al primer comprimido olvidado. De lo contrario, deberá seguir sólo la primera opción y tomar medidas adicionales en los siete días siguientes. 1- La mujer debe tomar el último comprimido olvidado apenas se acuerde, aunque esto signifique tomar dos comprimidos a la vez. A partir de allí seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual, hasta que los comprimidos activos se hayan finalizado. Se debe desechar los cuatro comprimidos de placebo (blancos) y comenzar el siguiente envase blíster de inmediato. Es poco probable que la mujer tenga una metrorragia de privación hasta el fin de la sección de comprimidos activos, del segundo envase, pero puede sufrir oligometrorragia o metrorragia intermenstrual en los días que toma los comprimidos activos. 2- La mujer puede interrumpir la toma de comprimidos activos del envase blíster actual y a continuación deberá tomar comprimidos de placebo o inactivos durante un período de hasta cuatro días, incluyendo la cantidad de días en que se ha olvidado de tomar comprimidos. Seguidamente debe iniciar el siguiente blíster calendario. Debe plantearse la posibilidad de un embarazo, si la mujer se olvidó de tomar los comprimidos y, no presenta una metrorragia de privación en la fase de comprimidos de placebo. Ante el olvido de comprimidos blancos de placebo no se ve reducida la protección anticonceptiva, por lo que los comprimidos blancos de la última (4a) fila del blíster pueden no tenerse en cuenta. No obstante para evitar que se prolongue accidentalmente la fase de comprimidos placebo, deberán desecharse los comprimidos olvidados. Conducta en caso de trastornos digestivos: Ante alteraciones digestivas agudas (por ejemplo, diarrea o vómitos), la absorción de los principios activos puede verse afectada, no ser completa y deberían tomarse medidas anticonceptivas adicionales. En el caso de producirse vómitos en las tres o cuatro horas siguientes a la toma del comprimido ocre, se deberá tomar un comprimido nuevo, lo antes posible, preferentemente en las 12 horas siguientes a la hora habitual en que se toma el comprimido. Si transcurren más de 12 horas, se puede aplicar la misma recomendación que para el caso de olvidarse de tomar los comprimidos. Si la mujer desea mantener su calendario habitual de toma de comprimidos, deberá tomar el (los) comprimido(s) ocre adicionales de otro envase. Cómo retrasar un período o cambiar los períodos: Con el objetivo de retrasar un período, la mujer deberá seguir con otro blíster calendario de AMAPOLI, sin necesidad de tomar los comprimidos blancos de placebo del envase actual. La prolongación puede realizarse durante el tiempo que se desee, hasta que los comprimidos ocre activos del segundo blíster calendario, se terminen. La reanudación de la toma regular de AMAPOLI, se realizará después de haber tomado todos los comprimidos blancos de placebo del segundo blíster calendario. Durante la prolongación del período, la mujer puede tener metrorragia intermenstrual u para efectuar un cambio a un día de la semana diferente al que la mujer está habituada, con su esquema actual, se aconseja que acorte la fase con comprimidos blancos de placebo, hasta un máximo de cuatro dias. A menor intervalo, mayor es la posibilidad de que no tenga metrorragia de privación y pueda presentar metrorragia intermestrual y oligometrorragia durante la toma del siguiente blíster calendario.

Contraindicaciones.

Dado que no se dispone todavía de datos epidemiológicos con AOC que contienen estradiol, estos no deberán utilizarse en presencia de cualquiera de las afecciones que se mencionan a continuación. Las contraindicaciones para los AOC que contienen estradiol se consideran también aplicables al uso de AMAPOLI. Se deberá interrumpir la toma de AMAPOLI, en caso de que cualquiera de las afecciones aparezca por primera vez durante su administración. Se desaconseja el uso de AMAPOLI en personas con síndrome de galactosemia o malabsorción a la lactosa, ya que esta formulación presenta dicho componente. Presencia o antecedentes de trombosis arterial (como infarto de miocardio) o afecciones prodrómicas (como ataque isquémico transitorio, angina de pecho). Presencia o antecedentes de accidente cerebrovascular. Antecedentes de migraña con síntomas neurológicos focales. Presencia de un factor de riesgo grave o de varios factores de riesgo de trombosis venosa o arterial, por ejemplo: diabetes mellitus con síntomas vasculares, hipertensión grave, dislipoproteinemia grave. Hemorragia vaginal no diagnosticada. Neoplasias malignas confirmadas o presuntas influenciadas por los esteroides sexuales (por ejemplo, de los órganos genitales o de las mamas). Presencia o antecedentes de tumores hepáticos (malignos o benignos). Predisposición hereditaria o adquirida de trombosis venosa o arterial (como resistencia de la proteína C activada (PCA), deficiencia de antitrombina III, deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína, la hiperhomocisteinemia, y anticuerpos antifosfolipídicos. Pancreatitis o antecedentes, si está relacionada con hipertrigliceridemia grave. Presencia o antecedentes de hepatopatía grave, mientras los valores de la función hepática no hayan vuelto a la normalidad.

Reacciones adversas.

A continuación se enumeran las reacciones adversas posiblemente relacionadas que se han notificado en las usuarias de AMAPOLI. Todas las reacciones adversas se enumeran por la clasificación de órganos y sistemas y la frecuencia: muy frecuentes (1/10), frecuentes (1/100 a 1/10), poco frecuentes (1/1.000 a 1/100) y raras (1/10.000 a 1/1 000). Trastornos del metabolismo y de la nutrición: Poco frecuentes: retención de líquidos, aumento del apetito. Raras disminución del apetito. Trastornos psiquiátricos: Frecuentes: Disminución de la libido, depresión, estado de ánimo depresivo, alteración del estado de ánimo. Raras: aumento de la libido. Trastornos del sistema nervioso: Frecuentes: cefalea, migraña. Raras: trastornos de la atención. Trastornos oculares: Raras: xeroftalmía, intolerancia a las lentes de contacto. Trastornos vasculares: poco frecuentes: sofocos. Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: náuseas. Poco frecuentes: distensión abdominal. Raras: xerostomía. Trastornos hepatobiliares: Poco frecuentes: aumento de las enzimas hepáticas. Raras: colelitiasis, colecistitis. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Muy Frecuente: acné. Poco frecuentes: seborrea, sequedad de la piel, prurito, alopecia, hiperhidrosis. Raras: cloasma, hipertricosis. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Poco frecuentes: sensación de pesadez. Trastornos del aparato reproductor y de la mama: Muy Frecuentes: metrorragia de privación anormal. Frecuentes: metrorragia, menorragia, dolor de mama, dolor pélvico. Poco frecuentes: sequedad vaginal, dispareunia, nódulos en la mama, síndrome premenstrual, hipomenorrea, hinchazón de las mamas, galactorrea, espasmos uterinos. Raras: olor vaginal, molestias vulvovaginales. Trastornos Generales y alteraciones en el lugar de administración: Poco frecuentes: irritabilidad, edema. Raras: hambre. Exploraciones complementarias: Frecuentes: aumento de peso. poco frecuentes: aumento de las enzimas hepáticas.

Advertencias.

Si se presentara alguna de las siguientes afecciones o factores de riesgo mencionados a continuación, las ventajas del uso de AMAPOLI, deberán sopesarse contra los posibles riesgos para cada mujer en concreto y se deberá hablar con ellas antes de que decida empezar a utilizar AMAPOLI. La mujer deberá consultar con su médico en caso de agravamiento, exacerbación o primera aparición de cualquiera de estas afecciones o factores de riesgo. El médico deberá decidir entonces, si debe interrumpirse el uso de AMAPOLI. Los datos que se presentan a continuación, se basan en los datos epidemiológicos obtenidos con anticonceptivos orales combinados (AOC) que contienen etinilestradiol. AMAPOLI contiene estradiol, como todavía no se dispone de datos epidemiológicos con AOC que contienen estradiol, las advertencias se consideran aplicables al uso de AMAPOLI. Trastornos circulatorios: El uso de cualquier AOC (incluido AMAPOLI) conlleva un aumento del riesgo de tromboembolia venosa (TEV), en comparación con su no uso. Durante el primer año que la mujer usa un anticonceptivo oral combinado por primera vez, el aumento de riesgo de TEV es máximo. Se ha demostrado a través de los estudios epidemiológicos que la incidencia de TEV en las mujeres sin factores de riesgo conocidos de esta afección que usan anticonceptivos orales asociados a estrógenos a dosis bajas ( < 50 mcg de Estradiol), tiene una variación desde aproximadamente 20 casos por 100.000 mujeres-años (en el caso de AOC que contienen levonorgestrel), hasta 40 casos por 100.000 mujeres-años (en el caso de AOC que contienen desogestrel/gestodeno). Esto se compara con 5 a 10 casos por 100.000 mujeres-año en las mujeres que no lo usan y 60 casos por 100.000 embarazos. En 1 a 2 % de los casos la TEV es mortal. Se desconoce como AMAPOLI, afecta a este riesgo en comparación con otros AOC. También se ha asociado en los estudios epidemiológicos, el uso de AOC con un aumento del riesgo de tromboembolia arterial (ataque isquémico transitorio, infarto de miocardio). La trombosis en otros vasos sanguíneos como por ejemplo: en las venas y arterias hepáticas, mesentéricas, renales, cerebrales o retinianas es sumamente excepcional en las usuarias de AOC. No hay consenso, acerca de si la ocurrencia de estos trastornos está asociada al uso de AOC. Los síntomas de trombosis venosa o arterial, o de un accidente cerebrovascular pueden ser los siguientes: Dolor de pierna unilateral, poco habitual y/o hinchazón, dolor precordial súbito e intenso, irradiado o no al brazo izquierdo; tos de inicio súbito, disnea súbita, cualquier cefalea inusual, intensa y prolongada, pérdida súbita parcial o completa de la visión, diplopía, habla dificultosa o afasia, colapso con o sin convulsión focal, vértigo, debilidad o entumecimiento muy marcado que afecta súbitamente un lado o a una parte del cuerpo, trastornos motores, abdomen agudo. El riesgo de episodios de tromboembolia venosa en las mujeres que utilizan AOC aumenta: al aumentar la edad - con los antecedentes familiares positivos (como caso TEV en hermanos o padres a una edad relativamente temprana). Si se sospecha una predisposición hereditaria, se deberá derivar a la paciente a un especialista que la aconseje antes de decidir sobre el uso de un anticonceptivo oral. Con un traumatismo grave, cualquier cirugía de las extremidades inferiores, una intervención quirúrgica mayor, inmovilización prolongada. En estos casos es aconsejable interrumpir el uso (en caso de cirugía prolongada por lo menos con un mes de anticipación) y no reanudarlo hasta dos semanas después de la movilización completa. Si no se ha interrumpido el uso de AOC por adelantado, deberá plantearse el tratamiento antitrombótico. No hay consenso acerca del posible papel de las venas varicosas y la tromboflebitis superficial en la aparición de la trombosis. El riesgo de un accidente cerebrovascular y de complicaciones tromboembólicas arteriales en las mujeres de AOC aumenta: al aumentar la edad, con el tabaquismo (más aumento del riesgo en las mujeres mayores de 35 años. Cuanto más se fuma y más edad tiene, mayor es el riesgo. Se debe recomendar que las mujeres mayores de 35 años no fumen con dislipoproteinemia, con hipertensión arterial, con migraña, con obesidad (índice de masa corporal superior a 30 kg/m2), con cardiopatías valvulares, con fibrilación auricular, con antecedentes familiares positivos Si se sospecha de una predisposición hereditaria, se deberá derivar a la paciente a un especialista que la aconseje sobre la decisión del uso de un anticonceptivo hormonal. Entre otras patologías que se han relacionado con acontecimientos circulatorios adversos se cuentan el Lupus Eritematoso sistémico, la diabetes mellitus, la enfermedad intestinal inflamatoria crónica (por ejemplo: enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa), enfermedad de células falciformes y el síndrome urémico hemolítico. Un aumento de la frecuencia o la intensidad de la migraña durante el uso de AOC (la cual puede ser prodrómica de un episodio cerebrovascular), puede ser motivo para interrumpir inmediatamente el uso de AMAPOLI. Debe tenerse en cuenta el mayor riesgo de tromboembolia en el puerperio. Se debe advertir a las usuarias de AOC, que consulten a su médico en caso de posibles síntomas de trombosis. El uso de AOC se debe interrumpir en caso de trombosis presunta o confirmada. Tumores: En algunos estudios epidemiológicos se ha comunicado sobre un aumento del riesgo de cáncer cervicouterino en las usuarias de AOC durante un tiempo prolongado ( > 5 años), a pesar de esto, sigue habiendo controversia acerca del grado en que esta observación es atribuíble a los efectos de confusión del comportamiento sexual y a otros factores, como el virus del papiloma humano (VPH). No se dispone de datos epidemiológicos acerca del riesgo del cáncer cervicouterino en las mujeres que utilizan AMAPOLI. El riesgo de cáncer de endometrio y de ovario, es menor con el uso de AOC a dosis más altas (50 mcg de etinilestradiol) queda por confirmar si esto también se aplica a los ACC que contienen estradiol. El riesgo relativo de diagnóstico de cáncer de mama en las mujeres que toman AOC es ligeramente más alto (RR = 1, 24) y éste exceso de riesgo desaparece gradualmente en el transcurso de los diez años, luego de la interrupción del uso de AOC. El exceso de casos en relación al riesgo total de cáncer de mama es bajo, en mujeres que toman o han tomado AOC, ya que este cáncer es raro en mujeres menores de 40 años. Además tienden a ser menos avanzados clínicamente, que los casos en las mujeres que no los han tomado. Raramente se ha comunicado la aparición de tumores hepáticos benignos y malignos, en las mujeres que toman AOC. Deberá plantearse la posibilidad de un tumor hepático, cuando en una mujer que toma AOC, se presentara un dolor abdominal superior agudo, aumento del tamaño del hígado o signos de hemorragia intraabdominal. Otras patologías: Puede presentarse un riesgo mayor de pancreatitis en mujeres con hipertrigliceridemia o antecedentes familiares que toman AOC. Se han comunicado aumentos pequeños de la presíón arterial en muchas mujeres que toman AOC, sin embargo, los aumentos clínicamente relevantes son muy infrecuentes. Aunque no se estableció una relación entre el uso de AOC y la hipertensión clínica, es prudente que el médico retire la toma de los comprimidos si se produce una hipertensión clínicamente significativa y sostenida, como así también se debe tratar la hipertensión. Si se llegara a valores normotensos con dicho tratamiento, el uso de AOC, si se considera apropiado, puede reanudarse. La pérdida auditiva relacionada con otosclerosis, herpes gestacional, la corea de Sydenham, el síndrome urémico hemolítico, la porfiria, el lupus eritematoso sistémico, la ictericia y/o prurito asociado a colestasis y la formación de cálculos biliares son patologías que se producen o se agravan tanto con el embarazo como con el uso de AOC; no obstante, la evidencia en relación con el uso de los AOC no es concluyente. Se debe tener en cuenta que los síntomas del angioedema pueden ser inducidos o exacerbados por los estrógenos exógenos en las mujeres con angioedema hereditario. Puede requerirse la suspensión del uso de AOC en trastornos agudos o crónicos de la función hepática, hasta que se normalicen los indicadores de la función hepática, y en casos de recurrencia de ictericia colestática que se haya producido por primera vez durante el embarazo o con el uso anterior de esteroides sexuales. No hay pruebas de la necesidad de modificar la pauta terapéutica en la mujeres diabéticas que usan AOC a dosis bajas (que contiene < 0,05 mg de etinilestradiol), aunque los AOC pueden tener un efecto sobre la resistencia periférica a la insulina y la tolerancia a la glucosa en mujeres sanas. A pesar de esto, se debe observar minuciosamente a las mujeres diabéticas mientras toman un AOC, especialmente durante los primeros meses de uso. Se ha relacionado con el uso de AOC, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y el empeoramiento de la depresión. Las mujeres con tendencia al cloasma deberán evitar la exposición al sol o a la radiación ultravioleta mientras toman AOC, ya que especialmente las mujeres con antecedentes de cloasma gravídico, en ocasiones, pueden desarrollar cloasma. No deben tomar este medicamento, las pacientes con intolerancia hereditaria a la galactosa, insuficiencia de lactosa de Lapp o problemas de absorción de glucosa o galactosa. Este producto contiene lactosa en su formulación. Debe obtenerse una anamnesis completa, descartar el embarazo, determinar la presión arterial y si está indicado clínicamente, debe hacerse una exploración física de acuerdo con las contraindicaciones y las advertencias, antes del inicio o reinicio del uso de un AOC. La usuaria deberá seguir los consejos e indicaciones que le dé su médico como así también, deberá leer atentamente el prospecto. La mujer debe ser advertida que el uso de anticonceptivos orales no protege contra la infección por el VIH (SIDA), ni contra otras enfermedades de transmisión sexual. La eficacia de los AOC puede verse afectada en caso de que la mujer se olvide de tomar los comprimidos, si hubiera trastornos digestivos durante la toma de comprimidos activos o con el uso concomitante de medicamentos. Control del ciclo: especialmente en los primeros meses de uso con todos los AOC puede producirse una metrorragia (oligometrorragia, metrorragia intermenstrual). Por consiguiente, la evaluación de cualquier hemorragia irregular solo es significativa después de un intervalo de adaptación de aproximadamente tres ciclos. El porcentaje de hemorragia intracíclica después de este periodo de adaptación varió entre el 15% y el 20%, en mujeres que usaron la asociación nomegestrol/estradiol. Deberán plantearse causas no hormonales, si las irregularidades persisten o se producen después de ciclos anteriormente regulares, estando indicada en estos casos, las medidas adecuadas de diagnóstico para excluir una neoplasia maligna o el embarazo. La duración de la metrorragia de privación en las mujeres que usan nomegestrol/estradiol es, en promedio, de 3 a 4 días, aunque también pueden notar la ausencia de la misma sin estar embarazadas. Si no hay metrorragia de privación y AMAPOLI se ha tomando según las instrucciones (Ver Dosificación), es poco probable que la mujer esté embarazada. pese a esto, debe descartarse el embarazo antes de continuar el uso de AMAPOLI. Población pediátrica: Se desconoce si la cantidad de estradiol en AMAPOLI es suficiente para mantener una concentración adecuada de estradiol en las adolescentes, especialmente para la acumulación de masa ósea.

Interacciones.

Los medicamentos inductores enzimáticos pueden causar metrorragia intermenstrual e incluso el fracaso del anticonceptivo. Primidona, fenitoína, fenobarbital, carbamazepina, rifampicina y medicamentos de presentación herbaria que contengan hipérico (Hierba de San Juan) son algunos ejemplos de principios activos que inducen las enzimas hepáticas y por consiguiente, tienen como resultado un aumento de la depuración de las hormonas sexuales. En menor grado inductor se incluyen: oxcarbamazepina, topiramato, felbamato y griseofulvina. El metabolismo hepático también puede verse afectado por los inhibidores de la proteasa del VIH con un potencial inductor (ritonavir y nelfinavir) y por los inhibidores no nucleosídicos de la retrotranscriptasa (nevirapina y efavirenz). Con las sustancias inductoras de las enzimas hepáticas debe utilizarse un método de barrera durante el tiempo de administración concomitante del medicamento y durante 28 días después de su interrupción. Deberá plantearse el uso de otro método anticonceptivo, en los casos de tratamiento prolongado con sustancias inductoras de las enzimas hepáticas. No se realizaron estudios de interacción de medicamentos con AMAPOLI, sin embargo, se han realizado varios estudios con rifampicina y ketoconazol, con una asociación de acetato de nomegestrol y estradiol, a dosis más altas en mujeres posmenopáusicas. EL uso concomitante de rifampicina disminuye el AUC del acetato de nomegestrol en un 95% y aumenta el AUC del estradiol en un 25%. El uso concomitante de ketoconazol no modifica el metabolismo del estradiol, en cambio, se observaron aumentos de la concentración máxima (85%) y del AUC (115%) del acetato de nomegestrol que no tuvieron relevancia clínica. Se esperan unas conclusiones parecidas en las mujeres de edad fértil. Efectos de AMAPOLI sobre otras drogas: debe prestarse atención especial a la interacción con lamotrigina. Interacción e influencia sobre pruebas de laboratorio: Algunos análisis de laboratorio como los valores Bioquímicos de las pruebas de función tiroidea, renal, suprarrenal y hepática, los niveles plasmáticos de las proteínas transportadoras, como la globulina que se fija a los corticoesteroides y las fracciones lípido/lipidoproteína, los valores de coagulación y fibrinólisis y los parámetros del metabolismo de los glucósidos, pueden verse afectados en sus resultados por el uso de esteroides anticonceptivos. Embarazo - Efectos teratogénicos: AMAPOLI no está indicado durante el embarazo, se deberá interrumpir la toma de AMAPOLI si se produce un embarazo durante su administración. En la mayoría de los estudios epidemiológicos, no se ha revelado ningún aumento del riesgo de defectos congénitos en los bebes nacidos de mujeres que tomaban AOC que contienen etinilestradiol, antes del embarazo, ni un efecto teratógeno, cuando estos anticonceptivos se tomaran de forma inadvertida al principio del embarazo. Los datos clínicos sobre un número limitado de embarazos de riesgo, no muestran reacciones adversas con la fórmula de este anticonceptivo sobre el feto o el recién nacido En los estudios en animales, se ha observado toxicidad reproductiva con la asociación de acetato de Nomegestrol y estradiol. Lactancia: A través de la leche materna pueden excretarse pequeñas cantidades de los esteroides anticonceptivos y/o de sus metabolitos, no obstante no hay pruebas de que esto tenga un efecto perjudicial en la salud del lactante. Los AOC pueden reducir la cantidad y cambiar la composición de la leche materna, por lo tanto no se debe recomendar el uso de AOC hasta que la madre en lactancia haya dejado de amamantar completamente al niño, por lo tanto que en estas situaciones se debe proponer un método anticonceptivo alternativo. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinarias: No se han realizado estudios de los efectos de AMAPOLI sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinarias. Sin embargo, en las mujeres que utilizan AOC, no se han observando efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

Presentación.

AMAPOLI envases con 1 blíster calendario con 28 comprimidos recubiertos (24 comprimidos recubiertos activos color ocre y 4 comprimidos recubiertos inactivos color blanco).